Este resultado impresionante por JoAnn Skywatcher no sólo cambia la vida a una niña de 3 años, sino también se hizo en sustitución. JoAnn nos da los detalles y concluye con, “En unos momentos, mi ahijada había pasado de aterrorizada y quejumbrosa a extasiada y emocionada.”

por JoAnn Sky Watcher

Kamala es una preciosa pequeña de tres años de edad. Tiene unos ojos azules preciosos, igual que su madre Kristin y es mi ahijada. La semana pasada fui con mi nieta Tessa y con Kristin y Tamala a una clase de natación para niños pequeños. Después de la clase fuimos a la bañera de agua caliente y Kristin sugirió que saliéramos todas a jugar a la piscina de fuera.

Era un espléndido día y en la piscina al aire libre, el agua estaba deliciosa y cálida. Compartíamos plácidamente la piscina con un grupo que estaba en clase de ejercicios para mayores. Las señoras movían rítmicamente el cuerpo a través de la piscina. Kristin y nuestra pequeña estaban tendidas en el agua cerca de los escalones, en la zona de poca profundidad.

Teresa y yo jugábamos juntas contando hasta tres antes de tirarla hacia arriba, tan alto como podía, para que cayera en el agua. Cuando salpicaba y caía chapoteando yo la seguía por debajo del agua. Con los ojos abiertos y una enorme sonrisa, nadábamos hasta la superficie. Kristen intentaba persuadir a Kamala para ir al agua más profunda. Pero Kamala, protestando no quería moverse de los escalones. Su madre seguía diciendo “no te preocupes Kamala, estarás a salvo”.

Pregunté a Kristin si le parecería bien que hiciera EFT con Kamala y asintió. Decidí que no funcionaría conseguir presionar los puntos de Kamala, así que decidí yo hacer tapping en sustitución. Mirando a los ojos de Kamala, le dije:

Aunque soy Kamala y no quiero estar toda mojada, soy una buena chica.

Incluso aunque tengo miedo al agua, soy una buena chica

Kamala me dijo que no quería que se le mojara la cara, a lo que añadí la siguiente frase:

Incluso aunque no quiero mojarme la cara, soy una buena chica.

Entonces empecé a presionar los puntos en mi propio cuerpo y con sólo una vuelta, ya Kamala cambió su postura. Se empezó a reír pues las cuatro estábamos contando juntas en alto hasta tres, cuando Kristin y yo lanzamos a la pequeña flojito al aire. Kamala cayó al agua y se mojó el pelo y ¡todo esto sucedió sin que mostrara ningún miedo! Kamala y Tessa seguían gritando a todo pulmón “¡otra vez, otra!!! “

En pocos momentos mi ahijada había dejado de tener pánico y de estar ñoña para estar encantada y entusiasmada. EFT funcionó una vez más.

JoAnn Skywatcher

Traducido por Eva Sebastian

InEnglish.gif