Eric Robins, MD, terapeuta con gran experiencia en EFT, analiza el trabajo del pionero en salud John Sarno y nos comenta cómo las emociones son una causa central de dolor. Por supuesto que estamos muy familiarizados con esa noción al haber reducido el dolor de miles de personas al derrumbar sus problemas emocionales. El doctor Robins dice: «Yo estoy seguro también de que es obvio que algunos de los métodos que él [Sarno] usaba para manejar los problemas emocionales eran arcaicos comparados con la velocidad y eficiencia de EFT. Podíamos esperar obtener mejores y más rápidos resultados con EFT, que es la mejor y más rápida técnica de sanación mente-cuerpo para usos clínicos en uso clínico en el mundo en este momento».

Por Eric Robins, M.D.

John Sarno, MD, es un profesor de medicina física en NYU, y atiende los peores pacientes crónicos del mundo. Muchos de ellos han tenido dolor grave (en cuello, espalda, hombro, nalgas) durante 10 a 30 años, muchos han recibido varias inyecciones epidurales, una o más cirugías, y años de terapia física. Todos han sufrido terribles mecanismos de acción (como una carretilla elevadora que se les cae encima, o un jet 747 que rueda sobre ellos), y sus placas de rayos X se asemejan al “hombre elefante”, de modo que al parecer tienen una buena razón para su dolor.

Con esta gama de pacientes, él experimenta una tasa de curación de 70% (tanto de dolor como funcional), y un 15% adicional de sus pacientes mejoran en gran medida (esto es, 40 a 80% de mejoría). Y él ha experimentado estos resultados con unos 12,000 pacientes.

El paciente adolorido promedio llega y el doctor suele ordenar un estudio de imagen de resonancia magnética (IRM), la cual invariablemente muestra algún tipo de anormalidad anatómica como una hernia discal, una estenosis espinal o una artritis vertebral, a lo cual el doctor por lo común dice, por ejemplo, “El causante del dolor es el disco”, de modo que la terapia se dirige a tratar el disco, con resultados pobres a largo plazo.

Sarno revisó la literatura y observó que si se toma una muestra de 100 personas de una edad intermedia SIN dolor de espalda y se les practica un estudio de IRM, el 65% tendrá una hernia discal o estenosis espinal SIN dolor (artículo del New England Journal of Medicine, 1994), de modo que se preguntó, “Si no es el disco el causante del dolor, entonces ¿cuál es la causa del dolor?”

Lo que encontró es que esa gente tenía tensión y espasmos crónicos de los músculos del cuello, espalda, hombros o nalgas. Menciona que cuando un músculo se tensa crónicamente, la sangre no puede fluir a través de él, lo que ocasiona una falta relativa de oxígeno, que es la causa del dolor grave. Imagínese también un músculo tenso atrapando un nervio, lo que propicia síntomas de ciática.

Un punto importante aquí es que no habla de pacientes cuyo dolor es sólo producto de su imaginación, sino que ofrece una explicación fisiológica para él. Sin embargo, una vez que usted suba un par de niveles lógicos en el siguiente párrafo, notará la conexión con las emociones.

Después Sarno formuló la siguiente pregunta: “¿Por qué alguien que tiene los músculos tensos de manera crónica pudo empezar a tensarlos?“. Ofrece la explicación siguiente: dice que muchos de nosotros crecimos en una familia y aprendimos, en cierto nivel (inconsciente), que no está bien sentir o expresar nuestro enfado o ansiedad.

Por supuesto, el problema es que cuando crecemos, presentamos eventos específicos o traumas que generan enojo o ansiedad. En la medida que estas emociones comienzan a surgir en nuestro cuerpo, nuestra mente subconsciente dice básicamente: “No está bien o no es seguro estar sintiendo estas cosas”. Sarno dice, entonces, que la mente subconsciente provoca que los músculos atrapen y aprieten los nervios para causar un dolor que aparte de nuestra mente aquello por lo que estamos enfadados o ansiosos. Algunas veces este dolor o proceso puede perdurar por décadas.

La forma en la que Sarno obtuvo sus sorprendentes resultados es al invitar a algunas personas a dos conferencias. En la primera conferencia les dijo a los invitados: “No es el disco ni la estenosis espinal, ni otra anormalidad anatómica lo que causa su dolor. La mayor parte de las personas de su edad sin dolor tienen un disco herniado o estenosis, etc. Lo que causa su dolor es una tensión y espasmos crónicos de los músculos. Bla, bla, bla.”

En la segunda conferencia les comentó: “Cuando manifiesten un dolor, les pido que observen con respecto a qué se encuentran enfadados o ansiosos”. Enseguida Sarno describe cómo ha escrito sobre esa gente en revistas especializadas, o llevado a sesiones de terapia de grupo o metido a psicoterapia. Comenta que alrededor del 20% de sus pacientes no estaba consciente de con qué estaban enojados o ansiosos, y necesitaron trabajar con un terapeuta para percatarse del material que habían reprimido o del que eran inconscientes.

Suelo explicar el modelo de Sarno cuando doy conferencias por el hecho de que obtiene resultados sorprendentes y, por supuesto, me remito a los hechos. En uno de sus libros más recientes, él explica que este modelo emocional no sólo se trata de dolor músculo-esquelético, sino que puede usarse para la mayoría de enfermedades crónicas o funcionales. Asimismo, estoy seguro de que es obvio para usted que alguno de los métodos que usaba para manejar los problemas emocionales son arcaicos comparados con la velocidad y eficiencia de EFT. Podríamos esperar obtener resultados más rápidos y mejores con EFT, que en la actualidad es la mejor técnica de sanación de cuerpo y mente en uso clínico en el mundo, así como la más rápida.

Eric Robins, MD

Traducido por Ricardo Viesca Escribir a Ricardo