Javier Lorente Cuevas nos regala un sencillo protocolo para facilitar el procesamiento de alimentos, en lugar de eliminarlos de nuestra dieta.

Por Javier Lorente Cuevas

Hoy en día, la existencia de intolerancias alimentarias es tenida en cuenta a la hora de elaborar dietas personalizadas, y también como responsable o agravador de diversos síntomas fisiológicos que producen malestar (dolor de cabeza, reflujo gastroesofágico, flatulencias, etc…). En ciertos casos incluso la intolerancia a alguno de los aminoácidos que forma parte de esos alimentos, como por ejemplo el triptófano; puede llevarnos a trastornos que afectan también a nivel neurológico (problemas de concentración, nerviosismo, insomnio, etc…).

Por eso no es de extrañar que esté de moda hacerse el test de intolerancias a los alimentos, para establecer dietas personalizadas en las que se restringe de ellas los alimentos que no sean tolerados por la persona. Lo cual es de gran ayuda a la hora de perder peso, y mejorar la salud de las personas con problemas neurológicos, inmunológicos y hormonales.

Con el uso de EFT, se hace prescindible el tener que eliminar los alimentos de nuestra dieta, pues podemos dejar atrás la reacción negativa ante esas sustancias. Para no tener que prescindir de aquellos alimentos que nos gustan y nos hacen disfrutar de nuestra dieta.

Para poder entender cómo EFT posibilita el dejar atrás la intolerancia hacia ciertos alimentos, tenemos que comprender primero cómo se origina esa reacción adversa ante ellos.

Existen varios factores detrás de esas intolerancias, entre ellos una excesiva permeabilidad en la segunda porción del duodeno, que permite que ciertos aminoácidos de la dieta pasen al torrente sanguíneo y una vez allí sean tomados por patógenos, desencadenando una reacción inmunológica.

Aunque esta causa parezca que es fisiológica, hay que tener en cuenta la relación del Intestino Delgado con el elemento Fuego de la medicina china, (relacionado con la alegría) y de que el elemento que lo domina es el Agua relacionado con el miedo. Entonces podemos pensar que el miedo puede estar detrás de muchas de esas intolerancias.

La Psiconeuroinmunología ha demostrado en sus estudios que el miedo además de bajar la inmunidad celular que es la que nos protege de las infecciones por patógenos, aumenta la inmunidad humoral que es la que provoca que los niveles de anticuerpos en sangre aumenten, pudiendo llevar a reacciones alérgicas. A través de esto, podemos entender que nuestro sistema de defensa reacciona, ante el miedo que le produce sentirse atacado.

Por lo cual, la causa originaria más común detrás de esas intolerancias, es un recuerdo traumático no procesado de alguna situación dolorosa que vivimos en la que ese alimento estaba presente. Pongamos por ejemplo, el caso de una mujer que estaba comiendo chocolate y en esos momentos recibió una llamada telefónica anunciándole la muerte de su padre. Si esta situación fue algo realmente traumático y su recuerdo aun genera en ella una perturbación emocional y energética, es posible que en algunos casos al estar asociado el chocolate a ese recuerdo; la simple ingesta de éste, acabe provocando una reacción de estrés del organismo, reacción que se produce con motivo del miedo del organismo a revivir esa situación traumática.

Como demostraron los estudios de Pavlov, el organismo ante la asociación de varios estímulos puede acabar aprendiendo respuestas condicionadas, que le hacen atribuir a uno de los estímulos las propiedades del otro.

En PNL se usa la técnica del anclaje, para aprovechar esa manera de funcionar de nuestro inconsciente que es capaz de atribuir a una pequeña parte de una experiencia, el significado de la experiencia completa.

Con la aplicación de EFT podemos crear un nuevo anclaje, y asociar a ese alimento el estado de relajación y equilibrio energético y emocional que aporta el desbloqueo de nuestro sistema de meridianos con el tapping y el uso de las afirmaciones para traer a la consciencia el asunto que queremos desbloquear.

Nuestro organismo cuando la mente no se lo impide, siempre trata de adoptar las medidas más ecológicas para interrelacionarse con el entorno y consigo mismo. Si comprueba que pueda vivir la exposición a esos alimentos de una manera más óptima y saludable, finalmente acabará adoptando esa nueva respuesta condicionada de mayor calidad vital.

A la hora de desensibilizarnos a los alimentos, podríamos usar diferentes protocolos. El que voy a proponer a continuación es sumamente sencillo, y al mismo tiempo eficaz; como he podido comprobar por mí mismo.

Durante más de un año he estado con problemas a la hora de dormir, que eran ocasionados porque los alimentos que ingería a la hora de la cena me producían gases, que me hacían despertarme con sensación de hinchazón y malestar abdominal.

Hace unos meses, decidí usar EFT para solucionar este problema, pues hasta ahora me había concentrado más en mis asuntos emocionales.

Con que llevo ya tiempo tratándome a nivel de creencias con EFT, no recurrí a la frase de preparación para eliminar las inversiones psicológicas. El tratamiento simplemente consistió en que mientras que digería las hamburguesas vegetales, que eran los alimentos que había identificado como causantes; me iba haciendo tapping al mismo tiempo, durante toda la cena.

No recurrí a las afirmaciones, ni verbalmente ni mentalmente, aunque sí que adopté una actitud de apertura y gratitud ante los alimentos que estaba digiriendo, para que pudiera tomar sin problemas todo lo provechoso de ellos.

La primera noche ya noté mejorías, y apenas noté cierta incomodidad a nivel abdominal, por lo cual repetí el proceso durante tres noches. Hasta que comprobé que había desaparecido totalmente ese malestar.

Hoy ya llevo varios meses, durmiendo mejor que nunca y disfrutando de mis hamburguesas vegetales con efectos reequilibradores energéticos.

Ánimo a todo aquél que tenga intolerancias a ciertos alimentos, que intenté este sencillo procedimiento, y compruebe por su propia experiencia, los fantásticos resultados que se obtienen con EFT.

Gracias a Gary, a David y a todos los que estáis contribuyendo a que esta técnica de sanación y transformación interior cada día sea más utilizada.

Javier Lorente Cuevas

www.eft-salud.com