Este útil artículo de Cathleen Campbell se dirige a algunas barreras en las ventas normales. Exige un conocimiento de la ley de Atracción para obtener el mayor beneficio.,

Por Cathleen Campbell

Estimado Gary

Desde la presentación de El Secreto (una película que exalta las virtudes de la Ley de Atracción), muchos de mis clientes se han cuestionado tener que hacer muchos esfuerzos en el trabajo, sobre todo con respecto a problemas de negocios que no parecen muy apremiantes o tan traumáticos. Ellos simplemente se han convertido a una nueva religión de «solo siéntase bien» y sus deseos se harán realidad.

Pero, para la mayoría de las personas que tienen un producto o servicio para vender, eventualmente mas tarde o mas temprano, TODOS NOSOTROS tendremos que hablar con alguien que no conocemos y no hemos pre-calificado. Y aun cuando no levante el teléfono usted mismo eso le va a plantear todo tipo de problemas relacionados y el miedo subyacente de las llamadas de venta.

Mi cliente, Tom, es un tipo joven genial, muy ávido y ansioso por hacer bien su trabajo actual y su carrera en general. Él trabaja para una compañía pequeña, manejada por la familia, y que ha estado allí durante algunos años. Su patrón y compañeros de trabajo realmente quieren a Tom y a su dedicada pero divertida naturaleza.

Como la mayoría de las personas cuya energía subyacente esta atascada girando alrededor del asunto de las ventas, él usa la mayor parte de su tiempo en los aspectos de su trabajo que él puede controlar – los informes de venta, las reuniones, la contabilidad. Ocupará su día con todo tipo de cosas, menos en las llamadas de venta telefónica. ¡De hecho, él pasa la mayor parte de su día de trabajo con los clientes actuales en lugar de intentar siquiera trabajar con los posibles clientes que su departamento tiene en archivo!

Cuando hablamos respecto de las llamadas de venta por primera vez, el dijo que su compañía tiene bastantes clientes interesados como para mantenerlos ocupados. «En verdad «, él intentó convencerme de que, «las ventas se hacen solas. De hecho, nosotros somos más que un departamento de servicio al cliente que un departamento de ventas”.

Entonces si su departamento se supone que es sólo de servicio al cliente, yo lo incité, por qué a él le llamaban un Representante de Ventas? ¿Por qué una gran parte de su sueldo esta basada en las comisiones? ¿Y por qué esas posibles ventas no estaban simplemente cayendo en su regazo como cuentas cerradas?

Pasamos un tiempo aclarando todos los distintos aspectos de las ventas incluyendo las ideas negativas preconcebidas sobre cómo las ventas pueden ser intrusas o resentidas. Y entonces apareció el gran trozo de comprensión: Tom estaba intentando aplicar «el secreto» secretamente.

¡El único problema era que Tom tenía todo este montón de energía atrancada alrededor del concepto de las ventas, que su trabajo en la Ley de Atracción (LDA) estaba haciendo lo contrario de lo que él quería! De hecho, él atrajo lo que él más temía… ninguna venta.

La Ley de Atracción no empieza simplemente en el momento en que nosotros nos damos cuenta de ella. Más bien, nosotros siempre estamos atrayendo aquello en lo que estamos vibrando. Y a menos que limpiemos la energía atorada y la programación negativa subyacente alrededor de lo que queremos atraer, simplemente seguiremos manifestando lo que resuena con nuestra energía atascada, y no en lo que estamos trabajando cualquiera que sea el programa de la Ley de Atracción.

Una vez que Tom comprendió esto, estaba ansioso por limpiar su energía atascada – sobre todo alrededor del tema de usar la Ley de Atracción, porque – como muchos (principiantes) «manifestantes» novatos hacen – él había comenzado a sentirse resentido porque no le estaba funcionando a él. Limpiamos cosas como:

Aunque yo me he estado engañando con que podría pensar simplemente en una cosa y ésta se haría realidad, porque yo creía en todos los nuevos libros y cintas que se han vuelto extremamente populares, y ahora me siento como que esas personas me han mentido y no me gusta lo que ellos dicen, no obstante, yo elijo amarme, aceptarme y perdonarme a mi mismo y a ellos porque todos estábamos haciendo lo mejor que podíamos.

Aunque yo no comprendía que la LDA es sólo un paso en todo un proceso de manifestación, y mi miedo a las ventas y especialmente las llamadas telefónicas me hizo querer creer que sería mas fácil, yo elijo ver que una vez que aclare mis miedos, mientras haya más esfuerzo de mi parte, las ventas realmente pueden volverse más fáciles y yo puedo usar también la LDA para apoyar mis acciones, porque yo me amo, me acepto y me perdono a mi mismo.

Aunque yo sólo quiero hacer las partes de mi trabajo con las que me siento cómodo al hacerlas, y mi mente subconsciente está ayudando protegiéndome al hacerme pensar que estoy demasiado ocupado para hacer las ventas, ahora yo elijo amarme, aceptarme y perdonarme y ahora dirijo a mi mente subconsciente para soltar todas las distracciones que me impiden generar el ingreso que yo puedo tener trabajando el aspecto de las ventas en mi trabajo, en la proporción correcta a todo el otro trabajo que yo tengo.

Lentamente, a lo largo de un período de unas pocas semanas, Tom empezó a informar de algunas pequeñas victorias, como haber hablado con algunas nuevas personas que habían contactado con su compañía por primera vez y que las había convertido en posibles ventas, o haber aumentado las ventas con clientes ya existentes. En poco tiempo, Tom estaba empezando a hacer las llamadas de venta telefónica y estaba consiguiendo interesarlos en saber más.

Así a menudo nosotros queremos resultados inmediatos y estelares, y nuestra mente subconsciente nos permite tomar la falta de esos resultados rápidos y dramáticos como la evidencia de que nuestros esfuerzos no están funcionando. Pero Tom entiende que él está sembrando semillas, desmalezando, nutriendo y fertilizando su jardín. Él está preparado para cuidar y atender mientras su jardín crece hacia una cosecha madura que simplemente llegará un día.

La cosa importante para considerar es que las comisiones de Tom han crecido en general, firmemente y en una cantidad claramente notable. Su empleador está totalmente complacido con sus nuevos resultados. ¡Él está contento de que ambos esfuerzos, el trabajo con energía y la aplicación diaria de las herramientas que aprendió – incluyendo la Ley de Atracción ahora – están literalmente dando resultados!

La mayoría del tiempo, realmente nosotros somos inteligentes. Es difícil para las personas inteligentes tener su energía atascada porque sus mentes están buscando activamente intentando deducir lo que está pasando. Pero una vez que ellos comprenden que tienen un cierto trabajo que hacer, y empiezan directamente a limpiar o aclarar cualquier cosa que este bloqueándolos, los cambios son a menudo dramáticos. Uno de los mejores resultados es que ellos pueden soltar el sentimiento de que «si yo soy tan inteligente, ¿por qué no soy más exitoso?»

¡Me siento especialmente orgullosa de decir que con la rara excepción de aquéllos que no hicieron su tarea (cosas simples como hacer tapping entre las sesiones), mis clientes del 2007, todos me han dejado saber que sus saldos de fin del año muestran entre el 60% a un 500% de aumento en las ventas!

¡EFT es verdaderamente el Secreto del Éxito más provechoso del profesional de las ventas!

Viviendo en Armonía

Cathleen

Traducido por Ana Maria León