El acompañamiento telefónico: Lo que puede hacer por ti.

Si fuéramos a realizar una encuesta a los usuarios de EFT, probablemente descubriríamos que la mayoría de las personas que conocen y valoran este método lo usan principalmente cuando se enfrentan a una necesidad obvia, y no como parte de sus vidas cotidianas. Si tú eres una de esas personas, no te estás dando la oportunidad de experimentar el cambio completo. Un uso estratégico de EFT puede multiplicar el valor de esta técnica por mucho. En esta serie estaré recomendando un número de formas fáciles y con objetivos a cumplir. Hoy te quiero sugerir a usar lo que llamo “EFT y acompañamiento telefónico”.

Los beneficios que se obtienen del “acompañamiento” – el acompañamiento de personas con un estatus igual como con los miembros de un grupo – es muy bien conocido. El respaldo telefónico o el chequeo constante con otra persona en su programa de recuperación puede ser un componente esencial en tal programa. Aún menos conocido está el valor del acompañamiento telefónico con técnicas de autoayuda como EFT. Esto puede ser enormemente benéfico.

He estado recuperando algunos reportes muy interesantes sobre el acompañamiento telefónico en EFT que ahora se han ido formando en varias partes del mundo. Al utilizar este proceso, los usuarios de EFT mantienen citas (algunas veces en persona) telefónicas de una manera regular para mejorar sus usos respectivos en EFT. Los acompañantes que yo he escuchado parecen estar muy satisfechos con el resultado.

Así que, sugeriré algunas formas que puedes utilizar para realizar un acompañamiento telefónico y tener éxito.

PONIÉNDOSE EN CAMINO

Será importante para ti arreglar tu primera cita de EFT en una base experimental; de esa manera ninguno de ustedes estará comprometido a un plan que pueda resultar poco favorable para ti. Deberás seleccionar un compañero con quien pienses te sentirás cómodo para compartir tus sesiones de EFT así como también alguna información confidencial. Esta persona puede ser un amigo, una relación, un miembro de tu familia, una persona que hayas conocido en alguna conferencia de EFT, o alguien más. Sólo asegúrate de elegir a un compañero que ya sepa de EFT, o de no ser así, quien esté dispuesto de querer aprender de ello de una fuente confiable y que se sienta cómodo con el proceso antes de que ambos empiecen a trabajar juntos.

El plan será que tú y tu compañero se reúnan regularmente en el teléfono (o en persona si están en el vecindario o cerca de ahí) una o dos veces por semana, todos los días, o cualquier intervalo en el que se pongan de acuerdo. Mantén en mente que lo predecible es un componente esencial para tal plan. No debe ser un mal acuerdo. En lugar de decir “Encontrémonos alguna vez y hagamos EFT juntos” debes arreglar un día definido y una hora para tu primera cita. La Predicibilidad de tus sesiones de EFT es un componente importante del proceso e incrementará mucho tu éxito en ello.

Tu sesión inicial debe ser vista como un experimento. Durante ello estarán estableciendo juntos la estructura de las sesiones y obtendrán una idea de cómo cada uno de ustedes se acerca a EFT, y cada uno de ustedes decidirá si se encuentra cómodo trabajando en pareja. Es concebible que tú y tu compañero se encuentren mal emparejados en esta ocasión y este arreglo no trabajará para ustedes. Sin embargo este mismo plan puede trabajar excelentemente si los dos trabajan con compañeros diferentes.

Cada persona deberá traer a la sesión de EFT uno o dos problemas presentes que les gustaría trabajar utilizando EFT. Esto definitivamente no debe reflejar condiciones crónicas como una depresión muy larga o la inhabilidad de dejar la casa sin sentir pánico, etc. Usualmente toma una gran cantidad de habilidades y paciencia manejar problemas como estos y si una persona quiere ayuda para manejarlas el o ella deberá consultar a un terapista experto en EFT en lugar de tratar de obtener esta ayuda de un compañero. En su lugar, los problemas que se traigan a una sesión deberán ser de naturaleza inmediata, tal como una confrontación que uno haya tenido o espera tener con otra persona, una evaluación futura, cosas concernientes a las finanzas, etc.

Idealmente, cada compañero deberá ser capaz de trabajar en un problema propio durante la sesión.

Ocasionalmente sin embargo, alguno de los compañeros pudiera requerir de un mayor tiempo para manejar un problema difícil en particular y los dos deberán acordar reunirse por una sesión extra esa semana para poder darle al compañero la oportunidad de trabajar en su problema.

Aquí están mis sugerencias para mantener una sesión de acompañamiento en EFT. Me referiré a la persona que está realizando el tapping como el “EFTero”, y la persona que está jugando el rol del ayudador como el “Guía”. Los compañeros usualmente cambian de roles a la mitad de toda la sesión.

El rol de un “EFTero” es, por supuesto, familiar para la mayoría de Ustedes. Si no lo fuera así, puede ser fácilmente aprendido de Gary Craig o de otros materiales de entrenamiento. El rol del Guía, sin embargo, necesita ser aclarado.

La función principal del Guía es actuar como un apuntador para su compañero, recordándoles de ciertas cosas que pueden ser fácilmente olvidadas cuando uno está realizando EFT, y formular algunas preguntas que son algunas veces necesarias de tal manera que las sesiones de EFT puedan fluir suavemente y que puedan ser tan efectivas como sean posibles. Si se lleva a cabo con responsabilidad, el rol del Guía es uno muy valioso. Aquí están mis sugerencias para la persona que actúa como Guía:

1. Ten a la mano un lapicero para tomar notas durante el proceso de EFT. Estas notas pueden ser muy importantes.

2. Empieza ayudando a tu compañero a seleccionar un problema significativo para trabajar. Será muy útil si los ayudas a ser MUY ESPECÏFICOS para definir su problema. A pesar de que Gary Craig nos recuerda repetidamente la importancia de ser ESPECÎFICOS cuando hacemos EFT, encuentro que esto aún es una de las áreas más descuidadas en la práctica. Esto, creo, es porque la mente humana tiende a pensar en términos abstractos – nosotros naturalmente generalizamos en nuestros pensamientos y esto es una de nuestras más grandes fortalezas como especie. Sin embargo ¡no es una ventaja cuando hacemos EFT!

A lo largo de estas líneas, querrás preguntar enfocarte en preguntas para ayudar a tu compañero a ser más específico. Supongamos que tu compañero empieza su oración con, “A pesar de que estoy preocupado por mis finanzas…”, en ese punto, puedes gentilmente interrumpirlo y preguntarle, “¿Qué situación financiera específica (gastos, deudas, requerimientos, etc.) te preocupa HOY en día?” Esto ayudaría al EFTero a estrechar en una meta específica. Haciendo esto pueden aumentar enormemente la efectividad de las sesiones de EFT.

Le puedes sugerir a tu compañero que para la última parte de la frase puede utilizar una de las frases que vienen por default, “Me acepto profunda y completamente” o el Método de Elección (ve abajo) de las frases de default, “Elijo estar tranquilo y confiado”. Esta simple solución trabaja para varios problemas.

Si estás familiarizado con y regularmente utilizas el Método de Elección de EFT, puedes ser de gran ayuda a tu compañero en crear una positiva “Elección” para utilizar en la última parte de la frase de inicio, una que pueda reflejar el resultado deseado (la forma en la que idealmente les gustaría ser o sentirse en esa situación). Para informes sobre el Método de Elección, ve mi Elección en la sesión de entrenamiento de Gary Craig “EFT series especiales No.2”, o consulta mi Manual de Elecciones. Puedes encontrar mi información de contacto en mi lista de “EFT sección de maestros en la página de Gary.

Luego ESCRIBE la frase de tu compañero de tal manera que puedas referirte a ella más tarde si es necesario.

3. Recuérdale a tu compañero que le dé un valor de intensidad inicial, de tal forma que su progreso pueda se graficado. Si se siente incómodo con los valores numéricos (algunas personas encuentran esto difícil) entonces pídeles indicar su grado de preocupación de otra manera. Puedes ser muy creativo en sugerirle una manera más compatible de juzgar esto.

ESCRIBE el valor de intensidad inicial de tu compañero.

4. Conforme tu compañero hace tapping en su problema, tú estarás actuando como un apuntador en caso de que olviden sus propias frases de EFT durante el tapping (esto pasa con más frecuencia de lo que piensas) u olviden cuál punto viene después en la secuencia. Puede ser de mucha ayuda si gentilmente les recuerdas estas cosas.

Al final de cada ronda de tapping recuérdale a tu compañero retomar su valoración de intensidad. Guárdalo como parte del record.

5. Cuando tu compañero haya decidido que “terminaron” con esta sesión, si su intensidad no ha bajado a un “2” (preferentemente a un “1” o a un “0”) harás bien motivándolos a sacar lo mejor de la sesión y continuar con EFT hasta que su intensidad haya bajado lo más posible. Este consejo “ir por el premio mayor” como lo llamo, puede ser extremadamente valioso porque la mayoría de las personas tenderán renunciar tan pronto y se sientan mejor. Si su nivel de intensidad baja a un “4” o a un “5” cuando comenzó como un “9” o “10”, podrían pensar que ya lograron un magnifico resultado porque ahora parece que el problema es manejable. Sin embargo, la verdad es que si se mantienen, si siguen adelante con EFT en este punto, el problema no sólo será algo más claro, sino que se sentirán fantásticos, en lugar de sólo “bien”. Sugiero que pongas atención en la manera en la que Gary y otros practicantes altamente calificados insisten en que la persona que está trabajando, se mantenga haciendo EFT hasta que saque el mejor de los resultados de la sesión. En mi propia práctica clínica, siempre insisto que la persona con la que estoy trabajando se lleve el valor real y completo de una sesión de EFT, esto lo hago haciendo el tapping hasta que su nivel de intensidad haya disminuido mucho.

Aparte de las contribuciones que tú, actuando en el rol de Guía, puedes realizar en tu compañero, te motivaré a estudiar y volver a estudiar las muchas cintas de entrenamiento de EFT que están disponibles, para que obtengas más habilidades en este proceso. Aprender como ayudar a otros con EFT es una experiencia sin fin que puede resultar en grandes satisfacciones.

Espero que muchos de ustedes prueben el acompañamiento con otro usuario de EFT en practicar EFT juntos de manera regular, y si lo haces quizás quieras compartirme tus experiencias, de esa manera puedo reportar cualquier mejoría en la que hayas pensado, o cualquier problema que hayas enfrentado, en esta revista.

Patricia Carrington, PhD

Traducido por Angélica Abascal

<Indice< >Parte 2>