Enfermedades crónicas

EFT apunta claramente a la conexión entre nuestra salud física y nuestras emociones, ayudando a los síntomas individuales, la calidad de vida y a potenciar la recuperación. Por ello ha resultado una herramienta eficiente para tratar enfermedades crónicas. El diagnóstico de una enfermedad crónica es una etiqueta muy pesada que hace sentir como prisionero  y sin control de su cuerpo a quien la padece. Suzanne Lerner comparte su idea acerca del peso positivo y negativo que conlleva un diagnóstico.
 
 
EFT es funcional también para pensamientos crónicos que crean resistencias a la recuperación. Llegan a crear estados crónicos dónde el deseo de mejorar y la resistencia actúan sobre un mismo tema, dificultando la recuperación del cliente. Para estos casos existe la técnica de la doble burbuja la cual se describe a continuación.
 
 
Otra técnica para tratar éste tipo de casos es la técnica de la imaginería, en la que el cliente es capaz de accesar y manejar las emociones que evitó recordar. Esta técnica permite ver de manera metafórica la emoción encerrada en el síntoma, haciéndola una carga más ligera para el cliente.
 
 
Para trabajar con EFT enfermedades crónicas se recomienda trabajar lentamente para detectar la creencia o experiencia de la vida que contribuyó a la activación de la condición. Algunos clientes han logrado permitirse sentir emociones, sueltan el enojo y sólo con esto logran grandes cambios, como los que se muestran a continuación.
 

 
Artículos de enfermedades crónicas:

Deja un comentario