Noten la forma tan inteligente en que Kathryn Eskola usa tanto EFT, como una mosca herida para ayudar a su hija de tres años de edad a superar su miedo.

Por Kathryn Eskola

Esta mañana, mi hija de casi tres años de edad vio una pequeña mosca en el piso. Estaba medio viva, moviendo sus patitas un poco solamente. Molly ha estado muy nerviosa durante algunos meses de que los bichos, gusanos y pequeños insectos la “atrapen.” Pensé que hoy sería una buena oportunidad para usar EFT con este temor, mientras podíamos probar los resultados y ella podría pensar en ello mientras hacíamos tapping.

Mientras observábamos a esta pequeña mosca en el piso, yo le hice tapping y sólo hablé con ella acerca de sentirse temerosa del bicho, y durante todo ese tiempo ella observaba a la mosca. Ella continuaba hablando acerca de que pudiera “atraparla,” así que hicimos tapping acerca de eso así como de estar asustada de que la mosca pudiera picarle.

Yo hice la prueba acercando mi dedo hacia la mosca conforme continuábamos con el tapping; la primera vez, ella se puso muy nerviosa así que retiré mi mano. Gradualmente pude tocar a la mosca y ponerla en mi mano para que ella pudiera inspeccionarla. Ella se puso inquieta así que me hice tapping en sustitución para ella mientras hablábamos durante la mitad del tiempo. Ella terminó inspeccionando muy de cerca a la mosca en mi mano y estaba muy interesada viendo sus “alas” de mariposa y sus patas. Incluso dijo, “Simpática.”

No logré que ella sostuviera a la mosca y dijo “grotesco” (aunque me pregunto si ella realmente sabe lo que eso significa,) pero estoy contenta por haberle ayudado lo más que pude ¡en alrededor de cinco minutos de tapping! Confío en que esto le ayudará mientras juega afuera durante los próximos meses con tantos pequeños insectos revoloteando por ahí.

Kathryn Eskola

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Escribir a Ana Paula

InEnglish.gif