teddy bear 2Buen día Patricia mi nombre es Raquel Restrepo, estoy asociada a la AHEFT y vivo en Medellín Colombia, sigoasiduamente los boletines, practico EFT  desde hace un año en una fundación de medicina alternativa cada vezcon  excelentes resultados en los pacientes, y con niños en unos hogares de paso y estoy preparando mi certificación.

 Mi trabajo con niños ha sido muy productivo y cada vez quedo más sorprendida, más aún porque no creía quetuviera el carisma para trabajar con niños. Con la invitación que hacen en el boletín de compartir experiencias le  anexo una experiencia hermosa y muy significativa para su mamá que tenía bastantes dudas de la efectividad de EFT.

Por Raquel Restrepo,  de Colombia

Escribe a Raquel

Mi nieto de  4 años y medio Lorenzo se quejaba de dolor en una muela, la mamá le reservo una cita con la odontopediatra y cuando fue la hora de la cita el niño se descompuso, no quería ir, dijo que ya no tenía ningún dolor y sin embargo se le llevó en contra de su voluntad.

A pesar de que la doctora es sumamente dulce con los niños, Lorenzo no quería saber nada de ese lugar, hubo que cargarlo y sostenerlo de manos y pies para hacer la revisión de su muela, ya se podrán imaginar los gritos y la pataleta, gritaba que a ese lugar nunca, nunca en su vida volvería, fue muy traumático ese episodio, viendo sufrir de esa manera a mi nieto.  

A pesar de que su mamá aún no cree mucho que sea efectiva esta terapia, me fui a su casa con el osito Tappy y le conté a Lorenzo  que Tappy también tenía miedo de ir donde la doctora de los dientes, que le contara a Tappy qué hacer para que no le diera miedo y pudiera ir donde la doctora, Lorenzo acepto hacer tapping e hicimos varias rondas como si fuera Tappy quien iba a la doctora con miedo:

“A pesar de que Tappy tiene miedo de ir donde la doctora Beatriz, es un osito muy bueno”


A veces yo cambiaba la frase:


“A pesar de que me asusto cuando voy donde la doctora de los dientes, soy un niño muy bueno”


“A pesar de que no me gusta ir donde la doctora, voy a ir porque quiero tener mis dientes bonitos.”

y Lorenzo aclaraba que el oso era muy bueno

Luego en los puntos hicimos el siguiente guión:


Este miedo de ir donde la doctora


Quiero tener unos dientecitos muy bonitos y por eso debo ir donde la doctora de los dientes


La doctora es muy querida y solo quiere que mis dientes estén bonitos


Esto fue una tarde y todo trascurrió como un juego.

A la semana siguiente mi nieto tenia cita donde la doctora de los dientes, y Lorenzo estaba muy animado porque iba a llevar a Tappy consigo, aún cuando él decía que Tappy no tenía ni boca ni dientes.

Cuando llegamos donde la doctora de los dientes, estaba muy animado y cual sorpresa, que cuando le tocaba el turno se montó a la silla sin ningún reparo y muy tranquilo estuvo en la consulta.

¡La odontopediatra quedó tan sorprendida del cambio en menos de ocho días y con tanta evidencia que me pidió una tarjeta mía para algunos pacientes difíciles!

Raquel Restrepo R. Medellín (Colombia)

Practicante EFT nivel 1&2

Escribe a Raquel