Hola a todos,

Frances Songhurst del Reino Unido generaba a menudo resultados rápidos para sus clientes pero era incapaz de hacerlo para sí misma. Entonces un día probó un enfoque creativo e hizo tapping en los pensamientos y sentimientos a medida que aparecían. ¡Éxito!

Por Frances Songhurst

Hola Gary,

He trabajado como practicante de EFT durante unos 3 años hasta ahora y aunque a menudo he conseguido resultados rápidos con mis clientes, nunca ha sido el caso conmigo, hasta hace poco. Cada día me hago tapping para varias cosas y los resultados han sido siempre muy lentos – pienso en ello como cuando “las ramas no dejan ver el bosque” – en todo caso pensé que podía gustarte conocer mi “resultado rápido”.

Hace unas pocas semanas recibí por correo un pequeño catálogo de moda y al mirarlo me di cuenta que me producía sensaciones incómodas. Era consciente de que tenía que ir a trabajar ese día, así que quizá un poco de tiempo, pero en ese momento decidí pasar todo el día, mientras trabajaba, trabajando con estas sensaciones.

Tenía 20 minutos antes de tener que “moverme” así que decidí pasar el tiempo haciendo “tapping” para tener un buen comienzo. Abrí el catálogo y lo hojeé, haciendo una marca en las prendas que me hubiera gustado haber comprado si pudiera pagarlas. Me di cuenta que era un “abridor” así que hice tapping en el punto de karate…

A pesar de que tengo este sentimiento de rencor…

A pesar de que me gustaría tener el dinero para comprar estas cosas…

A pesar de que comprar estas ropas me haría sentirme bien…

No hice antes la lectura de intensidad de 0 a 10 porque estaba “sintiendo la sensación” demasiado como para tomarme la molestia. La sensación que sentía por encima de todas era un “apretón en el estómago”, una especie de “agujero de desazón en la sensación del estómago”.

En todo caso, continué haciendo tapping en los 7 primeros puntos – ceja, lado del ojo, bajo el ojo, bajo la nariz, bajo el labio, clavícula, bajo el brazo y también en la coronilla. Acorté las frases a “sin dinero”, “sentirme bien” y “sentirme resentida”.

Mi siguiente ronda cambió mientras otros sentimientos salieron a la superficie. Estaba recordando cuando era una niña y mi madre me hacía llevar todo el tiempo ropas “espantosas” – ¡acabé pareciendo la abuelita de alguien a la edad de 7 años! A consecuencia de esto la gente se reía de mí en la escuela y siempre he odiado a mi madre por hacerme esto. Así que hice tapping en “llevar esas ropas”, “odiar a mi madre por lo que hizo” y “los amigos se reían de mí” – empezando en el punto de karate primero y pasando por los 8 puntos otra vez.

Surgieron otras cosas por las que me sentí lista para hacer tapping, “perdonar a mi mamá, ya que no pudo remediarlo, se debía a las escrituras en sus paredes”, “tenía razones para lo que hizo, incluso estaba probablemente celosa de mí”, “podía haber parecido realmente bonita entonces, pero no me dejó”.

Entonces apareció en mi mente una sensación en la que “las escrituras de sus paredes” por ejemplo, sus problemas, se transferían a las mías como una especie de pegatina. Así que hice tapping en “despegar la pegatina”, “restregarla en mi mano” y “tirar la pegatina”.

La siguiente ronda consistió en “perdonar a mis amigos por reírse, parecer tan graciosa, debería haberme reído también si me hubiera encontrado a mí misma”, “Si no se hubieran reído de mí probablemente se habrían reído de alguien más que no habría sido capaz de afrontarlo”, “No fue culpa de mi madre, lo hizo lo mejor que pudo”.

Bien, mis 20 minutos acabaron, no podía pensar en nada más sobre lo que hacer tapping por el momento así que eché un rápido vistazo al folleto otra vez. No me había dado cuenta pero, ¡TODAS MIS ANTERIORES SENSACIONES SE HABÍAN IDO! Miré otra vez, especialmente las cosas que quería comprar y ¡NO HABÍA NADA ALLÍ! Esta mala sensación de resentimiento, odio, vergüenza y culpa que había sido la sensación del “agujero del estómago” (esta sensación estuvo bien durante 35 años y era bastante habitual en mi vida diaria) había DESAPARECIDO completamente. ¡Guau, un “resultado rápido” para mí, por primera vez!

Guardé el folleto para ver si las sensaciones volvían – ¡ninguna de ellas, excepto la comprensión de que realmente no necesitaba las ropas de todos modos!

Mis mejores deseos

Frances Songhurst

Traducido por Fernando Cantón de la Lama

InEnglish.gif