Llevaron a un compañero ya grande al hospital para un examen de su sistema circulatorio. Cuando llegó a su hogar, su esposa preguntó qué había sucedido.

Él dijo, “Metieron este adminículo en mi arteria hasta mi corazón, y entonces aspiraron treinta años de torta de chocolate.”

Autor Desconocido

Traducido por Nidza Busse