Carol Look nos lleva a un viaje detallado a través de varios asuntos de índole física y sus causas emocionales. Hay mucha introspección en esto. Tal vez deseen leerlo varias veces.

Por Carol Look

“Joe” asistió a mi taller anual de EFT recientemente. ¡Él estaba deseoso de contarme cómo su mejoría alcanzada durante el taller del año anterior había durado durante los doce meses desde la última vez que lo vi!

Un año antes, Joe, un brillante artista y arquitecto retirado de alrededor de 75 años de edad, asistió a mi taller para el alivio del dolor y estaba ansioso por trabajar con su deprimente “hombro congelado”. Él viajaba en un autobús el año anterior, y el autobús paró súbitamente y lo lanzó hacia delante, dislocándose parcialmente el hombro izquierdo. Finalmente le diagnosticaron “hombro congelado” y tenía un rango de movilidad mínimo. Él sólo podía levantar su brazo en forma lateral en un 30% después del incidente del camión (imaginen que su brazo descansando a su costado representaría el 0%, y elevado derecho arriba de su cabeza sería 100%). Después de nueve meses de fisioterapia, él logró mover su brazo hacia arriba en un 45%. Después de asistir a una conferencia de EFT, ganó un 5% adicional en su rango de movilidad, y podía sostener su brazo en un ángulo recto con respecto a su cuerpo, hasta 50% lateralmente.

Adicionalmente a este problema con su hombro, Joe había sufrido una lesión en su espalda en 1959 al caer de una escalera. Estaba a punto de irse de luna de miel en ese entonces, por lo que decidió no asistir al doctor. Después le dijeron que se le había roto una pequeña parte de una vértebra. Él ha sufrido dolor de espalda durante más de 50 años, lo cual ha ocasionado que para él sea insufrible estar de pie dando clases en su trabajo, así como estar de pie trabajando como artista.

Joe consideró dejar el taller el año pasado debido a que el dolor de su espalda y la incomodidad de su hombro eran tan intensos que le hacían difícil el permanecer quieto prestando atención. Afortunadamente, se dio la oportunidad de que él actuara como sujeto de demostración en el escenario.

Durante el taller, Joe se ofreció como voluntario para pasar al escenario y trabajar con ciertos asuntos emocionales conectados con el dolor en su cuerpo. Joe le contó a la clase cómo había sido un refugiado checo en 1946, y había sido obligado a escapar a un país extranjero con apenas una mochila pequeña, a la edad de 12 años. Surgieron varios temas principales con los que hicimos tapping para Joe:

• Dolor extremo por dejar su hogar y todo lo que él conocía.

• Dolor, traición y frustración porque nadie le creía cuando describía las atrocidades que había presenciado en su país natal.

• Evento específico de haber “sido llamado un MENTIROSO”.

• La injusticia de lo que había presenciado (viendo como le habían disparado a su mejor amigo frente a él).

En las palabras de Joe: “Todo en lo que yo creía, todos los vínculos con la realidad, súbitamente desaparecieron. Y encima de todo, fui forzado a hablar inglés, y se me dijo que era un “niño malvado” por mentir acerca de tanta tontería”.

EL TAPPING DEL AÑO PASADO

Yo entrevisté personalmente a Joe este año, 12 meses después del taller original, y como mejor pudimos, reconstruimos las frases efectivas de tapping y rondas de EFT que habían aliviado el dolor en su espalda y su hombro. Ninguno de nosotros recuerda haber hecho tapping en el “accidente” en sí o en el incidente del autobús, las “causas” aparentes del daño físico, así que nos enfocamos en los conflictos emocionales.

Punto de Karate: Aunque ellos no me creyeron… me llamaron mentiroso, y me sentí tan necesitado de apoyo, aún así yo me amo y me acepto honda y profundamente… Aunque nadie me creyó y me llamaron mentiroso, acepto como me siento y como ellos respondieron hacia mí… Aunque me llamaron mentiroso y no creyeron en lo que dije, elijo aceptar mis sentimientos y quien soy.

CEJA: Ellos no me creyeron y fue tan doloroso.

LADO DEL OJO: Me llamaron mentiroso.

BAJO EL OJO: ¿Por qué no me creyeron?

BAJO LA NARIZ: Nadie me apoyó.

BAJO LOS LABIOS: Nadie me creyó.

CLAVÍCULA: Este dolor está guardado en mi hombro y mi espalda.

BAJO EL BRAZO: Nadie me apoyó.

CORONILLA: Me sentí sin nada de apoyo.

CEJA: ¿Cómo me pudieron acusar de mentiroso?

LADO DEL OJO: Me sentí tan asustado y enojado, y esto apareció en mi espalda.

BAJO EL OJO: Estaba asustado y completamente solo.

BAJO LA NARIZ: Ellos me llamaron mentiroso.

BAJO LOS LABIOS: Con razón me duele la espalda.

CLAVÍCULA: Todavía me altera que no me hayan creído.

BAJO EL BRAZO: Estoy almacenando el dolor en mi espalda y hombro.

CORONILLA: Soy libre de dejarlo ir si así lo elijo.

Joe pudo darnos los detalles del sufrimiento y la pérdida que experimentó estando en su país natal. Nos dijo como mataron a su amigo frente a él, y como él había tenido que enterrar esos sentimientos. Hizo tapping conforme nos contaba los detalles. Aún cuando la historia era obviamente traumática, el hecho de que nadie creyera su historia hacía que esta tuviera una carga mucho más alta para él.

La soledad y el sentido de aislamiento de Joe eran muy intensos. Y todavía los sentía al recordar aquellos años en que escapaba a otro país.

Punto Karate: Aunque estaba tan solo y me sentía tan falto de apoyo, elijo aceptar quien soy y como me siento… Aunque estaba terriblemente solo, y nadie podía apoyarme, acepto quien soy y como me sentí y como me siento… Aunque me sentí tan solo entonces, acepto quien soy y como me siento.

CEJA: Estaba tan solo.

LADO DEL OJO: Nada era igual.

BAJO EL OJO: Estaba completamente solo.

BAJO LA NARIZ: Nadie me apoyó.

BAJO LOS LABIOS: Estaba completamente solo.

CLAVÍCULA: Me sentía tan solo todo el tiempo.

BAJO EL BRAZO: Nadie me apoyó.

CORONILLA: Me sentí tan falto de apoyo.

Joe le contó a los participantes de la clase lo importante que fue que todos lo escucháramos y reconociéramos lo solo que había estado. Esta historia de ser un refugiado tocó a muchos participantes, y todos le permitimos contar su historia, le creímos, y honramos el dolor que había sufrido.

Punto Karate: Aunque he estado cargando esta pena por décadas, yo elijo aceptar quien soy y lo que pasó… Aunque he estado aguantando en mis hombros esta pena por décadas, acepto quien soy y como me siento… Aunque he estado guardando la pena en mi espalda y hombro, acepto y amo honda y profundamente quien soy y como me siento.

CEJA: La pena ha estado guardada en mi espalda.

LADO DEL OJO: La increíble pena de perder mi vida.

BAJO EL OJO: Estaba completamente solo.

BAJO LA NARIZ: Puedo sentir la pena ahora mismo.

BAJO LOS LABIOS: La pena en mi espalda.

CLAVÍCULA: Esta terrible pena y soledad.

BAJO EL BRAZO: Esta pena de toda la vida.

CORONILLA: Toda esta pena y pérdida.

CEJA: La pena que ha estado guardada en mi cuerpo todo este tiempo.

LADO DEL OJO: Esta pena y pérdida en mi cuerpo.

BAJO EL OJO: Sufrí tantas pérdidas.

BAJO LA NARIZ: Las pérdidas en mi espalda.

BAJO LOS LABIOS: La pena que he estado guardando en mi cuerpo.

CLAVÍCULA: Esta solitaria pena.

BAJO EL BRAZO: Demasiadas pérdidas…

CORONILLA: Décadas de pena en mi espalda.

Joe recuperó el 100% de movilidad en su hombro “congelado”, y mejoró tan dramáticamente el dolor crónico de su espalda que informó alegremente a los asistentes del taller que en lugar de tomarle 25 minutos trasladarse dificultosamente al tren subterráneo como sucedió el primer día, ¡sólo le tomó 7 minutos el último día del taller!

ESTE AÑO:

Este año en el taller anual, Joe dijo que sufría de extrema tensión en sus piernas que le hacía difícil permanecer de pie, así como permanecer sentado durante largos periodos, y también le ocasionaba dolor. Cuando le pregunté qué pensaba que podría estar contribuyendo al dolor, él inmediatamente identificó un conflicto emocional. Joe dijo que sus dos hijos adultos viven en un país extranjero, y que los extraña terriblemente. Dijo que su conflicto (que aparece en forma de tensión en sus piernas) parecía provenir de querer ir a visitarlos, y necesitar permanecer en casa. Su ex esposa le había prohibido visitarlos, y también había algunas complicaciones por lo estricto de sus creencias religiosas. Joe identificó (1) impotencia (2) pena y (3) desamparo.

Punto Karate: Aunque me siento tan desamparado y no puedo ir de visita, aún así me amo y me acepto completa y profundamente… Aunque me siento desamparado e impotente, aún así elijo aceptar que tengo estos sentimientos… Aunque siento tristeza y desesperanza con respecto a mis hijos, acepto quien soy y quienes ellos son.

CEJA: Me siento tan impotente acerca de esta situación.

LADO DEL OJO: No se me “permite” ir de visita.

BAJO EL OJO: Me siento desesperanzado e impotente acerca de esto.

BAJO LA NARIZ: No tengo alternativa.

BAJO LOS LABIOS: El conflicto se está manifestando en la tensión en mis piernas.

CLAVÍCULA: Este conflicto acerca de visitar a mis hijos.

BAJO EL BRAZO: Los extraño tanto.

CORONILLA: Me siento tan impotente.

CEJA: Me siento impotente y desesperanzado.

LADO DEL OJO: Este conflicto se está manifestando en mis piernas.

BAJO EL OJO: Esta tensión en mis piernas.

BAJO LA NARIZ: Los extraño tan profundamente.

BAJO LOS LABIOS: Me siento tan impotente y no me puedo mover hacia delante.

CLAVÍCULA: No puedo avanzar con mis piernas.

BAJO EL BRAZO: Mis piernas están cargando este conflicto.

CORONILLA: Me siento tan falto de apoyo.

Muy rápidamente la tensión en las piernas de Joe bajó de un nivel de intensidad de 10 a cero en una escala de 10, y él pudo permanecer de pie en el escenario mientras otros participantes que habían pasado a hacer una demostración contaban sus historias y hacían tapping. Esto era bastante inusual para él. La tensión en las piernas de Joe permaneció aliviada durante los 2 días siguientes en el taller; yo planeo mantenerme en contacto con él mediante correo electrónico. Adicionalmente, en lugar de enfocarse en “extrañar” a sus hijos, él compartió con la clase cómo había recibido bellas tarjetas del Día de San Valentín y buenos deseos de parte de ellos, y reconoció la profunda conexión con sus hijos.

RESUMEN DE RESULTADOS:

UN AÑO ANTES:

• El dolor de espalda de Joe bajo de 10 a cero.

• El rango de movilidad de su hombro mejoró de 50% a 100%, y podía alzar su brazo izquierdo completamente arriba de su cabeza.

• En lugar de tomarle 25 minutos llegar dificultosamente hasta el tren subterráneo, sólo le tomó 7 minutos.

ESTE AÑO:

• Joe me mostró que su hombro permaneció sano, y que él todavía podía elevar su brazo 100% sobre su cabeza.

• Él está totalmente libre de dolor de espalda.

• El dolor y la tensión de sus piernas bajó de 10 a cero, y él me dijo “¡yo corrí al tren subterráneo esta mañana y sólo me tomó 2 minutos!”

Muchas gracias a Joe por su perseverancia, gracia y apertura hacia EFT.

Carol Look

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Escribir a Ana Paula