Nancy Morris entra en detalles sobre su cliente mujer, quien tiene miedo de pedir intimidad. Entre los consejos de Nancy estará, los «Hombres están ocupados disfrutando de nosotros; nosotras no necesitamos perder nuestro tiempo focalizando en nuestras imperfecciones.» He aquí muchas ideas útiles para las mujeres motivadas.

By Nancy A. Morris, EFT-ADV

Marie me contactó buscando ayuda con su habilidad para disfrutar del sexo. (Éstos no son sus nombres reales; esto se publica con el permiso del cliente.) Tiene 62 años y tiene un novio genial, Nick, ella está loca por el, quién realmente la enciende, pero ha sido incapaz de sentirse realmente realizada haciendo el amor. En nuestra primera sesión telefónica, Marie dijo que sólo había podido tener 3 orgasmos en 2 años y eso fue con un vibrador.

Marie dijo que se sentía «defectuosa», como una “tonta» y «patética» cuando se comparaba con otras mujeres, sobre todo por cómo ella imaginaba que eran las ex-novias de Nick. Marie realmente se estaba dando duro sobre esto, aunque dijo que tenía alta autoestima en otras áreas de su vida. Trabajamos en esta frase:

Aunque no puedo competir con otras mujeres en cuanto al sexo… la estimación de Marie de la verdad de esta declaración empezó en 9 de 10 y seguidamente se redujo a 7, 5, 3, y 0.

Para conseguir esta reducción, trabajamos a través de varios aspectos de sus sentimientos: (1) pensando que Nick la estaba comparando (ninguna evidencia de esto, sólo la preocupación de Marie); (2) que Marie es 7 años mayor que Nick; (3) no merecer ese grandioso novio.

Le pregunté a Marie que opinaba Nick sobre su edad y su punto de vista era que ella era afortunada de los hermosos pechos y el cuerpo que tenia, y entonces hicimos varias rondas de tapping sobre esto para recordarle que ESTO era lo que él pensaba, los otros pensamientos negativos eran suyos. Le recordé a Marie cómo, como mujeres, tendemos a escrutar nuestros cuerpos buscando sus fallas pero que la mayoría de los hombres se enfoca en las cosas que ellos disfrutan de nosotras… nuestras curvas, la suavidad de nuestra piel, nuestro olor, nuestros sonidos, etc.

Los hombres están ocupados disfrutándonos; nosotros no necesitamos perder tiempo en nuestras imperfecciones. Ella realmente parecía «captar» lo cierto de esta pérdida de energía cuando podría estar prestando atención a lo bien que se sentía en lugar de estar con sus pensamientos. Hicimos tapping con estas declaraciones positivas:” Él está disfrutando mi piel suave”, “Él ama mis piernas bien formadas”, “yo huelo muy bien para él”, “Él ama poner sus manos en mi cola redonda”, “mis pechos se sienten bien para él”, etc. Marie adoró cómo se sentía después de esta ronda.
Nuestra segunda sesión fue sólo una semana después y trabajamos en dos áreas específicas que Marie había develado durante nuestra primera conversación que yo pensé podrían estar causando algo de su problema para disfrutar plenamente del sexo. El primero era que ella dijo «yo no sé lo que quiero.» Mi experiencia me ha mostrado que a menudo nosotros (hombres y mujeres) nos decimos a nosotros mismos que no «sabemos lo que queremos» porque no sabemos COMO pedirlo y por ello tenemos MIEDO de preguntar. Nuestro miedo es tan fuerte que nos bloquea para admitir que tenemos algunas ideas al menos, sobre lo que podría gustarnos cuando hacemos el amor.
Le pregunté a Marie si ella sentía que Nick realmente quería complacerla. Ella dijo entusiastamente sí, él quiere hacerme definitivamente feliz en la cama, pero insistió en que ella no tenía ninguna idea lo que quería. Suavemente seguí en la dirección de preguntar sobre la masturbación y la habilidad de Marie de satisfacerse a si misma. Dado que ella sabia como darse un orgasmo, esto sólo da el sentido de que ella sabe realmente “qué funciona” y que simplemente es incapaz de ponerlo en las palabras.
Después de unas pocas preguntas más, Marie admitió que como ésta era la mejor relación que había tenido en su vida, tenía miedo de experimentar y estropear una cosa tan buena. Marie admitió que «yo no puedo pedir nada. Dejo que las cosas pasen y espero que resulten bien». Dijo que quería espontaneidad y creía que «no va a funcionar si pido lo que quiero». Ésta también es una creencia limitante muy común.
Hicimos tapping en todos estos problemas y le aseguré a Marie que si Nick la quería de la manera que ella estaba tan segura, él estaría encantado de conseguir algunas pistas sobre cómo satisfacerla. Yo he dictado clases que incluyeron maneras muy específicas de comunicarse con su compañero durante el acto de amor para ayudarlos y guiarlos sin hacerles sentirse inadecuados o causando alguna perturbación. Adiestré a Marie en este método y ella tomó notas y estuvo de acuerdo en que esto parecía algo que ella podría hacer. Hicimos tapping con esto:
Aunque he tenido miedo de hablar…
Aunque, hasta ahora, he tenido miedo a pedir lo que quiero, me amo y me perdono. Aunque he tenido miedo de pedir lo que quiero, tengo el deseo de preguntar ahora y me amo y acepto esto sobre mí.
Entonces, tapping con los puntos básicos de EFT:
Miedo de preguntar
He tenido miedo de preguntar
Ahora yo sé preguntar
No siempre puedo saber exactamente lo que quiero… pero yo puedo decir lo que pienso que podría gustarme
No tengo que estar segura de que funcionará
Puedo hacer una sugerencia, ‘pienso que me gustaría si tu…’
Sentiremos que estamos en el mismo equipo
Como si estuviéramos resolviendo esto juntos
Puede ser divertido
Probablemente se sentirá bien
Nick realmente quiere complacerme
Realmente quiero sentirme complacida
Ahora sé como animarlo cuando algo se siente bien
Ahora sé pedir lo que podría hacerme sentir mejor
Ahora sé apreciarlo cuando él hace algo que se siente bueno para mí
Esto será divertido
Estoy ávida de probarlo
Al final de este tapping, Marie estaba entusiasmada sobre adiestrar a Nick durante sus próximos encuentros amorosos. Otro problema apareció entonces… Marie me explicó que cuando ella empezaba a excitarse, era incapaz de moverse para realmente disfrutarlo; ella tenía miedo que Nick dejara de tocarla si ella se movía. Le pregunté a Marie si había cualquier incidente en su pasado. Dijo que ella es naturalmente una persona kinestésica pero que había crecido sin contacto, besos o afecto en su casa. Cuando tenía 16 años y estaba cuidando los niños del vecino, ellos se reunieron alrededor de ella y cepillaron su pelo y le gustó tanto que no se atrevió a moverse. Ella dijo que retuvo la respiración y simplemente se sentó allí y no se movió ni una pulgada. Le encantaron tanto estas atenciones, que tuvo miedo de que se detuvieran si se movía. Este incidente le dio un nivel de intensidad de 5 sobre 10. Hicimos tapping a través de él usando la técnica de la película y lo llevamos fácilmente a cero.
Aproximadamente 6 semanas después en el seguimiento de Marie, recibí este correo electrónico, las citas están impresas con su permiso:
Donde me encuentro ahora es que yo hablo. Estamos aprendiendo nuestros cuerpos de una manera nueva porque yo ya no tengo miedo de que si me muevo él dejará de tocarme. Ése es el gran derecho. Yo sé lo que necesito para ponerme extremamente caliente y ahora estoy deseosa de guiarlo y él está simplemente bien con eso. Gracias por su amable ayuda y la mantendré informada.»
Marie agregó que sentía que «eso sólo estaba empezando». Yo pienso que ella tiene razón. Una vez que la comunicación se abre para que la exploración pueda empezar, el placer puede ser ilimitado.
EFT es la herramienta perfecta para situaciones como ésta. Toda la lógica y razonamiento del mundo a veces parecen no entrar en nosotros, aunque lo entendamos y lo creamos lógicamente. Con EFT como auxiliar podemos cambiar los modelos de pensamiento negativos que han estado allí durante muy largo tiempo, y cambiarlos permanentemente. ¡EFT es genial!
Abrazos calurosos,
Nancy A. Morris, EFT-ADV,
Traducido por Ana Maria León