EFT para la libido: resumen de resultados de estudios – el 80% informa una mejoría del 50% o más

Por Nancy A. Morris, EFT-ADV

Diez personas participaron en un estudio de un mes de duración sobre “Libido” y ninguno de los participantes sabía lo que era EFT cuando se enrolaron. Participaron tres hombres (edades de 58, 62 y 69) y 7 mujeres (edades 52, 54, 56, 56, 56, 60 y 64). Cada una de las personas que se presentaron a sí mismas como queriendo “mejorar su libido”, pero, en muchos casos, resultó que había más en la historia, como se verá a continuación.

Antes de iniciar el estudio o el aprendizaje de EFT, cada persona completó un cuestionario para establecer una línea de base para que sirviera de medida al final del periodo de un mes de estudio. He aquí un resumen de las preguntas que respondieron:

1. ¿Cuál es su queja específica sobre su libido?

2. Evalúe a su libido en los últimos 3 meses (excelente, bueno, regular, deficiente, o ninguno).

3. Valore su capacidad de tener un orgasmo (siempre, casi siempre, casi nunca, nunca).

4. Frecuencia promedio de relaciones sexuales durante los últimos 3 meses.

5. Su nivel de “excitación” cuando tiene relaciones sexuales.

6. Medicamentos que toma que afectan la libido.

7. ¿Está tomando hormonas? (No deje de tomarlas ni comience a hacerlo durante el estudio)

8. ¿Puede imaginar una razón por la que usted no desea una fuerte libido?

Mi intención era que cada uno de los participantes llenara un cuestionario muy similar al final del mes. Sin embargo, sobre la base de los problemas reales que tenían, eso resultó no ser viable (usted comprenderá por qué si continúa leyendo). En vez le pregunté a cada participante esta pregunta de opción múltiple al final del mes:

Si evalúa su queja específica cuando usted inició este mes, ¿cómo ha cambiado?

• No he observado cambio alguno en el tema específico que estaba trabajando (0% de variación)

• Creo que hay un poco de mejoría en mi tema específico (25% de variación)

• Me alegra informar que hay una mejoría moderada en mi situación (50% de variación)

• Estoy encantado de decir que noto una mejoría notable en mi situación (75% de variación)

• ¡Siento que he alcanzado una excelente mejoría en mi situación y estoy entusiasmado! (Mayor de 75%)

• Dejé de hacer EFT y abandoné el estudio por la siguiente razón:

Resultados:

• Sin cambios………… 1

• Poca mejoría……….. 1

• Mejoría moderada……. 4

• Mejoría marcada…….. 1

• Excelente Mejoría…… 3

• Abandonaron el estudio. 0

• Total…………….. 10

Como se puede ver, el 80% de los participantes informó de una mejoría de 50% o más en su asunto. Nadie abandonó el estudio. Los participantes reportaron que hicieron tapping entre 1 a 3 veces por día y de 5 a 7 días por semana. (Se les pidió que hicieran tapping 3 veces al día, 7 días a la semana si era posible.)

FORMATO DEL ESTUDIO:

Cada persona completó su cuestionario y fijó una primera cita. Para todos los participantes, EFT era algo nuevo. La primera cita duró alrededor de una hora en la que discutimos su asunto particular, buscamos las causas subyacentes (por ejemplo, la ira al cónyuge) o beneficios ocultos (por ejemplo, tener más tiempo disponible para hacer otras cosas). A cada persona se le enseñó cómo hacer la versión abreviada de EFT haciendo tapping (sin hacer los nueve pasos o tapping de los dedos). Seguidamente trabajaríamos juntos para establecer frases muy específicas al problema de cada uno, el cambio deseado, y el resultado.

Cada persona se fue de su cita con instrucciones sobre la forma de hacer tapping, un gráfico del tapping, y sus frases personales de tapping que cubrían su “problema” particular (por ejemplo, no puedo hablar fácilmente sobre el sexo con mi pareja por lo que no puedo pedir nada), la nueva “elección” acerca de la forma en que se QUIEREN sentir (por ejemplo, elijo sentirme cómodo diciendo lo que se sienta bien durante el sexo), y una declaración final pidiendo a su cuerpo algo concreto (por ejemplo, le pido a mi cuerpo que cree más energía sexual).

Estas declaraciones eran muy diferentes para cada persona. Yo ofrecía sugerencias de cómo comenzar y luego incorporábamos su propio lenguaje. Después de todo, todos utilizamos diferentes palabras dentro de nuestra cabeza de lo que hacemos cuando hablamos a los demás, especialmente sobre el sexo. Yo llamo esto nuestro idioma interior y encuentro que es fundamental a la hora de hacer EFT que utilicemos nuestras propias palabras, no importa cuán ordinarias. A cada participante se le animó a que me llamara si tenía alguna duda o sentía que sus frases de EFT ya no eran aplicables. Sólo la mitad me contactó para más ayuda.

Los detalles de los asuntos de cada uno de los participantes y de sus resultados siguen a continuación:

Participante A: Asunto declarado: “Dolor y falta de intensidad al tener un orgasmo” a partir del cáncer de próstata y de las biopsias. Resultados: El miedo a la eyaculación dolorosa se desvaneció. El placer y la intensidad durante las relaciones sexuales y la eyaculación pasaron de un 2 en una escala de 0 a 10 a un 10+. El participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría mayor de 75%”.

Participante B: Asunto declarado: “Nada de libido” debido a la toma de varios medicamentos fuertes para el dolor. Resultado: “El programa de EFT ayudó a que algo de mi libido regresara. Ahora despierto con una erección muy dura la mayoría de las mañanas”.El participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría de 50%”.

Participante C: Asunto declarado: “Grandes dificultades para saber lo que quiero (sexualmente) y, aunque lo sepa, una mayor dificultad para pedirle a mi pareja lo que quiero.” NOTA: Este participante no puede decir palabras sexuales, como el pene, cómodamente. Resultado: “El progreso en mi capacidad de decir abiertamente palabras relacionadas con el sexo resultará en beneficios a largo plazo.” El participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría superior a 75%”.

Participante D: Asunto declarado: “Antes de la post-menopausia tenía un muy saludable apetito por el sexo. Mi libido ha desaparecido con la menopausia.” Resultado: “Me di cuenta de que no QUIERO que mi libido sea elevado y que dirija mi vida como lo hacía cuando mis hormonas estaban en su apogeo. Ahora tengo elección. Se necesita más energía para que las cosas comiencen a rodar, pero me excito totalmente y aún amo el sexo”. La participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría de 50%”.

Participante E: Asunto declarado: “Me siento excitada, voy y tengo sexo, pero no siento que vale la pena el tiempo o esfuerzo para tener un orgasmo”. NOTA: Esta participante dijo que se había insensibilizado debido a más de 20 años de abuso físico y emocional. Más EFT para este asunto sería apropiado. Resultado: “Ya no doy por sentado que estoy insensibilizada. Permito en mí sensaciones placenteras que antes ni siquiera esperaba que fuera posible sentir.” La participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría de 50%”.

Participante F: Asunto declarado: No siento esa nostalgia o lujuria hacia mi pareja o por el sexo en general, como lo hacía antes de la menopausia.” Resultado: La participante todavía tasa su libido como “pobre”; informa que tuvo relaciones sexuales 2-3 veces/semana durante el mes del estudio. NOTA: La participante expresó su temor de que el aumento de la lujuria o del anhelo pudiera resultar en que le fuera infiel a su pareja; EFT sobre este asunto sería apropiado como un próximo paso. La participante no estaba disponible para trabajar en este asunto. La participante evaluó los resultados obtenidos como “Noté cambios al principio, y a continuación no hubo cambio en absoluto para el asunto específico que estaba trabajando.” Figura como “Ningún cambio”

Participante G: Asunto declarado: “Yo solía tener orgasmos, ahora ya no los tengo (desde la menopausia).” Resultado: “A través de las sesiones de EFT me di cuenta de que he tenido miedo de tratar de tener un orgasmo a causa de 12 años de decepción durante mi primer matrimonio. Cuando las hormonas no lo impulsan a uno, se requiere de un poco más de intención para que funcione, ¡pero estoy teniendo orgasmos de nuevo! “La participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría superior a 75%”.

Participante H: Asunto declarado: “La clítoris no es lo suficientemente sensible, falta de lujuria o de excitación.” Resultado: “EFT me ayudó a centrarme en mi sexualidad y mi libido y a crear una mejor relación con mi clítoris. Me he encontrado a mí misma pensando en el sexo más”. NOTA: La participante informa que ha tenido relaciones sexuales “dos veces a la semana” durante el mes de estudio. La participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría de 50%”.

Participante I: Asunto declarado: “Sin interés alguno en el sexo.” Resultado: “Creo que mi falta de interés en el sexo es más acerca de otros asuntos que sobre el sexo en sí. Dado que, cuando tengo relaciones sexuales siempre es bueno, a veces grandioso, pero otras de mis necesidades permanecían insatisfechas y tuve un cambio al finalizar la sesión.” La participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría de 25%”.

Participante J: Asunto declarado: Quiere sentirse cómoda “iniciando el sexo” y superar “la timidez y la vergüenza”. Resultados: “Empecé a sentir los resultados en pocos días. He tenido un mayor interés en el sexo, la masturbación y he estado más dispuesta a realmente hacer algo en relación con el deseo. “La participante evaluó los resultados obtenidos como “una mejoría de 75%”.

Como se puede ver, en un corto mes, EFT definitivamente puede lograr cambios positivos en nuestra vida sexual. A menudo, hay asuntos de fondo, por ejemplo, el abuso físico o emocional o años de experiencias sexuales insatisfactorias, que necesitan ser abordados. Este estudio no trató de aclarar todos los asuntos subyacentes, pero más bien usar EFT mecánico y el Método de la Elección para mejorar la situación de cada uno de los participantes.

Abrazos a usted, Nancy Morris, EFT-ADV

Traducido por María del Pilar Castillero – Escribir a Mari PilyIr a sus sitio Web

Deja un comentario