Irene Odmark-Hall de Suecia nos da una mirada detallada a como ella usa EFT en un estado de meditación profundo. Ella dice, “A menudo una emoción fuerte, o una imagen conmovedora, surge mientras que estoy meditando y luego hago algo de EFT allí mismo, justo en medio de la sesión. Y los problemas pueden disolverse más fácilmente…”

Por Irene Odmark-Hall, EFT-ADV

Dos años y medio atrás me encontré con EFT, y he sido una tapper ávida desde entonces. Yo leo el boletín regularmente, siempre hay mucho allí para inspirarme en mi propia sanación y en mi trabajo con mis clientes.

Leí un artículo de Eric Robbins en el boletín, donde él menciona los audios de meditación de Holosync. Están basados en una tecnología única donde tonos de diferentes frecuencias son presentados a cada oído a través de audífonos de estéreo, por lo tanto induciendo a un estado meditativo profundo.

Decidí intentarlo. En ese momento mi vida estaba en una confusión. Yo acababa de terminar una relación amorosa pero sin esperanzas con el hombre con el que quería pasar el resto de mi vida. Me sentía decepcionada. Estaba llena de dolor. Todos mis viejos problemas sobre abandono me estaban atormentando. La única cosa buena de la separación fue que me dio una oportunidad de tratar con mis “cosas viejas” y sin un hombre cerca tenía el tiempo de gastar una hora al día meditando.

Escuchar los CDs era como bálsamo sobre mi atormentado corazón. El sonido de lluvia que caía y tazones de cristal era bellamente tranquilizador y curativo por si solos. Pero en un nivel más profundo algo más pasa cuando meditas: teniendo el cerebro en un estado alpha y theta profundos por un periodo suspendido de tiempo empuja al cerebro a que se desarrolle y se reorganice. En este proceso también se libera material viejo. Recuerdos, patrones de pensamiento, y emociones salen a la superficie y desaparecen. O, al uno volverse consciente de ellas, uno puede escoger trabajar más específicamente en ellas y por lo tanto acelerar el proceso de curación.

Pronto me di cuenta que Holosync y EFT es una poderosa combinación. Usualmente una emoción fuerte, o una imagen conmovedora, pueden surgir cuando estoy meditando, y luego yo hago algo de EFT allí mismo, justo en medio de la sesión. Y los problemas pueden disolverse más fácilmente que sin EFT porque normalmente, mi forma lógica de pensar me pone una zancadilla. Puedo acceder a niveles más profundos de mi misma en el trance meditativo inducido por la meditación.

Yo siempre he tenido un fuerte y saludable corazón con baja presión arterial, pulso bajo. Pero después de este último descanso algo pasó. Empecé a tener unas extrañas palpitaciones, se sentía como si mi corazón se quisiera salir de mi cuerpo. Al principio lo atribuí a la edad, la menopausia y todo eso, y por eso no me preocupé. Pero en el fondo de mi mente tenía este pensamiento persistente: ¿Quizá esto es lo que se siente tener un corazón roto? O quizá, ¿incluso peor?

Una tarde mientras que estaba meditando mi corazón se enloqueció, golpeando a velocidad turbo, y por primera vez me asusté. Así que empecé a hacer tapping:

Aunque me sienta realmente asustada sobre mi corazón golpeando de esta forma…

Aunque me sienta asustada sobre estas palpitaciones, después de todo, mi madre tuvo un ataque al corazón cuando tenía mi edad… y me doy cuenta que no soy mi madre…

Mi corazón se calmó considerablemente. Decidí investigar un poco más:

Aunque mi mente lógica no sabe la razón detrás de estas palpitaciones, yo confío en que mi subconsciente lo sabe, y que hará esa información disponible para mí…

Tap, tap, tap. De repente me sentí muy triste y solitaria. Lloré mucho mientras que continuaba haciendo tapping, diciendo fuerte algunas de las cosas que venían a mi mente:

Me siento tan sola… En verdad extraño a mi amor sin esperanza… él era la pasión de mi vida… Yo en verdad lo extraño… se siente como cuando yo era una niñita… anhelando a mi mamá… Soy la más sola y más triste niñita de todos los tiempos… me siento tan sola… mi vida completa es tan sin esperanzas… Yo estoy sin esperanzas… Yo estoy tan sin esperanzas como él.

La tristeza lentamente se alivió. Al final incluí el proceso 9 gama (Encuentro que el 9 gama es especialmente útil cuando estoy triste o brava) y en cierto modo me sacó de mi profundo estado emocional.

Luego vi una imagen aparecer en mi mente: mi corazón. Estaba oscuro, café rojizo, seco y arrugado como un maracuyá (passion fruit) viejo. Que imagen tan apropiada – cuando la pasión se fue de mi vida, mi corazón se secó – estaba allí tirado y sentí un profundo sentido de falta de esperanza mezclado con compasión. Pobre viejo corazón… pobre vieja yo. Y justo un pequeño flash de rabia. No tuve tiempo de empezar a hacer tapping en la falta de esperanza o en la rabia, porque las imágenes tenían vida propia. De repente noté un cuchillo gigante allí mismo, junto al corazón.

Sin pensar lo agarré, lo levanté y con fuerza corté mi corazón en dos. Allí estaba, revelando su secreto. Estaba lleno de rojo, semillas jugosas, como una granada en vez de un maracuyá. Pero en el fondo del corazón de la fruta las semillas estaban secas y mohosas.

Aunque la parte del fondo de mi corazón de pasión este seco y mohoso…

Aunque partes de mi se sienten viejas y secas, Yo profundamente y completamente me amo y me perdono a mi misma y a todos los demás que hacen parte de esto…

Aunque me sienta podrida y seca, Yo amo cada pequeña parte de mi misma y elijo enfocarme en las partes de mí que están jugosas y vivas…

De repente había pequeñas ramas creciendo de las semillas negras. Crecieron rápidamente, y pronto mi corazón roto estaba envuelto en retoños verdes de flores sosteniéndolo. Había inclusive un pequeño capullo, cerca a abrirse, y yo sabía que la flor sería blanca.

Todo esto pasó muy rápidamente. Sentí intuitivamente que las partes negras y secas del maracuyá eran las partes de mi corazón roto en la niñez, donde el amor era escaso y nunca dado incondicionalmente o en la forma que lo necesitaba. Y esa era también la razón de porque usualmente yo me involucraba con hombres que realmente no me daban lo que yo necesitaba aunque (o quizá por eso) yo los amaba apasionadamente y sin limites.

De todos modos, yo hice una nota mental de ir a todo aquello después. En el momento yo estaba fascinada por las semillas rojas y negras, queriendo volverlas a ver. Gentilmente aparté los brotes verdes y fisgoneé mi corazón abierto de nuevo. Luego lo levanté y lo incliné y un líquido alquitranado y empalagoso salió de las partes dañadas. Dejé que fluyera y fluyera durante un largo periodo, haciendo tapping continuamente mientras tanto. Finalmente el líquido pegajoso solo salía en gotas. Y gentilmente, dejé que las dos mitades de mi corazón se juntaran de nuevo por las ramas verdes.

Una calma profunda se fijó sobre mi, y finalicé la sesión de meditación con un sentido de gratitud y serenidad. Sin ninguna palpitación.

Al levantarme la mañana siguiente mi corazón estaba calmado y tranquilo. Me acosté allí disfrutando, viendo el brillo del sol entrar por las ventanas, sintiéndome feliz. De repente mi corazón dio un salto extra, pero mucho menos violento que antes, y realmente no supe si saltó de felicidad o sólo por su viejo habito.

Me levanté de la cama sabiendo que tenía que hacer: moverme más, hacer más ejercicio. Para realmente ejercitar mi corazón elegí un set de yoga llamado “La esencia de si mismo” que incluye un montón de ejercicios para el corazón. A través de las siguientes semanas hice mi yoga, caminé, medité enfocándome en mi corazón, e hice EFT en las imágenes y pensamientos que surgían. Gradualmente el liquido negro se aclaró y se tornó ámbar. Al final de otras dos semanas el líquido era de un color miel cremosa y las palpitaciones se fueron.

Me gustaría decir que se fueron para bien, pero algunas veces retornan. Entonces tengo que hacer algo más de trabajo detectivesco. Me pregunto: ¿Que hay en mi vida ahora que las vuelve a traer (las palpitaciones)? Y luego uso EFT en la respuesta. Ha sido un proceso interesante, manteniendo mis palpitaciones a raya. Ahora difícilmente puedo sentir algo. Pero cuando surgen sé que debo escuchar atentamente.

Estoy aprendiendo a escuchar lo que mi corazón me cuenta. Y me cuenta que no debo estresarme para ser amada, que soy una mujer apasionada y atractiva de todos modos, y que tengo muchas herramientas poderosas en mi caja de herramientas para ayudarme a vivir una vida amorosa y saludable. La meditación y EFT son dos de ellas.

Irene Odmark-Hall, EFT-ADV

Traducido por Camilo Buitrago Escribir a Camilo