Un doctor, en su caminata matutina, notó una dama vieja con una sonrisa contenta en su cara sentada frente a su casa. Él se paró, la saludó, y comentó sobre lo contenta que se veía. El doctor preguntó, “¿Querrás compartir tu secreto de la vida?”

“Fumo 10 puros al día”, dijo ella. “Antes de dormir, fumo mariguana. Además tomo toda una botella de whiskey cada semana, y sólo como comida chatarra. En fines de semana, tomo pastillas, grito groserías a los vecinos, y no hago nada de ejercicio.”

“¡Eso es fenomenal! ¿Cuántos años tienes?”

“Treinta y cuatro”, respondió.

Autor desconocido