Hola a todos,

He aquí una idea creativa de Deborah Miller de México. Nos debe ayudar a todos a introducir EFT a los niños. Ella dice: «Les digo que con sus «Dedos Mágicos» se pueden sentir mejor».

Por Deborah Miller, PhD

Gary,

He venido haciendo cada vez más EFT con niños. Me fascina pensar en formas de introducir EFT a los niños. Me gustaría compartir con ustedes una forma que encuentro que siempre capta el interés del niño y da lugar a una divertida sesión de tapping.

Presentarles EFT a los niños puede ser divertido. Los niños tienen un gran sentido de la curiosidad y aman las cosas que son mágicas. Así que les pregunto si sabían que tienen «Dedos Mágicos». La mayoría abre mucho sus ojos y sacude su cabeza de un lado al otro para mostrar que no. Les pregunto si les gustaría aprender a utilizar sus «Dedos Mágicos» y asienten con la cabeza.

Levanto dos dedos (el índice y el dedo corazón) para que puedan ver cuáles son sus dedos mágicos. Les digo que pueden usar los dedos de su mano derecha o izquierda y por lo general levanto mis dedos de la mano derecha y de la mano izquierda para mostrarles. Les digo que con sus «Dedos Mágicos» se pueden sentir mejor.

Les enseño cómo hacer tapping en los puntos de tapping y, de hecho, hago una ronda comenzando por el punto karate PK, sigo a través de la secuencia y finalizo con la parte superior de la cabeza. Entonces les pido que hagan tapping conmigo. Comienzo con frases simples como: Soy un(a) buen(a) chico(chica). Soy maravilloso(a). Soy hermoso(a). Soy un(a) gran chico(chica). Soy inteligente. Soy un(a) buen(a) niño(niña).

El comenzar con estas sencillas frases que se refieren a la confianza en sí mismos, a la autoestima y al valor propio, ayuda a que el niño escuche y sienta que es digno. La mayoría de los niños no escucha palabras como éstas lo suficiente por lo que me gusta usarlas. La expresión de alegría y gozo en sus rostros cuando las escuchan y entonces proceden a hacer tapping sobre que son grandes niños(as), para mí es prueba suficiente de que todos los niños deben hacer tapping con estas frases positivas.

Seguidamente, le pregunto al niño si tiene algún miedo o problema específico y hacemos tapping para ello hasta que desaparece el problema.

Después de que hacemos tapping, les digo que sus «Dedos Mágicos» están siempre con ellos y que pueden utilizarlos cuando lo necesiten. Sus «Dedos Mágicos» están siempre con ellos para ayudarlos a sentirse mejor y eso les da mucha suerte.

Deborah Miller

Traducido por María del Pilar Castillero – Escribir a Mari Pily – Ir a sus sitio Web

InEnglish.gif