Shannon Hendrix EFT en 2 áreas de la vida de su hijo – ambas con notable éxito. Como ella dice, «¡Estoy perpleja, asombrada y emocionada de cómo mi esfuerzo de novata ha dado resultados excelentes para mi hijo en estas 2 áreas excepcionalmente importantes en su mundo!»

Por Shannon Hendrix.

Gary,

He tenido 2 notables éxitos en los últimos días, respecto a mi hijo de 12 años. El primero es respecto a sus destrezas deportivas, el segundo trata con una recuperación rápida de una cirugía bucal, en solo 2 días.

Había intentado EFT con mi hijo y su amigo camino a un juego de fútbol, hace varios meses. Intenté utilizar la frase preparatoria tradicional «aunque tengo este problema…» que no funcionó del todo con 2 adolescentes con demasiada autoestima. Luego que su equipo perdió el partido, no tenían logros individuales de aquel juego en particular, ambos me mostraron la actitud de «viste que no funcionó, mamá»

Sin embargo, recientemente mi hijo se había levantado a las 6 am preparándose para un torneo. El cándidamente me habló sobre sus nervios y temores, que se le «olvidarían» las cosas que había entrenado para hacer una vez que llegara al campo. (Este equipo no ha practicado en conjunto, son un grupo combinado de equipos separados).

Lo llamé junto a mi cama y el me permitió hacerle tapping calmadamente en varios puntos mientras hablaba sobre las situaciones negativas que pasaban por su mente en forma de imágenes. El suele ser bastante seguro de sí mismo y no suele admitir con frecuencia inseguridades de esta forma. No usé un final como «todavía soy un muy buen muchacho». Solo le hice tapping, mientras el hablaba de sus preocupaciones.

Aquella noche vino con una medalla – su equipo había ganado el torneo completo y el había metido 5 goles (más de lo que había marcado durante toda la temporada), 2 de los cuales habían complacido espectacularmente a los espectadores además de asistir en varias jugadas!

Dos días mas tarde, el tenía una cita con el cirujano bucal para extraerle 4 molares por razones de ortodoncia. Se despertó nervioso por las 4 anestesias e incómodo por no poder comer en SEIS HORAS COMPLETAS antes de la cirugía a mediodía.

El no me dejaba hacerle tapping antes de la cirugía, pero a medida que salía de la anestesia, le hice tapping suavemente a medida que le hablaba, animándolo a despertarse como me había indicado la enfermera. No rechazó ni apartó mi mano y yo solo le dije en voz alta afirmaciones como «abre los ojos, parpadea los ojos».

Continué haciendo tapping, como parecía ser adecuado, durante varios minutos… no en cada punto, y no siempre hablando en voz alta, pero tenía pensamientos de controlar la hemorragia por supuesto, y el dolor que con seguridad vendría, luego que se le pasara el adormecimiento. Si le indique que rotara los ojos, tarareara y contara mientras le hacía tapping en el punto gama, a lo que obedientemente accedió, aunque estaba adormilado.

Después de llevarlo a casa al cuidado de mi esposo, regresé al trabajo por varias horas. Imaginen mi impresión, sorpresa y deleite a mi regreso unas horas más tarde al verlo levantado y caminando, comiendo cómodamente conversando animadamente, y hablando de estar sensible, no entumecido y sin ningún rastro de dolor en absoluto.

El ha tomado una sola dosis de medicina para el dolor y PIDIO ir al colegio al día siguiente, aunque hubiera sido excusado por faltar 2 días más. Tiene poca o nada de inflamación que se nota, (sobre lo cual ni siquiera pensé en hacer tapping) y solo le puse hielo en su mandíbula por unos minutos en vés de las 24 horas indicadas. ¡Estoy perpleja, asombrada y emocionada de cómo mi esfuerzo de novata ha dado resultados excelentes para mi hijo en estas 2 áreas excepcionalmente importantes en su mundo!»

Shannon Hendrix

Plymouth, MI

Traducido por Elisa García Gómez

InEnglish.gif