Los problemas de visión afectan a un sector importante de la población del mundo. Como resultado, los anteojos y lentes de contacto compiten por el lugar # 1 de ayuda para la salud en el planeta. Afortunadamente, EFT puede impulsar una alternativa para aquellos que buscan mejorar la visión y este artículo detallado, bien escrito, por Christine Wheeler, MA (de Canadá) nos muestra enfoques creativos y reflexiones de su búsqueda personal a este respecto.

Por Christine Wheeler, MA

En tercer año, la enfermera de la escuela realizó pruebas de los ojos, lo que trajo por resultado mi primer par de lentes. Mi visión era de 20/200 a la edad de nueve años. Esto significa que lo que la mayoría de la gente ve a 200 pies, yo necesitaba estar a 20 pies para poderlo ver. Mi familia lo consideró normal, ya que todos usaban anteojos. Era como un rito de iniciación estar equipada con mi primer par de lentes justo antes de mi 10° cumpleaños.

Mi visión continuó deteriorándose y me obtuve una nueva receta, con mayor graduación, casi cada año durante los siguientes 30 años. Al fin, en 2004 mi visión se había estabilizado durante un par de años, por lo que me decidí a corregirla por medio del láser en junio de 2004. En ese momento, mi visión estaba «fuera de los gráficos», lo que significa que no podía ver las letras más grandes en el gráfico de ojos y mi visión se estimaba alrededor de 20/400. Mi ojo izquierdo estaba peor que mi ojo derecho, alrededor de 20/500.

La cirugía fue casi milagrosa, en un plazo de cuatro días, mi visión en el ojo derecho era de 20/40 y en mi ojo izquierdo de 20/50. Tuve revisiones regulares durante los siguientes 6 meses y en diciembre del 2004, ambos ojos estaban a 20/20.

Trabajaba en mi computadora alrededor de 10 horas al día y en febrero de 2005 noté que mi visión cambiaba. Asumí que mis ojos estaban fatigados y traté de descansar más tiempo del trabajo con la computadora. Durante el siguiente mes, el cambio de mi visión era tan alarmante que pensé que tendría un problema grave e hice una cita urgente con un especialista en enfermedades de los ojos. Afortunadamente, no encontró nada anormal, así que regresé con mi cirujano de láser para ver qué podía estar mal.

La visión en mi ojo izquierdo se había deteriorado de 20/20 a 20/50 en tan sólo un par de meses. El optometrista dijo que esto era inusual y que necesitaba regresar en seis semanas para ver «cuanto había empeorado» y que lo único que podía hacerse era otra cirugía en el ojo. Tomó una imagen infrarroja del ojo que mapeaba la forma de la córnea.

Bien, el reto estaba ahí y decidí usar EFT inmediatamente para corregir mi visión y evitar otra cirugía láser. Tenía seis semanas.

Así que el tapping comenzó, lo hice diariamente por cerca de tres semanas. Hacía tapping todas las noches antes de irme a dormir y, a veces, me sentaba y hacia tapping durante 30 minutos durante el día, adicionales al ritual del acostarse. Nunca evalué la intensidad cuando hacia tapping ya que imaginaba que la intensidad era de 20/50 en la prueba de ojos. Hice tapping sobre el tema en general y esto es lo que diariamente usé:

Aunque mi visión sigue deteriorándose, me acepto completa y profundamente.

Aunque la visión de mi ojo izquierdo es solamente de 20/50, escojo tener una visión perfecta en ambos ojos.

Aunque todos en mi familia tienen mala vista y pensé que también era mi destino, escojo tener una visión perfecta.

Aunque no puedo recordar haber tenido una visión perfecta, me acepto profunda y completamente y me perdono por cualquier contribución que haya hecho para deteriorar mi visión.

Aunque no puedo recordar haber tenido una visión perfecta, MEREZCO tener una visión perfecta.

Aunque el doctor espera que mi visión empeore, elijo creer que mi visión puede mejorar, mejoró con esta milagrosa cirugía, puede mejorar con EFT.

A veces, cuando tenía ganas de hacerlo, hacía toda la receta de EFT, incluyendo los 9 pasos, rotando los ojos. Algunas veces prefería dar masaje en el Punto Sensible en vez del Punto de Karate, especialmente cuando sentía que hacía tapping en las situaciones profundamente arraigadas.

Después de un par de días utilizando las declaraciones generales, pensé metafóricamente acerca de la visión e hice tapping respecto a las siguientes cosas:

Aunque hay cosas frente a mi que no quiero ver…

Aunque me es difícil enfocarme en una meta en particular…

Aunque es difícil para mí ver algo ubicado justo en frente de mí…

Estas declaraciones reflejaban el hecho de que estaba terminando un gran proyecto como escritora y evitaba planear la siguiente etapa de mi carrera. Mientras esperaba el final de las seis semanas para probar mi visión, empecé a notar que veía las situaciones en mi vida con mayor claridad y discernimiento. Era capaz de reconocer más de esas «coincidencias» que hacían la vida interesante.

Después de dos semanas de hacer tapping regularmente, me senté de nuevo durante aproximadamente una hora y pensé en mis ojos como entidades separadas de mí. Me di cuenta de algo muy importante: mis ojos habían venido funcionando de una manera específica durante el 75% de mi vida y tenían el hábito de deteriorarse porque no conocían nada mejor. Más aún, yo interferí con su deterioro a través de la cirugía láser y mientras corregía los resultados del mismo, no había corregido las razones del deterioro de mi visión. Las siguientes frases haciendo tapping evolucionaron durante esa hora.

Aunque mis ojos no saben que es bueno poder ver, me acepto profunda y completamente y le doy permiso a mis ojos para ver perfectamente.

Aunque mis ojos tienen el hábito de empeorar cada vez más, perdono a mis ojos y les doy permiso para mejorar y mejorar.

Aunque mis hermanas y yo competíamos para ver quién tenía la peor vista, me perdono por jugar este estúpido juego y elijo tener la mejor vista.

Aunque todos en mi familia tienen mala vista, todavía puedo seguir siendo una Wheeler y tener una visión perfecta.

Aunque me enseñaron a creer que nadie es perfecto, me acepto profunda y completamente y elijo creer que puedo tener una visión perfecta.

Mientras hacía tapping con estas frases, había cosas profundas por mi parte y sabía que algo estaba cambiando. Cuando me sentía inclinada a hacerlo, incluía los 9 Pasos y la rotación de los ojos.

Y todavía se me ocurrió otra cosa: me dieron mi primer par de lentes justo antes de mi 10° cumpleaños y nuevos lentes, con mayor graduación casi anualmente durante los siguientes 30 años. La cirugía láser fue un par de semanas después de mi cumpleaños número 43. Siguiendo mi intuición, en la que confío por completo cuando uso EFT con mis clientes y conmigo misma, hice el siguiente tapping:

Aunque mis ojos siempre empeoraban para mi cumpleaños, les doy permiso a mis ojos para mejorar cada año.

Aunque una de las pocas cosas con la que siempre he contado es que mis ojos empeoren, me acepto profunda y completamente y me perdono por estar apegada al deterioro de mi visión.

Hice tapping por 3 semanas aproximadamente y después de eso solo hice tapping cuando se me ocurría. En este punto ya no parecía tan importante hacer tapping. Pasaron unos cuantos días y me di cuenta que me había olvidado de hacer tapping. Me sorprendió notar que la incomoda resequedad que muchas personas experimentan después de la cirugía láser, había disminuido a pesar de que seguía trabajando en la computadora durante 8 horas al día, y estaba usando gotas para los ojos dos veces en vez de 5 o 6 veces al día.

Finalmente las seis semanas pasaron y me hicieron el escaneo infrarrojo para mapear el ojo. El optometrista me preguntó cómo sentía la visión del ojo izquierdo en ese momento. Le dije que pensaba que había estado mejor hacía unas dos semanas. Me dijo que tal vez sólo me había acostumbrado a una disminución de la visión. Abrió el gráfico para los ojos en la última posición que leí con mi ojo izquierdo hacía seis semanas, ¡leí las líneas y seguí leyendo, incluyendo las letras pequeñas en el lado del gráfico que decían 20/20! Él vio el mapeo del ojo y la forma de mi córnea había cambiado ligeramente en seis semanas. Nunca antes había visto que esto ocurriera.

En mis seis años de practicar EFT, he sido testigo de muchos cambios notables con los clientes, la familia, los amigos y conmigo misma. Así que cuando decidí hacer EFT para mi visión, lo hice con un sentido de curiosidad, esperando lo mejor. Cuando me dijeron que mi visión nuevamente es de 20/20, no me quedó ninguna duda en la mente que fue a causa de mi EFT. Yo continuaba trabajando en la computadora y no cambié ninguna otra cosa. Como dice Gary, «prueba con todo».

Chris

Christine Wheeler, MA es terapeuta de EFT, escritora e investigadora. Vive y ejerce en Vancouver, BC.

Traducido por Rosario Cortes