Recientemente el periódico New Orleans Times de Picayune reportó que un arqueólogo Cajun aficionado, habiendo cavado a una profundidad de 10 metros, encontró rastros de alambre de cobre con fechas de 100 años atrás, y llego a la conclusión que sus antepasados tenían ya una red de teléfono hace más de 100 años.

Para no ser superado por los Cajuns, en la semana siguiente científicos de Texas cavaron a una profundidad de 20 metros. Poco después, los títulos en las Noticias de la Mañana de Dallas leyeron: «Los arqueólogos de Texas han encontrado rastros de alambre de cobre de 200 años atrás, y han concluido que sus antepasados tenían ya una red de comunicaciones de alta tecnología avanzada 100 años antes que los Cajuns.»

Una semana más adelante, el Diario de Oklahoma divulgó: «Después de cavar tan profundamente como 30 metros en campos del trigo cerca de Watonga, Bubba Williams, arqueólogo autodidacto, reporto que él no encontró absolutamente nada. Bubba por lo tanto ha concluido que hace 300 años, la gente de Oklahoma utilizaban ya la radio.»

Autor Desconocido

Traducido por Nidza Busse