Mucha gente tiende a pensar en EFT como un medio para descargar de manera efectiva la basura emocional que vamos acumulando a lo largo de nuestra vida. Aunque realmente y sin lugar a dudas es un gran beneficio, EFT puede también utilizarse para el Desarrollo Personal. Carol Tuttle comparte sus ideas con nosotros sobre cómo puede hacerse esto.

De Carol Tuttle

Primeramente, sugeriría utilizar EFT para ayudarse a uno mismo. También resulta útil, practicar al principio durante varios días a la semana para ir aumentándolo poco a poco a la utilización diaria. Yo enseño a mis pacientes a utilizar EFT de la misma forma que ellos se cepillan sus dientes, como un hábito que se convierte en una segunda naturaleza. En nuestra cultura, la mayoría de la gente ha sido educada para tener un cierto nivel de higiene, y se ha convertido en hábito para ellos el cepillarse los dientes. Ellos desean una buena higiene bucal y salud dental. Con el fin de conseguir esto, es vital cepillarse los dientes.

Para conseguir tener una buena auto estima y estar en continuo desarrollo personal, utiliza EFT diariamente. Es una de las herramientas más maravillosas que puedes añadir a tu estilo de vida. Los pensamientos negativos, miedos, patrones emocionales y los sentimientos derrotistas perturban nuestro progreso y se convierten en bloqueos que no dejan conseguir nuestros objetivos y sueños, con gracia y facilidad.

El utilizar EFT sistemáticamente te facilita el ser el gestor de tus pensamientos y sentimientos. Aprendes a intervenir con EFT, de un modo positivo, ejerciendo influencia en la forma de pensar y sentir, con resultados casi inmediatos. Cuanto más EFT practicas, mejores resultados beneficiosos consigues. Haciendo tapping en los puntos de digitopuntura de los meridianos por los que fluye la energía, tus patrones de energía responden enseguida.

Empieza a ver EFT como una herramienta de apoyo, algo que te ayudará a conseguir una vida mejor y a darte más cuenta de tu potencial, más que verlo como un tratamiento para dominar un tema, situación o problema en tu vida. EFT se convierte en una fuente de ayuda para el crecimiento y para aumentar la fuerza. Si estuvieras preparándote para una maratón, empezarías a correr y a entrenarte para estar más preparado físicamente, aumentando fuerza y resistencia, listo para participar en la carrera. De la misma forma, se puede considerar a EFT como una herramienta de desarrollo personal.

Quizás la mejor forma de explicarlo es pedirte que pienses en un objetivo, algo que tú has querido conseguir, y examina a ver qué ha evitado el que tu lo consigas. Empieza a trabajar con algo familiar. Quizás hayas establecido ya el objetivo. Tal vez lo hayas intentado y no pudiste conseguirlo. Quizás lo único que hayas hecho es, solamente, pensar en ello. Primeramente, determina cuál es tu objetivo.

Después, date una semana para observar – tal como hizo mi hija – los pensamientos, las emociones, los patrones de comportamiento que empiezas a reconocer que están bloqueando o interfiriendo con tu habilidad para perseguir tu objetivo. Todos los días, anota lo que observas y empezarás a ver algunos temas recurrentes y a identificar denominadores comunes. Una vez tengas la información a mano, ya tienes los datos que necesitas.

Ya tienes lo que evita que tú consigas el éxito y ahora lo vas a utilizar para crear un guión. Utilizar EFT con un guión es muy útil porque tú has puesto tus propias palabras. Yo lo he hecho conmigo misma, con mis hijos y con los pacientes. Déjame que te de un ejemplo de lo que quiero decir cuando digo “escribir un guión”.

Por ejemplo, demos por hecho que quieres aprender a tocar la guitarra. Lo has tenido en mente durante años, pero nunca has dado los primeros pasos. A partir de tus notas, empiezas a observar qué es lo que ha evitado que empezaras a aprender a tocar la guitarra. Quizás en tu guión digas:

”No tengo tiempo.”

“No tengo el dinero suficiente para ir a clases.”

“No me veo capaz de aprender a tocar. Es demasiado difícil.”

“Soy demasiado mayor.”

“¿Qué pasa? Debiera haber aprendido a hacerlo cuando era más joven. Entonces, hubiera tenido sentido. ¿Por qué molestarme ahora?”

Tu guión sería como una lista de frases. También, habrás anotado pensamientos y sentimientos relacionados. Algunos sentimientos podrían ser de tristeza por no haberlo intentado antes, frustración, enfado con uno mismo, desesperanzado, desmotivado, molesto. Estas palabras ahora se convertirán en parte de tu guión y harás las secuencias de tapping mientras repites estas afirmaciones, creando tus propias frases. Mientras lo haces, observarás que empiezas a colapsar tus miedos, bloqueos y creencias limitadas porque eso es lo que hace EFT. Libera la energía que contiene toda esa negatividad en su sitio.

Una vez liberado eso, a mí siempre me gusta incluir una secuencia de perdón. Eso forma una parte importante del protocolo de mi EFT. Para poder generar más curación y más resolución a través de la secuencia del perdón, podrías incluir frases como:

“Me perdono a mí misma por crear estos bloqueos y esta resistencia a algo que realmente quiero hacer.”

“Lo estoy haciendo lo mejor que puedo.”

”Me perdono a mi misma por no haberlo hecho antes. Ahora estoy preparada. Lo voy a hacer ahora.”

“Me quiero y me acepto a mí misma aunque no lo haya hecho antes en mi vida.”

“Perdono a mi madre y a mi padre por no facilitarme las clases de guitarra cuando era joven.”

“Nunca es demasiado tarde. Estoy preparada ahora.”

Después, coge estas afirmaciones y vuélvelas a escribir en positivo. Cada una de las afirmaciones negativas se puede convertir en una afirmación positiva. Asegúrate de escribirlas. Ayuda a tener escrito el guión para hacer el tapping para guiarte. Las nuevas afirmaciones que has vuelto a escribir podrían ser:

“Tengo la experiencia de que nunca es demasiado tarde para empezar a hacer algo nuevo.”

“Estoy preparada ahora. Estoy preparada para aprender a tocar la guitarra.”

“Soy libre de cambiar de opinión y aprender otra cosa diferente si así lo considero más adelante.”

A medida que haces tapping, tus afirmaciones en positivo “yo soy/estoy” activarán esos sentimientos y pensamientos positivos dentro de ti. Con el tiempo, puedes llegar a un punto donde puedas centrarte primeramente en lo positivo y en lo que quieres, en el objetivo que luchas por conseguir, parafraseándolo en afirmaciones de “yo estoy” en el presente, como si ya las hubieras conseguido y etiquetándolas como una experiencia en el presente, actuando como si ya las hubieras conseguido es una forma importante y poderosa de utilizar EFT para ayudarte a mover hacia el resultado, creando el empuje que te ayudará.

En medio del objetivo de aprender a tocar la guitarra, puedes considerar las siguientes afirmaciones:

“Estoy agradecida por lo divertido que es tocar la guitarra.”

“Estoy agradecida de que siempre encuentro tiempo en mi vida para practicar, aprender nuevas canciones y disfrutar de esta experiencia.”

“Me siento agradecida con la gente que lo está compartiendo conmigo.”

”Me encanta tocar la guitarra.”

“Me divierte tocar la guitarra.”

“Me siento agradecida de haber podido luchar y conseguir este objetivo y de poder continuar mejorándolo.”

Esta es una sorprendente forma de utilizar EFT, en la búsqueda de nuevas aptitudes, talento y visión en tu vida.

Carol Tuttle

Traducido por María Jesús García