Gracias al Dr. Alexander Lees (de Canadá) y a su clienta “Janet” por este valioso caso sobre cómo enfocar un asunto difícil de definir.

Algunos clientes definen su problema en términos tan intangibles como “No me siento bien acerca de mí mismo” o “No me quieren” o, como en el caso de Janet, “Hay algo que falta en mi profesión”.

Estas quejas generalmente son demasiado globales para lograr una resolución eficiente y por ende retan al practicante de EFT a encontrar los asuntos subyacentes. Aquellos de ustedes quienes han estudiado los casos previos de Alex a través de esta lista de correo electrónico ya saben lo experto que es en el uso de lenguaje efectivo para desenterrar dichos problemas. Este caso no es la excepción. Por favor noten la forma en que lleva a Janet de “Falta algo en mi profesión” a “No me está permitido ser suficientemente buena.” Este es un paso importante.

Para añadir utilidad a este caso, yo hago algunos comentarios propios.

Por Dr. Alexander Lees

“Janet” es una terapeuta en masaje, de veintitantos años de edad, y ha estado involucrada en dicha profesión durante ocho años. Aunque el negocio ha sido constante, y un gran porcentaje fue debido a referencias hechas por otros clientes satisfechos, Janet afirmaba que “faltaba algo en su profesión,” y quería ayuda para descubrir la causa, y de ser posible, una cura.

Como pasa con frecuencia, cuando se hace la clásica pregunta: “Bueno, si tú sí supieras lo que falta, o, si tú sí supieras lo que necesitas cambiar, o, si tú sí supieras lo que necesitas, ¿qué sería?” La respuesta fue “yo no sé”. Lo que sigue a continuación con frecuencia funciona cuando el cliente está atorado en esta forma, y es lo que yo dije entonces:

“Claro que no lo sabes todavía, pero si lo supieras, ¿esto sería…?”

“Simplemente no lo sé, y ése es el problema”.

Yo dije entonces: “Entonces finge saberlo.”

COMENTARIO GC: En casos como este, yo con frecuencia le pido al cliente que simplemente adivine.

CONTINÚA ALEX: Janet se quedó meditabunda por un rato, entonces sus ojos se enfocaron nuevamente y ella dijo: “Lo siento. (Con un suspiro) eso no funciona conmigo”.

“Muy bien.” Le respondí. “Miente”. Para muchas personas esta afirmación resulta escandalosa cuando proviene de un terapeuta. Sin embargo, a veces provee el empujón que necesitan, causando un cambio en su estado, y permitiendo así que la información salga a la luz. Sin embargo no funcionó así esta vez.

“No haré eso,” dijo Janet enfáticamente. “¿Por qué querría hacer eso?”

“Bueno, depende de tu definición,” le dije. “Cuando se trata de terapia, una mentira puede ser considerada como algo no verdadero. Y si la persona realmente no cree algo, entonces puede considerarse una mentira, o algo no verdadero”.

“Si tú tienes un pensamiento, o una introspección, con respecto al pasado, acerca de qué es lo que te gustaría cambiar, pero inmediatamente la desechaste por considerarla no verdadera, entonces al pedirte que mientas, que hables de aquello que no es verdadero, a veces eso puede traerlo nuevamente a la conciencia. Y entonces podemos explorarlo con mayor profundidad”.

Janet nuevamente se quedó silenciosa por algunos minutos, y entonces dijo con un hilo de voz: “He estado aquí antes.” Yo simplemente levanté mis cejas, y permanecí en silencio. “Yo vi a un consejero el año pasado. Era muy amable. Disfruté mucho de nuestras pláticas. Llegamos precisamente a este mismo lugar, donde yo digo que sé que algo está mal, pero no pudimos ir más allá de ese no saber. ¿Tiene eso algún sentido?”

COMENTARIO GC: La terapia convencional con frecuencia solamente habla acerca del problema con la intención de obtener una mayor introspección acerca del mismo. Como sucedió en el caso de Janet, rara vez soluciona el problema. Los clientes solamente se vuelven más conscientes de por qué se sienten atorados.

ALEX CONTINÚA: “Por supuesto que tiene sentido, y atorarse en no saber es tan común en las personas, que yo tomé un entrenamiento especial en una técnica que maneja eso bastante bien. Dado que tú ya expresaste el problema con tanta claridad, no tendremos que hacer ningún cambio, así que usaremos la técnica utilizando tus exactas palabras”.

“Dado que tú eres una terapeuta en masajes, tú ya sabes acerca de los bloqueos de energía, verdad.” (“Verdad” fue afirmado, no preguntado.) Janet asintió, y yo hice tapping en el Punto Karate usando la frase: “Aunque yo no sé lo que necesito, o quiero, me acepto profunda y completamente”. El leve fruncido en su frente ocasionó que hiciera una pausa y preguntara: “¿Tu mente interior desea que yo sepa algo?” “Sí. Es como una voz interior diciendo: “no puedes aceptarte no sabiendo.” “Eso es verdad”, le dije. “Pero puedes aceptar que no sabes, ¿no es así?”

Después de un poco más de diálogo, Janet accedió a lo siguiente: “Puedo darme cuenta de que no sé lo que está mal, y puedo aceptar que no lo sé conscientemente, pero creo que mi subconsciente sí lo sabe.”

COMENTARIO GC: ¡Un magnífico uso del lenguaje por parte de Alex! Por favor noten que después de iniciar con EFT, Janet empieza a tener cambios cognitivos (ella ofrece la idea de que su subconsciente probablemente sabe la razón). Esto con frecuencia ocurre durante las sesiones de EFT.

ALEX CONTINÚA: “Estoy de acuerdo. ¿Qué tal ‘aunque yo no sé conscientemente lo que está mal, yo acepto profunda y completamente que mi subconsciente sabe, y yo puedo aceptar eso’?” “Muy bien” dijo Janet, “eso me gusta”.

Entonces hicimos tapping en el Punto Karate usando la frase anterior, y luego hicimos una ronda con “Este no saber conscientemente”. “Bueno, eso fue interesante. Me siento mejor, de alguna forma. Pero aún no sé la respuesta”.

“Claro que no, aún no. Hagamos lo siguiente”.

Entonces hicimos los 9 Pasos y continuamos con una ronda usando la frase recordatoria: “El resto de este no saber”. “Vaya, debería usar esto con mis clientes. Es tan relajante”, Janet sonrió.

“Exactamente. Y cuando nos relajamos, resulta mucho más fácil ir hacia adentro, y empezar a notar la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo sabes que algo está mal?”

“Bueno”, dijo Janet, después de otra pausa pensativa, “Todo va bastante bien, y entonces tengo este sentimiento…”

“¿Y tú le llamas a ese sentimiento…?”

“Creo que simplemente no soy suficientemente buena”.

“¿Y donde sientes ese sentimiento?”

“En mi pecho. Es un hormigueo, y se siente como si cayera”.

“En una escala del 1 al 10, siendo 10 el más intenso, ¿en qué número está ahora?”

“Ocho más o menos”.

Hicimos tapping con “este sentimiento de no ser suficientemente buena”.

“De hecho, en realidad es que no me está permitido ser suficientemente buena.”

Hicimos una ronda corta con “no me está permitido ser suficientemente buena”. Y yo pregunté “¿Cómo te sientes ahora?”

“Creo que era acidez estomacal”, ella rió.

COMENTARIO GC: Aparentemente, usar EFT con “no me está permitido ser suficientemente buena” hizo el trabajo. En mi experiencia, la mayoría de los casos como estos requieren de ser más específicos. Yo indagaría buscando todos los eventos específicos en la vida de Janet que contribuyeron a que a ella no le fuera permitido ser suficientemente buena.

La semana siguiente Janet regresó, esta vez con un objetivo claro. “Quiero aprender esa técnica”, afirmó, completamente congruente y alegre, todo al mismo tiempo.

“¿Cómo sigue… la acidez estomacal?” Le pregunté cautelosamente.

“Se fue,” fue la rápida respuesta. “Y por eso tú me vas a enseñar más acerca de esto. Yo golpeé a dos clientes esta semana, antes de su masaje. ¡Ambos dijeron que fue el mejor masaje que habían tenido nunca!”

“¿Los golpeaste?” Pregunté. “¿Cuánto pesas?”

“50 kilos.”

“Una terapeuta de masajes que pesa 50 kilos no debería andar por ahí golpeando gente”.

“Te voy a golpear a ti si no empiezas a enseñarme,” Janet dijo con una mirada de determinación.

Así que lo hice.

Dr. Alexander R. Lees

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Escribir a Ana Paula