La Dra Carol Look es especialista tanto en pérdida de peso como en adicciones (estos tienen asuntos claves similares). En este artículo, Carol describe el progreso de “Mary” ya que ella perdió 30 libras. No sólo Carol enfatiza el uso de la tarea para el cliente pero también va por los conductores emocionales detrás de la condición de sobrepeso de Mary. En un momento ella dice…

“Ella no sólo ha tratado los síntomas de reducción, pero obviamente ha hecho cambios en un nivel muy profundo”.

Podrás encontrar este ejemplo educativo.

P.D. También querrás revisar La serie de pérdida de peso de Carol Look en nuestro sitio.

Por Carol Look

“Mary” me contactó antes de la reciente conferencia de “Energía Psicológica” para contarme que había perdido 30 libras desde que tomó mi clase de EFT para pérdida de peso en la conferencia del año pasado. Ella estuvo de acuerdo en ser “entrevistada” para un envío a esta lista de email para compartir su éxito.

Ella fue a mi clase de pérdida de peso porque ella había visto como su peso había crecido enormemente durante la última década y algo más, y estaba luchando con una pérdida severa de energía. Mientras que la vanidad era un factor, ella estaba más interesada en mejorar su salud e incrementar su vitalidad.

Ella fue voluntario en la clase para usar EFT para reducir sus impulsos que la llevaban a comer comidas que desencadenaban deseos de comer más de la cuenta o que simplemente no eran consideradas saludables. Su debilidad eran las papitas fritas Lay. Afortunadamente, yo había traído una bolsa de éstas a la clase como apoyo de esta demostración. Junto a los otros voluntarios, Mary hizo tapping para…

“Aunque tenga este impulso terrible de comer mi comida favorita, yo completamente y profundamente me acepto a mí misma….”

“Aunque no me pueda resistir a mis papitas fritas, yo profundamente…”

Hicimos unas pocas rondas hasta que el impulso actual fue reducido al punto donde ella no sentía siquiera el aroma de las papitas fritas. “Huelen muy grasosas en este momento”, ella dijo, cuando antes el olor era intoxicante para ella. Las papitas fritas solían tener “poder” sobre ella (sus propias palabras) así que estaba muy sorprendida y encantada de ser libre de la obsesión y los impulsos durante la demostración.

Luego busqué sentimientos subyacentes y temas emocionales, los culpables dirigiendo las ansias adictivas. Mary tenía miedo que si paraba de comer los alimentos que amaba y deseaba, se iba a sentir necesitada. Hicimos tapping para toda la clase de la siguiente manera…

“Aunque tenga miedo de sentirme necesitada, y no quiera dejar nada, yo completamente y profundamente me acepto a mi mismo”

Muchas otras personas en la audiencia reportaron sentimientos severos de pérdida que salieron a la superficie cuando estábamos haciendo el tapping y pensaron en dejar su sustancia adictiva, así que hicimos rondas de tapping para esos sentimientos…

“Aunque sienta dolor cuando pienso en perder peso, y dejar mis comidas favoritas…”

A Mary se le dio la opción de quedarse con las papas fritas o devolverlas. Ella estaba sorprendida por su fácil decisión de devolverme las papas.

Me contó que ella había sido una comedora puramente emocional, y que usaba la comida para adormecer sus sentimientos de ansiedad, estrés, soledad y dolor. Adicionalmente, ella reveló que también comía más de la cuenta cuando se sentía alegre o en un estado de ánimo de celebración. “Yo comía para llenar cualquier emoción que no quería sentir”.

Luego otro voluntario identificó la siguiente creencia/ estado emocional en frente de la clase, “Ambos, mi hermana y yo somos gigantes y nunca vamos a ser suficientes para nuestra madre”. “Mary resonó con este sentimiento e hizo tapping para reducir las emociones relacionadas y también para su sospecha de que ella estaba usando su peso extra como protección…

“Aunque no me siente segura sin los kilos extras, yo completamente y profundamente me acepto a mí misma”.

“Aunque nunca voy a ser lo suficiente, nunca hubo lo suficiente, y nunca habrá lo suficiente… elijo sentirme satisfecha de todos modos”.

Mary retornó a su casa luego de la conferencia sintiéndose motivada y de vuelta en control. Empezó un nuevo sistema de comida y un programa de ejercicios y hacía tapping TODOS LOS DÍAS como le recomendé. Ella hacía tapping en la casa, en el carro, en el trabajo, etc. y se dio cuenta que ella no tenía que comer más para tranquilizar sus estados emocionales a lo largo del día. Ella no volvió a parar al manejar para comprar tentempiés y comida chatarra. Ella dijo “En vez de eso, yo suelo parar y reconocer la emoción que estaba experimentando, y luego hacer tapping para eso”.

Al final de septiembre (4 meses) ella había perdido 14 kilos. Le pregunté qué había pasado entre septiembre y esta conferencia reciente en mayo. Ella me contó de tres eventos extremadamente estresantes que habían interrumpido su progreso y causado una meseta. Su mamá había sido robada, que fue por supuesto desagradable y asustador, y luego su padre murió en octubre luego de una larga y estresante enfermedad. Adicionalmente, Mary, se estaba sintiendo amenazada por una turbulencia profunda e inseguridad en su trabajo.

Aunque ella paró completamente de hacer tapping entre octubre y marzo, ella no regresó a sus pensamientos obsesivos o comportamiento compulsivo sobre la comida y fue capaz de mantener su pérdida de peso de 14 kilos. Esto fue información crítica para ella de todo lo que había cambiado. Ella no sólo había trabajado en reducción de síntomas, pero obviamente había hecho cambios a un nivel muy profundo. En marzo, luego de 5 meses de reconocer y tratar con su dolor, ella empezó a hacer tapping de nuevo y perdió 4 kilos adicionales antes de volver a la mencionada Conferencia de Energia en mayo.

Pero el mayor cambio de Mary, otro que la obvia diferencia en su gordura, fue una dramática mejora en su energía. Ella estaba disfrutando de vitalidad, sintiéndose en forma y viéndose mucho mejor también. Le pregunté sobre sus deseos de “control” alrededor de la comida. Ella dijo que ella podía escoger comer “sólo una” papa – algo que no se escuchaba de su parte antes de EFT. Ella dijo “Se siente como un milagro” para ella perder tanto peso y sentirse mucho mejor. “Aprendí como se siente tener verdadera hambre. EFT permitió limpiar el camino de emociones que no ayudan… y me ayudó a retornar a mis herramientas espirituales”.

Gracias, Mary, por tu persistencia y por esta historia

Dra. Carol Look

Traducido por Camilo Buitrago Escribir a Camilo