Este es un ejemplo breve de Vikki Davison, del Reino Unido, sobre el uso de EFT para un asunto rutinario, pero importante, con los/as niños/as. Los niños a menudo tienen dificultades en seguir las recomendaciones de los adultos, incluso cuando es por su propio bien. Este artículo tiene diversas utilidades, y puede cambiar muchos comportamientos saludables de los/as niños/as.

Por Vikki Davison

Querido Gary:

Hemos tenido mucho éxito usando EFT con mi nieto de 18 meses. Este mes hemos tenido un tiempo excesivamente cálido aquí en el Reino Unido, y como Joshua es muy rubio y de piel muy clara, es importante que lleve un sombrero cuando está afuera. No obstante, él odia llevar sombrero, e incluso durante el invierno le tuvimos que comprar abrigos con capucha para que su cabeza esté cubierta.

Recientemente tuvimos un día muy cálido, y Joshua quería jugar en el jardín, pero no se dejaba el sombrero puesto. Cada vez que se lo poníamos, él se lo quitaba, y lo tiraba al suelo diciendo «¡No, no, no!» Mi hija le hizo tapping esa noche antes de que se fuera a la cama, y a la mañana siguiente. (Él sólo nos deja hacerle tapping en esos momentos del día). Ella usó la frase preparatoria, Aunque no me gusta llevar mi sombrero, necesito llevarlo cuando hace sol, ya que el sol calienta y me haría sentir pachucho. Soy un niño muy bueno, y mamá y papá me quieren mucho.

Al día siguiente yo estaba cuidándole todo el día, y era otro hermoso cálido día. Cuando salió al jardín yo le dije, «Ponte tu sombrero mientras estás al sol, Joshua.” Se puso el sombrero y ¡puesto se quedó todo el día! ¡Incluso quería dejárselo puesto mientras cenaba por la tarde!

Genial – ¡EFT nunca deja de asombrarme!

Muchas gracias

Vikki Davison, West Midlands, Reino Unido

Traducido por Ana Saval-Badía Escribir a Ana

InEnglish.gif