Hola a todos,

Observa cómo Jan Luther aplica EFT a sus nietas gemelas. Trabajar con niños a menudo requiere creatividad y atención especial y el enfoque de Jan proporciona buenos ejemplos de ello.

Por Jan Luther, EFTCert-Honors

He tenido varias maravillas de un minuto con personas con fobias, pero ninguno ha estado tan cerca de mi corazón como ayudar a mis propias nietas gemelas a superar su repentino terror al agua.

Estas dos bellezas nacieron 6 semanas antes de término- su mamá ha hecho un increíble trabajo cuidando de ellas y de su hermano mayor (ahora de 5). Al verlas ahora nunca sabrías que llegaron a la vida pesando alrededor de 4 libras (1,8 kg) cada una.

Ambas han amado tanto la hora del baño y jugar con el agua que hasta han tenido que ponerles tubos en los oídos, debido a las repetidas infecciones. El día que llegaron a casa, venían del procedimiento y no dejaban que sus padres las bañaran sin ponerse histéricas.

Fue un par de semanas antes; vinieron a verme y su madre preguntó si podíamos bañarlas en mi gran tina de jardín. Especulábamos que se debía más al espacio reducido y al sonido del agua lo que las había disgustado.

Estábamos equivocados.

Hicimos correr el agua en la tina y cada una de nosotras desvistió a una de las bebés. Alize es cerca de una libra (0,5 kg) más pesada que Sarina y ella (Alize) es nuestra pequeña “niña ruda”. Ella es uno de esos chicos que rebota después de caer y raras veces llora por ‘heriditas’. Alize nos permitió colocarla en la bañera, pero continuó llorando. Finalmente le pedí a su mamá si podía probar algo de EFT sobre ellas y estuvo de acuerdo. (¡Oh, feliz día!), Me senté con Alize e hice tapping suavemente sólo en los puntos en la cara, diciendo…

«Soy una buena chica. Mami siempre me mantiene a salvo. Soy amada.»

Modifiqué esa frase, agregando «La ‘abu’ me ama»

Después de unas rondas suspiró profundamente y luego puse sus pies en el agua y ella me permitió sentarla. Todo el tiempo estuvo ‘llorando’ al azar, como si ella no estuviera segura de si estaba descontenta o no, así que hice otra ronda.

«Me encanta el agua. Se siente tan bien. Abu y mami me aman y siempre van a cuidar de mí.»

Después de dos rondas se volvió ocupada con los juguetes y sólo moqueaba un poco. Parecía aliviada.

Al tomar a Sarina de su mamá, ella literalmente se aferró a mis hombros tratando de mantenerse alejada de la bañera… (¡Oh, mi doliente corazón- amamos ver a los bebés jugar en el agua!), así que me alejé de la tina y comencé a hacer tapping con ella varias rondas muy tranquila y suavemente.

«Yo soy una buena chica. Lo que fuera que me sucedió ya pasó… Estoy segura con mami y abu…»

«Adoro jugar en el agua.»

«Alize jugará conmigo, estamos seguras»

«Yo soy una buena chica… todos me aman»

Me acerqué más a la bañera y ella miró a su hermana jugando. Entonces hizo el gesto de inclinarse hacia adelante y quiso entrar en la bañera, así que la puse adentro. Llenas de gozo, su mamá y yo las miramos jugar con el corazón lleno y tuve los ojos llorosos.

Unos meses más tarde nuestra familia fue de vacaciones a Idaho. Las gemelas y su familia se nos unieron y dos de los días fuimos en bote. Encontramos muy interesante que a Sarina LE ENCANTÓ el paseo en bote pero Alize ni siquiera nos dejó cargarla hasta el muelle.

Al hablar con su madre se me ocurrió que Sarina había recibido mucho más tiempo de tratamiento de EFT y esto debe haber limpiado su energía más profundamente de lo que lo hicimos con Alize. Hice un poco de EFT con Alize, pero ella no estaba realmente interesada, por lo que la dejé ir.

No hemos tenido la oportunidad de probar a Alize en torno al agua en un barco, pero ciertamente ella ama otra vez la hora del baño.

Gracias a usted, Gary, por traernos EFT. Estas preciosas niñas serán capaces de disfrutar del agua y los deportes de agua sin temor.

Amor y Abrazos,

Jan Luther

ENLACE La hora del baño: En realidad, estoy adjuntando el enlace que mi hija me envió la semana siguiente, que muestra a ambas jugar en el fregadero en su casa. Alize está a la izquierda y Sarina se encuentra a la derecha. Alize no salpica mucho, pero ella está perfectamente contenta de jugar en el agua.

Traducido por Gustavo A. Fiorentini – Ir a su Sitio WEB

InEnglish.gif