La técnica “Turbo-Tapping”

Aquí tenemos un uso muy inteligente de EFT estructurado para resolver muchos aspectos de un problema en un período de tiempo concentrado. Ryan Harrison nos da fascinante y detallada cuenta de este procedimiento con un cliente adicto a los refrescos. Los practicantes de EFT más veteranos verán instantáneamente su potencial para un amplio uso en muchas afecciones.

Por Ryan N. Harrison, MA, HHP, NC, EFT-Avanzado

Hola Gary:

Quería compartir contigo algo con lo que he estado experimentando en mi propia consulta. He visto más éxitos que menos con esta técnica, y pienso que en gran parte esto es debido simplemente a cuanto terreno se cubre cuando lo uso. Podría sonar de alguna manera tonto o inapropiado, pero lo llamo “Turbo Tapping” y lo he usado para muchas clases de afecciones diferentes (p. ej. síntomas de resfriados, ira hacia un progenitor, miedo de trabajar en afecciones, adicciones, etc.) La intuición juega un papel importante en el éxito de esta técnica – al menos para mí – pero estoy seguro que incluso sin la finura que viene con la gente intuitiva, ellos mismos se podrían encontrar nivelando bosques- llenas de metafóricos árboles negativos.

De cualquier modo, a la “técnica”:

1. Siempre afirmo que “ahora nos vamos a poner serios con esto” o algo en este sentido, porque encuentro que realmente llama la atención de mi cliente. Muchos de ellos se sientan más derechos en sus sillas y realmente se centran en mí y en lo que estoy diciéndoles. La postura mejorada y la atención más concentrada realmente crean un cambio positivo, ayudando a que la energía fluya más fácilmente y de más buena gana.

2. Le pido al cliente que me cuente todo lo que pueda sobre el problema en cuestión. Y luego, mientras hablan, escribo como un loco de manera que pueda tomar tantas frases y matices como pueda en mis notas. Si se atascan, les ofrezco sugerencias para ayudarles a volver con más aspectos, etc.

Como referencia y ejemplo: Una mujer con la que estaba trabajando tenía una increíble adicción al refresco de Cola. Era todo lo que bebía, literalmente – cinco o seis botellas al día. Como Asesor Nutricional, le había avisado que muchos de sus incómodos síntomas estaban relacionados probablemente con esta adicción, y ella estuvo de acuerdo de que tenía que quitársela de encima, pero obviamente no podía sin alguna ayuda. Le dije que sabía que era posible y que estaba seguro de que podríamos llegar a que de hecho la Cola le diera AVERSIÓN al final de la sesión. Naturalmente, ella estaba incrédula.

Le dije que sacara la botella sin abrir de Cola que le sugerí que trajera a la sesión. Se la tomé, abrí el tapón y le pedí que simplemente la oliera. Aunque había tratado adicciones anteriormente, me sorprendí de su reacción. Sus manos salieron disparadas hacia la botella y empezó a respirar rápidamente. ¡Ella quería esa soda de veras! En ese punto, tomé su nivel de la Escala de Intensidad (en una escala de cero a diez ella dijo que con toda seguridad estaba en un diez, y que ella “TENÍA que tomársela”). Luego le hice tomar el más pequeño sorbo posible y volví a medirle el nivel en la Escala de Intensidad (“¡Veinte!” exclamó y todavía estaba temblando apreciablemente).

Tapé la botella, la quité de la vista y luego con mi bolígrafo y papel preparados, le pedí que me dijera:

PORQUÉ le gustaba

-“Tiene buen gusto”.

-“Es dulce”.

-“Me hace sentir en la onda”

-“Me gusta su color de caramelo”

-“Me gusta el burbujeo cuando me hace cosquillas en la nariz”, etc.

DÓNDE le gustaba

– “La compro de camino mientras voy al trabajo cada mañana”

– “la bebo en mi coche”

– “la bebo en mi oficina”

– “Me la sirven en el Restaurante Mexicano X con mi comida”

– “Siempre la bebo en mi sala de estar”, etc.

CUÁNDO le gustaba

– “Cuando estoy con amigos”

– “Cuando estoy en el trabajo”

– “Cuando estoy mirando la televisión o una película”

– “Cuando estoy en la carretera”

– “Cuando estoy sola o deprimida”

– “Cuando afuera hace calor de veras”

– “Cuando como o ceno”, etc.

CÓMO le gustaba

– “Fría de verdad”

– “Con una pajita”

– “En un vaso con hielo picado”

– “En esas botellas grandes de tres cuartos de litro”, etc.

Además de todas estas cosas, también anoté cualquier comentario “perdido” que pareciese importante, tal como:”ya sabe, mi madre siempre tenía Cola a mano” y “Esa chica, Maya, en el anuncio de Cola es muy sexy”, etc. Todo tiene utilidad con Turbo Tapping.

3. Le digo al cliente que en un momento empezaremos “lo que yo llamo Turbo Tapping, que quiere decir que la guiaré a través de muchas secuencias rápidas de tapping. Así que es importante que usted me siga, repitiendo las frases que yo uso en cada punto”. De nuevo, esto sirve para sintonizarme realmente con ellos en lo que estamos haciendo, y centrar nuestra intención juntos.

4. Luego empiezo con el punto karate con una frase simple y genérica:

“Aunque sea totalmente adicta a la Cola…”

5. Después de una ronda completa (incluyendo los 9 pasos), empiezo el tapping en todo lo que hay en mi lista, pasando de un punto al otro rápidamente y manteniendo el contacto ojo con ojo con mi cliente tanto como puedo. Y aquí es precisamente donde entra mi intuición. Empezando con el primer aspecto en mi lista, empiezo a sentir “impresiones” que dirigen el tapping y el uso de palabras y frases claves.

Para mí, el uso de la intuición en el Turbo Tapping es como un atajo hacia el éxito. A veces, me quedo en un aspecto durante una secuencia entera (“me gusta fría de veras”), otras veces combinaré aspectos en una sola secuencia, alternando entre puntos de meridianos (p. ej. “mi madre siempre tenía Cola en casa” y “bebo Cola cuando estoy sola o deprimida”). Sigo mi intuición cuando me muevo de un aspecto a otro, no necesariamente siguiendo el orden con el que los anoté. A veces, incluso saco nuevos aspectos que necesitan ser nombrados y desarmados, con frecuencia para sorpresa, pero completo acuerdo, de mi cliente. A veces, dirijo el tapping con una mano, otras veces con dos. Realmente, es un momento de “fluir” gigante, y cuanto más presente estoy con este flujo, mejores resultados y más centrado está mi cliente durante todo el proceso.

Mientras pienso que la intuición es en realidad bastante útil en esta técnica, también imagino que solo con pasar rápidamente por todos los puntos, en rápida sucesión, pueden solucionar muchos de los problemas. Por supuesto, si uno hace suficiente tapping, ¡algo tiene que moverse! La rapidez de esta técnica no permite que la mente se extravíe, en especial si el cliente tiene que seguir mi guía y escuchar o decir lo que estoy sugiriendo. Esta clase de foco ayuda realmente, creo yo, y es posible incluso sin una fuerte confianza en la intuición.

6. El proceso entero dura habitualmente unos treinta minutos. Al final, la mayoría de las veces, mi cliente está exhausto, que para mí significa que se ha liberado un montón de energía (yo muy raramente me canso con esto, yo misma, lo que me parece que apoya mi teoría). Este es el momento de comprobar los resultados.

Volví a traer la Cola. Ninguna reacción de su parte. La destapé y le hice olerla. “Uau”, parecía sorprendida “¡tiene un olor tan dulce!”. Le pedí que la probara, pero no quería. Un poco de presión la hizo dar un sorbito y su respuesta fue clásica: “¡Puaj! ¡Todo lo que gusto es química!”. Yo respondí: “¡Eso es lo que es la Cola!” Entonces yo también tomé un sorbo y para mi sorpresa, ¡eso fue todo el gusto que encontré! El hacer tapping con ella había suprimido cualquier atracción que había sentido, incluso subconsciente, hacia la Cola. Nos reíamos juntos de las caras que hacíamos, habiendo probado la soda y habiéndola encontrado totalmente desagradable. Luego ella la tiró por el desagüe alegremente y ambos bebimos grandes vasos de agua pura en su lugar.

7. Siempre intento terminar la sesión de “Turbo Tapping” con una Elección (como la Dra. Carrington). Con la ayuda del cliente, creamos una frase que resuena con él o ella. Escribo la afirmación en una tarjeta y les digo que hagan “tapping” en ello tres veces por la mañana y tres por la noche, usando el procedimiento descrito en el manual de la Dra. Carrington “Elecciones”.

“Aunque he tenido esta adicción a la Cola, escojo ser increíblemente feliz y sano bebiendo agua”.

Esto concluye la sesión de tapping.

Un año más tarde, mi cliente n ha tomado una sola Cola. Fue a casa de su familia por las vacaciones y decidió tomar una soda- ¡la primera vez en un año! Dijo que tomó un sorbo, probó la química endulzada y simplemente no quiso nada más de ella. Punto. Hoy ella lleva “curada” de su adicción desde hace un año y medio y como resultado directo, ha notado un cese de muchas de sus dolencias físicas (como hinchazón, calambres, problemas digestivos, etc.) ¡Todo esto con 30 minutos de Turbo Tapping!

¡Sólo tienes que amar la cosa ésta de EFT!

Saludos cordiales,

Ryan N. Harrison, MA, HHP, NC, EFT-ADV

Traducido por Juan Carlos Vega – Escribir a Juan Carlos

Ver el artículo original en inglés

Deja un comentario