Hola a Todos / Todas

Aquí tenemos algunos enfoques innovadores para el dolor crónico por Sangeeta Bhagwat de la India. Estas ideas podrían ser útiles para una gran variedad de afecciones.

Por Sangeeta Bhagwat

Querido Gary,

Me gustaría compartir algunas técnicas de visualización (metafóricas) que dieron muy buenos resultados para una paciente que padece artritis reumatoide.

En primer lugar, una nota: A través de la experiencia, mi hermana, Anita Modak (otra terapeuta de EFT) y yo nos hemos dado cuenta que el utilizar la frase Aunque _____, me amo, perdono y acepto profunda y completamente, normalmente funciona extremadamente bien. Así que tendemos a utilizarla como nuestra frase de preparación.

He estado trabajando con la señora J (nombre omitido a petición suya) para sus síntomas de artritis reumatoide (AR). El dolor de AR es constante y terrible. Ya que había probado varias medicinas alopáticas y ayurvédicas, su homeópata le pidió que dejara de tomar medicinas durante unos 15 a 20 días para permitir que su cuerpo se desintoxicara. Continuó tomando sus analgésicos y pastillas para dormir.

Un día su dolor era totalmente insoportable. Así que me pidió que intentara EFT. Se quejaba de dolor severo en los hombros. Hice una primera ronda con la frase, Aunque tengo este dolor insoportable en los hombros, me amo, me perdono y me acepto profunda y completamente. Dijo que la intensidad había bajado hasta un 8 o un 7.5 sobre 10. A continuación le pedí que describiera el dolor; ¿tenía color o textura? Me contestó diciendo que era como un líquido pegajoso de un gris oscuro.

Así que empecé a hacer tapping con la frase Aunque tengo este dolor pegajoso de un gris oscuro que pesa sobre los hombros, elijo drenarlo. Mientras hacía tapping, le dije que imaginara un tubo drenando ese dolor mientras decía drenar en cada punto. Dos rondas redujeron su nivel de intensidad a un 2 sobre 10.

Le pedí que de nuevo describiera el dolor. Dijo que ahora era oscuro y espeso. Así que mientras hacíamos tapping sobre el PK, utilizamos Aunque tengo este espeso y oscuro dolor persistente en los hombros, le aplico calor para que se haga menos espeso y se pueda drenar fácilmente, seguido por, puedo drenar el dolor que queda. El dolor remitió. Trabajé un poco más sobre otros aspectos emocionales subyacentes y le di la tarea de hacer algunas rondas en casa.

Después de algunos días, me llamó de nuevo con un dolor severo en los hombros. Cuando le pedí que lo describiera, los denominó “4 enormes pedruscos”. Así que utilicé Aunque estos 4 enormes pedruscos me pesan, elijo romperlos con una pistola láser. Eso no funcionó, así que lo cambié por la frase Aunque estos 4 enormes pedruscos me pesan, elijo romperlos con un martillo, con ‘martillo’ como la frase recordatoria. Inmediatamente sintió como si los pedruscos se hacían añicos y el dolor se ‘marchaba rodando’.

Entonces se levantó con alguna dificultad y dijo que el dolor había bajado a la cadera. Cuando le pedí que lo describiera, dijo que era como una pulsera de rocas pesadas alrededor de la cadera. Así que utilicé Aunque tengo este cinturón lleno de rocas dolorosas alrededor de la cadera, me amo, me perdono y me acepto profunda y completamente. Sólo resultó en una reducción marginal en su nivel de intensidad.

Me parecía que era reacia a soltar el dolor, así que cambié la frase preparatoria a Aunque este dolor es terrible, no quiero cambiar. Estoy acostumbrada a ello y no lo quiero soltar. Después de una ronda de tapping con esta frase, la cambié a Aunque no quiero soltar estas 10 rocas que tengo alrededor de la cadera, quizás podría soltar una de ellas.

Después de esta ronda, dijo que se habían caído 3 rocas. Así que repetí la frase con las 7 rocas que quedan. Al poco rato solo quedaba una. Entonces utilicé la frase Me puedo quedar con esta roca, ya que estoy tan acostumbrada a ella. Sin embargo, al completar la ronda, ¡ya no quedaba ninguna ‘roca’!

Haciendo tapping de manera regular, la señora J poco a poco fue capaz de reducir el dolor y la inflamación. Llegó a tomar un solo analgésico por día y ninguna pastilla para dormir. Su homeópata también empezó su tratamiento. Después de unas dos semanas, le dijo que considerara abandonar su analgésico y si lo necesitaba, que tomara un paracetamol en su lugar.

Esto le preocupó mucho y creía que dependía del analgésico y que sin él, el dolor sería insoportable. Discutimos los posibles efectos secundarios de los analgésicos y sugerí que hiciéramos tapping para sustituirlos por paracetamol. Ella asintió.

Así que hicimos una ronda con Aunque creo que únicamente el analgésico me puede dar alivio de tan terrible dolor, tomar paracetamol será igual de efectivo para mí. Felizmente, hizo la transición muy fácilmente y dice que el paracetamol funcionó igual de eficazmente que el fuerte analgésico que había estado tomando. Tenemos planeado hacer tapping para librarla de su dependencia a esta pastilla después de que pasen un par de días. Creo que éste puede ser un modo útil de ayudar a la gente a reducir su dependencia a los medicamentos fuertes y adictivos.

En nuestra última sesión, después de hablar un rato, ella sintió que estaba enfrentándose a una batalla interna, en la que una parte de ella quería volver a tener buena salud y otra sentía que estaba apegada a la enfermedad ya que le había servido para conseguir que otros le prestaran atención y mantenía a su familiar unida a ella. (El miedo al rechazo es uno de sus mayores problemas emocionales subyacentes.)

Le pedí que le diese un nombre y una apariencia a esta parte desafiante de ella. Decidió nombrarla ‘Inflexibilidad’ y dijo que parecía una imagen sombreada de ella misma. Hicimos tapping con Aunque Inflexibilidad no quiere que yo cambie y esté sana, me amo, me perdono y me acepto profunda y completamente. Sintió como si la imagen encogiera en tamaño, hasta llegar a parecerse a una niña pequeña con dos trenzas, vestida con un sari. No es de extrañar que le recordara a cuando ella era una niña.

A continuación hicimos tapping sobre Aunque Inflexibilidad ha estado representando este drama de terror en el que sufro muchísimo dolor y me he dejado engañar por esta obra, me amo, me perdono y me acepto profunda y completamente. Seguimos con No hay nada que temer, estoy a salvo y sana. En su mente, la niña pequeña se echó a llorar, así que le dije que la abrazara e hicimos tapping con Aunque me asustó, no quiso hacerme daño. Estaba haciendo lo mejor que podía. La amo, la perdono y la acepto profunda y completamente.

Al final de esta sesión, la señora J se sentía considerablemente más ligera, más feliz y más fuerte. Sentía optimismo sobre su mejoría y ahora está más motivada para luchar contra sus síntomas. Está claro que queda mucho más trabajo que hacer, pero ciertamente ha habido una mejoría notable para ella. Creo que la combinación de EFT y homeopatía está siendo altamente efectiva para reducir sus síntomas, en un periodo de tiempo relativamente corto.

Mucho amor y luz,

Sangeeta S. Bhagwat

Traducido por Vera Malbaski Escribir a Vera