Hola a todos,


Véronique Waumans trabaja en un ambiente hospitalario, donde tiene la oportunidad de aplicar a pacientes de cáncer con gran dolor. Ella nos da un ejemplo notable y dice: «Después de otras 2 rondas el dolor había desaparecido completamente. Jane podía levantarse, inclinarse y caminar sin ningún dolor. Me miró con los ojos abiertos llenos de lágrimas, sin poder creer lo que estaba ocurriendo». Por favor consulte a los médicos en todas las cuestiones médicas.

Por Véronique Waumans

Hola Gary,

He estado trabajando como reflexóloga varios años antes de aprender EFT. Durante algunos años, he trabajando con pacientes de cáncer en un hospital, donde veo y escucho sobre mucho dolor físico y emocional.

La reflexología es una maravillosa herramienta que les ayuda a relajarse, y les da un poco de buen tiempo en el hospital. Los pacientes están encantados.

El dolor emocional no siempre es fácil de abordar en un hospital. Aquellos a quienes veo, están a veces muy mal, y no tienen mucho tiempo para vivir. Cuando un paciente sufre de dolor, yo propongo EFT siempre que sea posible.

Conocí a Jane, que tiene cáncer de hígado y huesos. Durante los últimos 3 meses ha estado sufriendo de terribles dolores de espalda, por lo que le es imposible doblarse y cada movimiento es difícil y doloroso. La respuesta médica (morfina) le hizo muy difícil vivir por los efectos secundarios, así que Jane prefería sufrir el dolor.

Le propuse probar EFT. «En este punto,» dijo Jane, «Intentaré cualquier cosa.»

Empezamos con:

Incluso si tengo este dolor en cinturón «alrededor de la parte baja de mi espalda…

¡Después de sólo una ronda (corta), su dolor de espalda pasó de un nivel de intensidad de 9 a 4 en una escala de 0 a 10! Estaba en la luna. «Esto es soportable». Le sugerí tratar de llevarlo a cero. A medida que su sensación de dolor iba cambiando, seguimos con:

Incluso si tengo este punto doloroso en mi baja espalda…

Después de otras 2 rondas el dolor había desaparecido completamente. Jane podía levantarse, inclinarse y caminar sin ningún dolor. Me miró con los ojos abiertos llenos de lágrimas, sin poder creer lo que estaba ocurriendo.

«¡Nadie ha sido capaz de ayudarme con este dolor en los últimos 3 meses, y usted acaba de llegar y en 5 minutos se ha ido! ¡Es un milagro!»

Le dejé a Jane un dibujo de la ronda corta de EFT, ya que el dolor, probablemente podría volver debido a su enfermedad. Ahora tiene una alternativa a la medicación.

Retroalimentación: Vi a Jane 2 semanas más tarde: a pesar de que el dolor de su espalda volvió, parecía molestarla menos. «El dolor ya no está primero en mi lista, hoy siento el cansancio más que el dolor».

Este cansancio debido a su tratamiento y su dolor, siempre había estado allí, Jane nunca se dio cuenta de él tan claramente, porque se había centrado en el dolor. Menos molesta por su dolor, ahora se toma el tiempo para descansar.

Este es sólo uno de los muchos modos, como me enseñaron otros pacientes de cáncer, de utilizar EFT para manejar su dolor, en lugar de tomar otra pastilla. Esto es muy importante para ellos, ya que de alguna manera obtienen nuevamente un poco de control sobre su cuerpo y su enfermedad.

EFT también puede ayudar a los pacientes con cáncer en muchos otros aspectos emocionales relacionados con su enfermedad. Es una gran herramienta.

Por la presente, yo transmito todo el agradecimiento de estos pacientes – EFT es como una luz para ellos en este oscuro túnel que están atravesando.

Véronique

Traducido por Ana Maria León – Escribir a Ana Maria