Hola a todos y todas,

Lean cómo Roseanna Ellis, experta en EFT, trabaja con esta niña para solucionar un problema difícil.

De Roseanna Ellis

Querido Gary,

Me encanta trabajar con niños porque entienden los conceptos de EFT muy fácilmente y se recuperan de sus problemas mucho más rápidamente que los adultos. Me he dado cuenta de que aproximadamente el 90% de los problemas de mis clientes adultos tienen sus raíces en temores y traumas infantiles. Benditos sean los niños que crecen con el regalo de la sanación que ofrece EFT.

Estaba trabajando con un cliente cuando su hija se acercó y le preguntó si me dejaría tratar su dolor. El dijo que sí. Hablaba en una voz baja forzada, ya que se quejaba de dolor de garganta en un nivel de intensidad de 8 sobre 10. El dolor subía a 10 sobre 10 cuando se tocaba. Se quejó de su incapacidad de hablar y temía que su voz no volviera. Dijo que un amigo le estaba tirando una pelota dura y le golpeó el cuello sin querer. El cuello estaba rojo en el área de la nuez. Su segunda queja era dolor en la muñeca izquierda en un nivel de intensidad de 9 sobre 10 causado por un accidente de monopatín.

Utilizamos EFT para el problema de la muñeca primero. Al hacer tapping en la parte dolorosa dijo en voz baja: Aunque tenga este dolor de muñeca en un nivel 9, sigo siendo una niña maravillosa y elijo que el dolor se vaya. En un plazo de 10 minutos el dolor había bajado a un 2 sobre 10. Entonces presioné la muñeca suavemente y el dolor subió a un 6 sobre 10. Hicimos tapping mientras sujetaba la muñeca hasta que el dolor bajó a un 1 sobre 10.

Decidí trabajar con la garganta. Trabajamos en el temor que ella valoró como un 10.

Aunque tengo mucho miedo de que no se me mejore la garganta…

Aunque tengo tanto miedo a que mi voz se quede así…

Aunque cada vez que me caía y me hacía daño en el pasado, mi cuerpo siempre se curaba, esta vez tengo miedo de que mi garganta no se cure.

Después de cerca de 5 minutos de tapping, su miedo bajó a un 3 sobre 10. Le pregunté si tenía miedo de que la mano no se le curara. Se rió y dijo que no. Le expliqué que los músculos de la garganta podían estar contraídos y restringiendo el aire.

Hicimos tapping:

Aunque los músculos de mi cuello estén contraídos, elijo relajarlos ahora.

Aunque esté asustada por este dolor en el cuello, elijo estar bien ahora.

Aunque los músculos en la mano se han curado hasta un 1 sobre 10, elijo que mis músculos del cuello se curen también.

Para entonces tenía una audiencia de tres amigas que miraban. Cuando su voz volvió más fuerte todos la vitorearon. Dijo que la garganta ya no le dolía tanto pero cuando le toqué levemente la garganta el dolor aumentó. Así que seguimos haciendo tapping para que los músculos se relajaran. Al cabo de unos minutos pude tocar su garganta sin que le doliera y su voz era casi normal.

El tratamiento entero sólo había llevado 40 minutos. Pasé por su casa más tarde ese día para ver cómo estaba y la encontré charlando con su madre. Se sentía estupendamente. Qué alegría verla sonreír y no tener ningún temor. ¡Oye! ¡Me encanta este trabajo!

Cariños, Roseanna

Traducido por EZ