Este artículo por Jo Hainsworth es un estuche de tesoro lleno de ideas. Su cliente previamente había tenido 7 tratamientos con dos Practicantes de EFT sin obtener resultados a su sensibilidad a ciertas sustancias en comidas. Esto es muy inesperado así que tenemos que mirar qué es lo que de verás se presentó como obstáculo. ¿Qué errores habían cometido los anteriores practicantes de EFT? Lean esto cuidadosamente.

Por Jo Hainsworth

Para cuando Diana se comunicó conmigo para ayudarle con sus sensibilidades a ciertas sustancias en comidas, ya había tenido 7 tratamientos con dos diferentes practicantes con experiencia en EFT. A pesar de no haber podido vencer su temor a las arañas con éxito, ella de todos modos creía que EFT quizás tenía la respuesta que buscaba. Se comunicó conmigo después de leer el artículo que escribí sobre cómo sané mi propia sensitividad a comidas. Después de dos sesiones juntas, Diana ahora puede gozar comer productos con trigo y de leche sin tener reacción. Ya que ella es una persona muy sociable y seguido asiste a conferencias retiradas en su línea de trabajo, esto ha hecho una gran diferencia en su vida.

He encontrado en el transcurso de trabajar con personas que sufren de sensibilidad a ciertas substancias en comidas que pueden ser divididas en dos grupos amplios. Un grupo son aquellos quienes tienen múltiple sensibilidades a comidas y/ o sensibilidades químicas y no se pueden delinear el principio de sus problemas. El otro grupo son aquellos quienes sufren de un número pequeño a sensibilidades muy precisas, las cuales se pueden delinear sus principios a momentos específicos en sus vidas. Diana pertenece al segundo grupo, y sus sensibilidades se prestaron fácilmente al tratamiento con EFT.

Para individuos con sensibilidades a sustancias muy específicas, la manera que he encontrado más fácil para resolverlos es hacerles las siguientes preguntas (gracias a Carol Look de quien yo aprendí las preguntas):

1. ¿Cuándo comenzaron los síntomas?

2. ¿Qué estaba sucediendo en tu vida cuándo esto comenzó?

Las respuestas a cada una de estas preguntas permitieron que Diana por fin fuese libre de síntomas cuando ella comía los dos ingredientes que le habían causado problemas por tantos años. Su alergia al trigo comenzó después de que sufrió un aborto hacía varios años atrás y mientras ella hacia tapping recordó que lo primero que comió después del aborto fueron unos panecillos de chocolate porque estaba en un hotel y era lo único que había disponible.

Después de más tapping ella recordó haber pensado, “No debería estar gozando estos” mientras comía los panecillos. Es muy eficaz enlazar el problema emocional a los síntomas, así que hicimos tapping sobre, Aunque sufro de toda esta mucosidad cuando como trigo… y ha sido desde que comí esos panecillos después del aborto… y quizás es una forma de llorar internamente ya que no fue posible llorar en aquel entonces…

Mientras hacía tapping, Diana recordó que en realidad no había llorado, porque sentía la necesidad de ser fuerte para su esposo. Hicimos tapping para soltar la pena que sufrió y la necesidad de llorar por dentro y asociarlo con el trigo, y ahora Diana está gozando poder comer trigo sin ningún problema.

Su sensibilidad a productos lácteos tomó un poco más de tiempo para identificar sus orígenes, ya que habían varias cosas sucediendo en su vida cuando comenzó el problema. Después de hacer tapping y seguir la pista por unos minutos, pareció que los síntomas actuales comenzaron inmediatamente después de escuchar a un kinesiólogo (alguien que hace pruebas de músculo) que le dijo que ella era intolerante a caseína (un tipo específico de intolerancia láctea).

Después de eso, cada vez que Diana comía cualquier producto de leche con la excepción de helados o queso – aparentemente son procesados de tal manera que la caseína ya no es un problema para aquellas personas con sensibilidades a esa sustancia – ella mostraba síntomas de reacción alérgica. Hicimos tapping y replanteamos la idea de que no era posible que su cuerpo que toleraba productos lácteos (ella siempre había comido lo que quería) y de repente era intolerante a caseína. Nunca sabremos si esta era la única clave a su problema, ya que hicimos tapping en otros aspectos de su vida que le causaban estrés a la vez, pero ahora Diana se encuentra gozando productos de leche sin síntomas.

Este caso tiene varios puntos interesantes. Es fácil descartar eventos que no parecen estar relacionados a sensibilidad a ciertas sustancias en comidas, como un aborto. Recomiendo seriamente que cuándo estén trabajando con individuos con sensibilidad a ciertas sustancias en comidas, que no descarten ningún evento que les sucedió cuando comenzaron las sensibilidades. En vez sean diligentes a enlaces emocionales que surgen una vez empiecen el tapping.

Nunca sabremos por qué EFT de repente empezó a trabajar para Diana, después de haber tenido 7 tratamientos anteriores; sin embargo, yo creo que fue una combinación de dos cosas:

Primero, fue muy aparente al principio que Diana tenía dificultad en aceptarse ella misma. Le pedí que dijera la siguiente oración “Yo me acepto a mi misma tal como soy” en voz alta y le diera un valor usando la escala de 0 (de ninguna manera – absolutamente no) a 10 (absolutamente) a su inicial respuesta emocional. Fue sorprendente que su respuesta fue “no absolutamente no, pero cerca – un 2.”

Debido a esto, comenzamos el tratamiento solucionando el porqué no se aceptaba ella misma. Yo tenía una sospecha que esto le impedía continuar más allá de la frase preparatoria que se usó en los tratamientos anteriores. Trabajamos para que ella pudiera terminar la frase “Para poder aceptarme a mi misma tengo que…” También hicimos tapping en varias cosas en las cuales ella cargaba culpabilidad desde muy temprano en su vida.

Como no podía usar el final de la frase estándar preparatoria, usamos frases como “Yo acepto que por hoy así son las cosas para mi, y me abro a la posibilidad de que un día pueda cambiar.” Haciendo este tipo de trabajo, Diana comenzó a sentir sus primeros cambios con EFT, y su confianza de que podría ayudarle comenzó a aumentar. Después de trabajar con estos temas, su valorización de “yo me acepto” se elevó y fue posible empezar a trabajar en sus sensibilidades y usar la frase preparatoria estándar.

Segundo, al comienzo de nuestro primer tratamiento, le pregunté a Diana si era capaz de voltear el evento en que estábamos trabajando a una película mental. Su respuesta fue algo como, “Por supuesto que sí, me torturo todos los días con películas mentales.” La técnica de la película es una de mis favoritas ya que es una forma fantástica de llamar la atención de las diferentes partes del cerebro y a la vez eliminar todos los aspectos, y su respuesta fue una gran clave que podría trabajar bien para ella. Diana mencionó durante el segundo tratamiento que sus previos trabajadores de EFT no le habían ni si quiera presentado esta técnica, y ella sentía que fue un gran factor en su nuevo éxito encontrado con EFT. El sólo hablar no había tenido el mismo efecto para ella como poder ver los eventos en su mente.

Yo siento que los siguientes fueron aprendizajes valiosos de este caso:

1. Persistencia vale la pena. Si no estás obteniendo los resultados que quieres ver, encuentra otra persona con quien trabajar, o intenta usar otra técnica diferente detallada en el manual o el sito Web.

2. Si no estás teniendo el éxito en ninguno de los temas con EFT, intenta decirlo en voz alta, “Me acepto a mi mismo tal como soy”, y valóralo el la escala de 0 – 10 y observa que tan cierta se siente la oración. Acepta tu reacción visceral, la primera respuesta que sientes – esto no es un ejercicio de la mente razonable (¡Sí tu mente razonable tuviera las respuestas, no estarías necesitando EFT para enfrentar estos temas!)

Aunque a esta oración le des un valor alto en la escala de 0 a 10, yo recomiendo que continúes con el próximo paso de todas maneras. Hay ocasiones en la cual la gente le da un valor de 10 de 10 a esta frase, pero en el próximo paso descubren que sólo se aceptan condicionalmente. El próximo paso es completar la siguiente oración, otra vez con lo primero que se te venga a la mente. Para poder aceptarme yo necesito… Entonces comienza tapping con Aunque para poder aceptarme yo necesito… yo acepto que por hoy así son las cosas para mi, y me abro a la posibilidad que un día pueda cambiar. De NINGUNA MANERA USES la frase final estándar preparatoria ya que esta vencerá el propósito.

Prosigue el curso normal con EFT y continua valorando la primera frase (di “me acepto yo mismo tal como soy” en voz alta y valórala de nuevo) y vuelve a completar la segunda oración para ver si algo ha cambiado. Si el cliente originalmente le asignó un valor de 10, la segunda oración puede dar pistas por qué no se aceptaron incondicionalmente. Por ejemplo, ellos pueden decir, “Para poder aceptarme, necesito ayudar a otros.” En este caso, esto nos puede llevar a un tema central que necesita ser solucionado, antes que la frase preparatoria pueda funcionar.

3. Si sólo has usado las oraciones verbales, intenta usar la técnica de la película. Es muy poderosa, y usa muchas más partes del cerebro, y puede aclarar trauma increíblemente rápido.

EFT es una técnica increíble, y esto es claramente demostrado en el área de sensibilidades a sustancias en comidas. Con persistencia y el uso apropiado de herramientas disponibles dentro de EFT, sensibilidades a sustancias en comida no necesita ser una restricción en la vida de alguien.

Jo Hainsworth

Traducido por MMc