Este artículo de Loren Fogelman muestra cómo puedes «desarrollar un ardiente deseo de alcanzar una meta». Envía un mail a Loren y visita su sitio web.

Por Loren Fogelman

¿Alguna vez te has sentido tan apasionado sobre algo que estabas dispuesto a hacer cualquier cosa para alcanzar tu meta? A pesar de haber barreras, sabías que esto era lo correcto para ti y nada iba a detenerte. Los obstáculos que habías evitado en el pasado eran ahora los retos a los que estabas dispuesto a enfrentarte y superar. Tenías una actitud de «hacer lo que sea.»

En cuanto desarrollas un ardiente deseo de alcanzar una meta y sientes una fuerte intuición sobre esta nueva dirección, tu mentalidad cambia. Las excusas y la resistencia de pronto se derriten por completo. Lo que antes parecía ser montañas a escalar son ahora sólo un paso más que tomar hacia tu meta.

Mi cliente, Sue, estaba centrada en los obstáculos que tenía que superar a fin de abrazar el propósito de su vida, comenzando una práctica privada como una coach de la vida. Sue estaba abrumada con lo mucho que necesitaba hacer antes de dejar su trabajo corporativo y poner en marcha su práctica. Ella era una persona detallista y quería tener todo planeado.

El perfeccionismo es en realidad un obstáculo para el éxito. Esperar que todo sea perfecto le impide actuar. Decía que quería saber cómo iba a salir todo y conocer cada paso del camino. Estaba nerviosa por esta elección, pero quería que funcionara. El perfeccionismo estaba contribuyendo a la dilación y evitar riesgos.

La discusión acerca de estar en control y el perfeccionismo era una bandera roja. Estos obstáculos disfrazaban algo más profundo. Esta no es la primera vez que el perfeccionismo impide tomar acción. Hacía falta tratar el aspecto raíz para permitir a Sue romper ese patrón y tener confianza en sí misma.

Exploramos dónde aprendió Sue que tenía que ser perfecta. Su madre siempre estaba muy preocupada por «tener buen aspecto» ante las otras mujeres en su círculo social. Las apariencias eran muy importantes para su madre y ella siempre se esforzó por ser la mejor.

Luego, animé a Sue a recordar el primer evento donde sintió que tenía que hacer algo a la perfección. El primer recuerdo que le vino a la mente fue durante un recital de ballet a los 5 años de edad. Su madre le dijo que tenía que ser mejor que las otras chicas en la clase. Sue fue instruida continuamente por su madre para representar su papel correctamente y no cometer ningún error. Se esperaba de ella que actuara perfectamente sobre el escenario. Trabajó muy duro sobre su papel porque quería que su madre estuviera orgullosa de ella.

Sue admite que cometió un error durante su actuación. Perdió toda concentración en ese momento y se congeló. Habló sobre la vergüenza de estar en el escenario y olvidar lo que se suponía que debía hacer a continuación. Sue todavía podía oír las risas de la audiencia, mientras estaba pegada de pie en ese lugar. Ella se esforzó tanto por hacerlo bien, que no estaba preparada para el error.

Cuando le pedí a Sue que evaluase su nivel de malestar, la intensidad era de un 9 al surgir el recuerdo. Le pregunté a Sue que intentase a ver si podía acceder a su niña interior de 5 años de edad. En cuanto lo hizo, la animé a preguntar si su niña de 5 años de edad haría tapping con nosotras. Ella estaba dispuesta a hacerlo.

A pesar de que practiqué tan duro para el ballet y quería enorgullecer a mama, amo profundamente y acepto todas las partes de mí misma.

A pesar de que no entré a tiempo y me cogió por sorpresa, simplemente me quedé congelada en el lugar, sé que hice lo mejor que pude, y puedo aceptar eso.

A pesar de que me perdí en el escenario y todos se rieron de mí, ahora sé mucho más y estoy lista para seguir adelante.

Tras la primera ronda de tapping Sue dijo que su Nivel de Malestar, o la intensidad emocional, para este problema se redujo a un 4. La visualización es una herramienta maravillosa para usar con el tapping y ayuda a comenzar a re-enmarcar la situación. El objetivo no es eliminar el recuerdo, sino comenzar a cambiar su percepción al respecto. El re-enmarcado ayuda a crear una nueva percepción. La visualización combinada con el tapping es una combinación poderosa. Una vez más, le pedí a Sue que se pusiera en contacto con su niña interior de 5 años de edad y le pidiera si haría tapping con nosotras. Ella estuvo de acuerdo. La visualización utiliza la imaginación guiada. Le di instrucciones de visualizar el recital justo antes de que cometiera el error en su actuación y se congelara. Mientras hacíamos la secuencia de puntos de tapping, Sue fue guiada a través de su actuación. Cuando llegó al punto donde se quedó inmóvil, cambiamos el evento. Ella fue guiada a reconocer su error, mirar rápidamente a su maestra, ver la señal para el siguiente paso y continuar desde donde lo dejó. Había una fluidez en su actuación y a ella le parecía natural . Cuando su actuación terminó, fue capaz de ver a su madre en la audiencia sonriendo.

Cuando terminamos esta ronda, Sue expresó que su intensidad estaba en cero. Por supuesto, esto necesita ser probado. Se le pidió que intensificara la experiencia e hiciera a su error aún mayor de lo que fue. Dijo que era capaz de verlo, pero no había intensidad. En realidad le era difícil acceder al recuerdo. Haber disipado su recuerdo era un testimonio de que el aspecto específico de la actuación en que nos enfocamos estaba resuelto. Ella fue capaz de ver la conexión entre este caso a los 5 años de edad contribuyendo a su deseo de tener el plan perfecto y tener el control.

Ahora podíamos enfocarnos en la cuestión presente. Discutimos los principios de la Ley de Atracción y continuamos con la visión de su éxito como entrenadora de vida. No esperes a tener el plan perfecto, toma acción inmediata. No tienes que saber cómo hacerlo. Esta es la ley de Atracción en acción. Ella no tiene que saber cómo hacerlo. Tener el deseo, sentirse motivada y mantener el enfoque sobre su visión era más importante que saber cómo todo va a salir.

Tener un plan es importante, pero el «cómo» se mostrará. Todo lo que Sue tenía que hacer era dar el siguiente paso hacia adelante. En cuanto estuviese capaz de concentrarse en cada paso delante de ella y permanecer en el presente, estaría lista para comenzar a tomar acción inmediata. Las maneras de hacerlo se mostrarán en el momento oportuno.

Los obstáculos que anteriormente la frenaban ya no se percibían como barreras. Ahora los estaba viendo como desafíos. Estaba lista para alzarse y superar cada desafío con el fin de lograr su objetivo. Cambiar su percepción y ver cada paso del camino como estar un paso más cerca de alcanzar su meta lo cambió todo para ella.

Se sentía confiada acerca de su visión y su plan. Sue se estaba extendiendo. Sabía que estaba corriendo un riesgo con la decisión de abandonar las comodidades de su trabajo y abrir la práctica privada. Hubo momentos durante el proceso de transición que fueron incómodos. Su energía y su visión la motivaron a seguir.

Nos centramos en las ocasiones en que las cosas no funcionaron como ella planeaba. Fácilmente podrían haber sido consideradas como fracasos y errores. Esto creó una vibración negativa y era incómodo. Al centrarse en los fracasos ella empezaría a ver su meta como imposible y abandonaría su sueño.

A pesar de que quiero que todo resulte perfectamente y tener todo planeado, amo y acepto profundamente todas las partes de mí misma.

Aunque me siento abrumada por todos los detalles que necesito cuidar y quiero controlarlo todo, estoy abierta a la posibilidad de que me puedo relajar y sólo empezar con el paso directamente frente a mí ahora.

A pesar de que hay tanto que no sé cómo hacer todavía y no quiero fracasar, estoy dispuesta a hacer lo mejor que puedo y ver esto como una oportunidad de extenderme a mí misma.

Ceja: Este sentimiento abrumador por todo lo que necesito hacer.

Lado del Ojo: El monstruo del control en mí quiere tener el plan perfecto antes de actuar.

Bajo el ojo: quiero tener todos los detalles establecidos para no cometer ningún error.

Bajo la Nariz: Estoy centrándome en todos los detalles y pierdo de vista el panorama completo.

Bajo los Labios: Los pequeños detalles me mantienen congelada.

Clavícula: ¿Qué pasa si fracaso?

Bajo el brazo: Tal vez es mejor quedarme donde estoy y no realizar ningún cambio en absoluto.

Coronilla: tengo miedo por el riesgo que estoy tomando y pongo excusas para evitar avanzar.

Ceja: Puedo comenzar sólo con el primer paso que se encuentra justo enfrente de mí.

Lado del Ojo: tengo fe en mis habilidades y en el objetivo que me propuse.

Bajo los ojos: Mi deseo de llegar a mi meta me ayudará a ver las oportunidades que están disponibles para mí en este momento.

Bajo la Nariz: ya estoy aprendiendo mucho y amo la dirección hacia la que me estoy moviendo.

Bajo los Labios: Tengo fe en mis convicciones y la fe ayudará a guiarme hacia adelante.

Clavícula: Elijo soltar todos los detalles y enfocar en el cuadro más grande.

Bajo El Brazo: puedo visualizarme habiendo alcanzado mi objetivo y eso me hace sentirme muy bien. Mi vibración ya está aumentando sólo de pensar en el éxito.

Coronilla: Elijo avanzar con confianza hacia esta meta importante que me he fijado a mí misma y darme permiso para centrarme solamente en el próximo paso a tomar. Tengo fe en que seré guiada en la dirección correcta.

Respira profundamente.

En lugar de enfocarnos en cada uno de estos incidentes como fracasos, re-enmarcamos. El objetivo era convertir lo negativo en positivo. Ella se animó a abrazar cada error como una oportunidad de aprendizaje. Algunas lecciones eran más caras que otras. Al permanecer enfocada en su visión y su meta, las oportunidades siguieron apareciendo. Sue finalmente llegó al punto en que dejó su trabajo y estaba entrando en una práctica privada en crecimiento.

Visualiza una diana de práctica de tiro con arco, donde el objetivo es hacer diana. Eso sería lo ideal y lo llamo «dar en el blanco». Muchas veces, sin embargo, no damos en el blanco. De hecho, la mayoría de las veces fallamos el blanco. Si te fijas en la diana, verás que hay anillos concéntricos alrededor de la marca. ¿A cuánto estuviste de dar en el blanco? ¿Estabas muy lejos del blanco o sólo un poquito?

Hay que mantener la concentración sobre los retos y estar abierto a aprender de ellos. Ten en cuenta los ajustes que deseas hacer para responder de manera diferente la próxima vez que estés en una situación similar. Estas son oportunidades de aprendizaje. Continuar aprendiendo de tus experiencias te acerca a tu objetivo.

Una pequeña variación en la percepción cambia los errores de fracasos a desafíos. Alzate ante los retos y supera cada uno. Al tomar los riesgos siempre estás aprendiendo lo que funciona bien y lo que necesita mejorar. Estás a prueba constantemente a fin de continuar avanzando hacia tu objetivo y propósito de vida. El éxito depende estar probando constantemente a fin de encontrar la fórmula correcta. Luego continúa probando la fórmula para perfeccionarla y mejorar sobre ella.

Loren Fogelman

Traducido por Gustavo A. Fiorentini Escribir a GustavoIr a su Sitio WEB