Encontrando el problema de fondo que produce el Trastorno Obsesivo Compulsivo – AHEFT


El tratamiento convencional para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) típicamente involucra medicamentos y/o un sin fin de horas de terapia. Sin embargo, con EFT buscamos problemas emocionales sin resolver que producen los comportamientos indeseados y una vez que han cedido, los comportamientos disminuyen. Note en éste artículo como Figen Genco continúa buscando un problema de fondo y finalmente lo encuentra. Puede que sean necesarias más sesiones para localizar más problemas de fondo, pero vale la pena leer la forma en la que éste fue descubierto.

Por Figen Genco, BA
Jane llamó para hacer una cita de EFT. Ella dijo tener TOC (Trastorno Obesivo Compulsivo) y explicó que su doctor le había recomendado que encontrara a un terapeuta de EFT para sus problemas. Me alegró saber que un médico la había recomendado.
Cuando fui a verla, comenzó por decirme que había sido infiel a su pareja y que tenia 2 kilos de peso extra que necesitaba perder. Agregó que lucía verdaderamente gorda y por esos 2 kilos extra no podía permitir que sus niños se le acercaran. Este era el problema de TOC actual – insistiendo compulsivamente sobre su peso extra. Estaba casi llorando cuando pronunció la palabra “gorda” y se le podía ver el disgusto en los ojos. (Ella mide 1.88m y pesa 61 kilos).
Comencé por preguntarle cuándo había comenzado su problema de TOC y me contestó que cuando tenía aproximadamente 7 años, y que cuando algo agradable sucedía iba al baño y prendía y apagaba las luces varias veces para prevenir que sucediera algo malo.
Le pregunté si sabía por que lo hacía, pero no podía recordar. Entonces hicimos EFT así: Aunque no recuerdo por qué empecé a hacer mis rituales cuando tenía 7 años con las luces siempre que algo agradable sucedía, me amo total y completamente.
En ese momento le pregunté si la frase se ajustaba a ella y me dijo que tenía dificultad con la parte de aceptarse. Entonces cambiamos esa parte de la frase por… Estoy abierta a la posibilidad de aceptarme… A propósito, no les pregunto a mis clientes antes de decir la frase si se pueden aceptar a si mismos. No quiero que ellos empiecen a preguntárselo si están bien consigo mismos. De todas maneras, siempre sale a la luz si hay una dificultad relacionada con la aceptación.
Después de la primera ronda con la frase básica, me comenzó a contar de su infidelidad. Le pregunté si su esposo sabía y me contestó que sí. Entonces le pregunté si él la había perdonado y me dijo que sí. Sentí enojo y resentimiento en su voz, así que tomé nota en mi cuaderno. Le pregunté si se había perdonado a si misma, me contestó que no y trabajamos en eso utilizando la frase básica.
Aunque no me he perdonado por esta infidelidad, estoy abierta a la posibilidad de aceptarme profunda y completamente. Tendré en consideración amarme y perdoname por la infidelidad. Consideraré amar y perdonar a cualquier otra persona que haya hecho que yo fuera infiel.
Trabajamos en diferentes aspectos de esta infidelidad de la manera descrita anteriormente, acerca del esposo, acerca del amante y acerca de ella misma. Al mismo tiempo que estabamos haciendo EFT para las emociones relacionadas con el esposo, descubrimos un aspecto acerca de su mamá. Dijo que su madre es una persona que jamás está felíz o satisfecha con su vida. Siempre ha empujado al padre de Jane a conseguir más dinero, casas mejores y más grandes. Jane siempre sentía que nada era lo suficientemente bueno para su madre. Se dió cuenta que ella había estado haciendo lo mismo con su esposo. Asi que hicimos EFT en varias cosas relacionadas con este tema.
Tambien se dió cuenta que ella sentía no ser lo suficientemente buena para su esposo, quien es una persona muy autosuficiente y cariñosa. Entonces encontró a este amante de quien tenía que cuidar y quien constantemente le decía que estaba gorda y que la iba a dejar. Eso me hizo darme cuenta que era auto castigo.
Después de varias rondas con frases básicas, repitió el nombre del amante y tenía una mirada de asombro. Dijo que ya no veía más su cara, solamente las letras de su nonbre pero estaba muy borroso Le dije que pusiera un marco alrededor de las letras (una técnica de PNL) y que comenzara a alejarse de él hasta que desapareciera – al tiempo que escuchaba en el fondo una canción alegre de despedida. La dirigí a que cerrara los ojos, le diera las gracias y le dijera ¡adiós y buena suerte!
Bebimos algo de agua y comenzó a decirme que la Navidad anterior había estado muy felíz con su familia – los padres viven cerca – y quería que la felicidad durara para siempre, pero… ¡en medio de la frase comenzó a recordar! A medida que yo le hacía las preguntas apropiadas, la guiaba y le aplicaba la técnica de EFT, recordó su historia.
Cuando tenía 7 años vivían en una casa que ella amaba. Tuvieron una Navidad fabulosa y después ella se enfermó seriamente. Tuvieron que llevarla al hospital. Estuvo allí durante 3 meses. Después tuvieron que mudarse de la casa que todos en la familia realmente amaban.
Ella asoció una evento bueno seguido de algo malo sucediéndole a ella, por ella haber causado que todos perdieran algo que amaban. Fue entonces cuando ella comenzó su ritual de las luces, para prevenir que sucedieran esas cosas… el miedo, la culpa, un sentimiento de no merecer, el auto castigo y la ansiedad.
Hicimos varias rondas de EFT. Irradiamos amor hacia su esposo, a la madre y a la pequeña Jane. Ya casi habiamos llegado al final de la sesión de dos horas y ni una sola vez abordamos el tema del peso. ¡Era hora! Le dije que repitiera esta frase “soy gorda”. Lo dijo bastante desanimada y agregó “Ah, siempre puedo hacer ejercicios y perder esos kilos extra. Estoy ansiosa de que mis niños lleguen a casa. Estoy ansiosa por abrazarlos. No puedo creer que haya desperdiciado todo este tiempo”. Entonces hicimos EFT en “Aunque he perdido algo de tiempo…”
Figen Genco, BA
Traducido por Maria Teresa Shehata

Deja un comentario