Hola a todos,


Una de las vías principales por la cual nuevos practicantes de EFT aprenden es ver los resultados medidos en alguna forma. Quizás asisten a un taller… o… ven un colega demostrarlo… o… son orientados por un cliente. Y a veces sencillamente es aplicado en una situación real como en un hospital.


Una demostración de dichos beneficios es descrita en el artículo por el Dr. Tam Llewellyn-Edwards del Reino Unido. En este caso, en el ambiente del hospital (y después de que otras técnicas habían fallado), se aplicó EFT para bajar el pulso del cliente de 130 a 90 en el transcurso de un minuto.


Como muchos de ustedes saben, nosotros hacemos esto rutinariamente. Quizás, si imprimen este artículo y se lo dan a los médicos y al personal de los hospitales, podemos acelerar el día cuándo otros lo usan rutinariamente.

Por el Dr. Tam Llewelly-Edwards

Hola Gary,

Un prospectivo cliente se comunicó conmigo por teléfono y relató como EFT había ayudado a su madre de edad avanzada. Habían llevado a su madre al hospital después de una caída donde se dislocó su cadera. Sometieron a la señora a tres cirugías independientes bajo anestesia para recolocar la coyuntura pero cada vez se dislocaba de nuevo. Después del tercer intento bajo anestesia la pobre señora sufrió de un ataque cardiaco, pero fue salvada exitosamente por los trabajadores del hospital quienes después abandonaron temporalmente más intentos de poner su cadera en su lugar.

La madre permaneció en el hospital con su cadera fuera, bajo cuidado intenso, y recibía excesivas cantidades de medicamentos para el dolor. Su hijo y su hija (quien era mi informante) permanecieron a su lado. La señora permanecía estable pero el monitor del corazón indicaba un pulso muy alto pero continuo de 130 palpitares por minuto.

La hija no era practicante de EFT, pero se le había enseñado el método por medio de un conocido quien lo había aprendido de su terapeuta cuando sus problemas de dolor fueron atendidos. La hija había usado el método con éxito para curar problemas pequeños.

La hija decidió usar el método de EFT en su madre ya que se había intentado todo lo posible y estaba lista para intentar algo nuevo. Después de una sola ronda de tapping (sin usar la ‘Frase Preparatoria’ o la ‘Frase Recordatoria’) los hijos estaban asombrados al ver el pulso bajar del alarmante 130 a un razonable 90. La bajada fue verificada por un monitor de cuidado intensivo y se manifestó dentro del primer minuto después de una ronda de tapping.

La madre inmediatamente se vio mejor y dijo que se sentía mucho mejor. Después ella se quedó dormida y durmió doce horas antes de despertar sintiéndose muy refrescada.

El relato concluye felizmente ya que la coyuntura fue puesta en su lugar, y después de un periodo de recuperación la madre recibió una cadera nueva con éxito.

Aquí tenemos un caso donde ‘inténtalo en todo’ funcionó maravillosamente, aún en las manos de alguien sin entrenamiento formal en EFT, y donde el efecto de sola una ronda de EFT pudo verificarse por medio de una pieza de equipo convencional.

Dr. Tam Llewellyn-Edwards

Traducido de MMc