Helen Bressler lesionó su muñeca, y sólo obtuvo alivio parcial haciendo tapping directamente para la lesión. Cuando dirigió EFT a cuestiones emocionales, sin embargo, el dolor desapareció por completo. Ella concluye con 5 pensamientos sobre el hacer ‘tapping’ para las lesiones.

Por Helen P Bressler

Después de leer el artículo de JoAnn SkyWatcher con respecto a la utilización de EFT para aliviar el dolor resultante de una lesión de cadera, yo alivié casi de la misma manera una lesión de muñeca que me hice montando bicicleta. Este evento también reveló cinco puntos que consideré valiosos para cuando uno aborda lesiones (las comparto más abajo).

Como estudiante (madura) de enfermería, soy testigo de una serie de caídas y lesiones resultantes de las diferentes actividades entre una amplia gama de grupos de clientes. Una y otra vez veo la misma emoción emerger en el momento de la caída y después de la caída – vergüenza.

En mi experiencia, la vergüenza es la primera cuestión a ser abordada en relación con las caídas y las lesiones en adultos (a menos que haya otras más acuciantes emergencias clínicas que deban ser abordadas). En cuanto a mi incidente, yo estaba montando mi bicicleta de carreras hacia una tienda de ciclismo una fría mañana, con mi atuendo de ciclista, luciendo como una ciclista profesional y disfrutando a fondo el exceso de velocidad por las calles.

Cuando me acercaba a la tienda, tuve que bajar por una calle de una sola vía donde la carretera se redujo considerablemente y el paso de bicicleta pasó a ser parte de la acera. Un camino que tuve que cruzar estaba libre de tráfico, pero tenía reductores de velocidad angulares que atravesar, sobre los cuales yo confiaba que podía pasar fácilmente. Lamentablemente, la caída hacia la carretera desde la acera en este punto fue mucho mayor de lo que yo había previsto y me sacudí bruscamente al pasar dicha caída, logrando mantener la bicicleta recta, pero haciéndome daño en la muñeca en el proceso.

Sí, eso fue sumamente doloroso, pero, más que eso, yo estaba avergonzada. Ahí estaba yo, en mi atuendo de ciclista de aspecto muy profesional, montada arriba de una lustrosa bicicleta de carreras, y sin embargo bajando como un pedazo de plomo desde una acera alta. Mi primer pensamiento fue si alguien había sido testigo de eso, si los chicos de la tienda de ciclismo lo habían visto.

Dejé mi bicicleta en la tienda, ya que le tocaba una revisión completa, y luego caminé a casa, frotando mi muñeca. Más tarde esa noche decidí utilizar EFT en mi adolorida muñeca e hice tapping para el dolor, que se redujo de un nivel de intensidad de 9 de 10 a 4 de 10. Al día siguiente, el dolor seguía siendo notable aunque era menos grave. Hice varias rondas de EFT para el dolor en áreas particulares de la muñeca, en vano.

Entonces se me ocurrió hacer tapping para la emoción que había sentido inmediatamente – vergüenza. Hice tapping para la vergüenza de haber manejado la bicicleta hacía una zanja empinada, y la vergüenza por la posibilidad de haber sido observada por los empleados y clientes de la tienda de ciclismo. También hice tapping porque me sentía como una idiota. En tres rondas el dolor de la muñeca había bajado a cero de diez y recuperé todo movimiento.

Ha habido una serie de artículos recientemente con respecto a las lesiones, especialmente en relación con las caídas o con estar a punto de caerse; lo anterior en conjunto con mi experiencia clínica me lleva a resumir mis observaciones en cinco puntos:

1. Recuerde usar EFT para todo – me tomó un par de horas antes de usar EFT en este caso. Si hubiera hecho tapping inmediatamente o tan pronto llegué a casa, me hubiera ahorrado varias horas de incomodidad. También, con la visualización de la secuencia de EFT, que suele ser tan efectiva como el tapping físico, pude haber hecho EFT inmediatamente después de que estuve a punto de caer, ya sea cuando iba llegando a la tienda de ciclismo o durante la caminata a casa.

2. En todos los casos que he encontrado en adultos, de caídas o de haberse estado a punto de caer y de lesiones, me parece que hay un alto nivel de vergüenza. JoAnn SkyWatcher y yo, las dos hemos notado una gran mejoría cuando se ha abordado esta emoción.

3. Una vez que la vergüenza inicial es abordada, considere otros aspectos de esta emoción u otros pensamientos que surgieron como resultado del incidente. Me sentí como una idiota por haber manejado la bicicleta directo a la zanja entre la acera y el reductor de velocidad, y así que hice tapping para ello.

4. Otra emoción de la que he sido testigo en adultos a raíz de una caída o de haberse estado a punto de caer es el temor o reticencia a continuar con la misma actividad o con una similar. Propongo abordar el tema del miedo, la reticencia o futuras limitaciones cuando se trata de lesiones.

5. Una última consideración es explorar los pensamientos o emociones que ocurren directamente antes del incidente. Esto puede dar una idea de una cuestión central que pueda permanecer después de que el asunto de la caída haya sido tratado. En mi caso, yo había estado pensando acerca del trabajo pre-semestre que quería completar ese día; eso estaba acompañado de la impaciencia que sentía en relación con el tiempo que llevaría caminar de regreso a casa desde la tienda de ciclismo. Esta impaciencia puede muy bien haber permanecido oculta o haber sido considerada intrascendente, sin embargo reconocí que este fue el origen del incidente de la bicicleta y de otros eventos pasados. En consecuencia, una cuestión central había sido descubierta y abordada, rompiendo así un posible ciclo y facilitando una más profunda toma de conciencia en el proceso.

En breve:

1) Utilice EFT para todo.

2) Aborde la vergüenza.

3) Aborde aspectos o emociones que la acompañen.

4) Considere cualquier temor, resistencia, miedo, ideas limitantes con respecto a la actividad futura.

5) Examine pensamientos o sentimientos inmediatamente anteriores al evento.

Bendiciones y paz,

Helen P Bressler

Traducido por María del Pilar Castillero – Escribir a Mari Pily Ir a sus sitio Web