Cada año para mi, la Navidad es un tiempo esperado, lleno de aromas y luces de colores, de alegrías y cascabeles que guardo en el baúl de los recuerdos como un tesoro dorado. Y al decir esto, sé muy bien que algunas personas como yo, disfrutan estas fechas intensamente, no necesariamente por la perfección de los recuerdos, sino por la Esperanza que encierran estas fechas, y esto es lo que quiero compartir con ustedes.

Cada día, escribimos el tono, el color y la vibración del día, en referencia a situaciones anteriores similares. Cada momento, el Cerebro de Reptil, nos juega una maravillosa jugada, o un pésimo momento, dependiendo de las interpretaciones de lo que acontece a nuestro alrededor.

Cuando se trata de fechas que de manera mundial se nos imponen, es muy importante que podamos aprovechar la sinergía positiva que podemos tomar como seres humanos.

Y esto no es necesariamente fácil si contamos con mil y una razones para no hacerlo, entonces me propongo ponerme (y ponerte si lo deseas) en contacto con la vibración luminosa, mágica si quieres, y deliciosamente vibrante de las fechas decembrinas.

Y antes de que (como diría mi quinceañera sobrina) te den ganas de vomitar, aclaro que no deseo “venderte” las fechas, ni seguir la corriente consumista de todo tipo de alegrías artificiales, quiero, verdaderamente, que nos pongamos en contacto con la Espiritualidad, Luz y Fortaleza del momento presente.

Como mencionan Dennis, Mateo y Sheila Linn (Te invito a leer el artículo completo en este enlace):

La sanación viene cuando recuperamos nuestra voz y ejercemos nuestro poder… Algunas veces podemos usar nuestro poder para hacer cambios inmediatos y evidentes en el mundo exterior. Ya sea que eso suceda o no, siempre podemos cambiar nuestro propio mundo interior, lo cual a largo plazo también cambia el mundo exterior.

Así que te pido una oportunidad y comencemos por unas rondas de EFT.

Este trabajo no se trata de sanar lo que ha sucedido en el pasado, sino de poder estar presentes en el ahora para recobrar nuestro poder. Para sanar lo pasado, tienes una magnífica herramienta y una comunidad de personas expertas a tu disposición dispuestas a tratar los asuntos mas serios/dolorosos de tu historia. No tienes que hacerlo solo.

Pero vamos entonces a este trabajo.

Toma un par de respiraciones profundas y vamos a “limpiar” las vibraciones que ahora tienes respecto a la Navidad. Sean como sean éstas, permítete estar presente en el ahora.

Punto de karate (PK.) Aunque tengo una historia sobre estas fechas, quisiera aceptarme completa y profundamente.

Aunque mi historia ha generado expectativas de todas maneras quisiera aceptarme completa y libremente.

Aunque la historia de lo sucedido se encuentra constantemente sobre mí, filtrando mis sensaciones y percepciones, quisiera aceptarme de todas maneras.

Inicio de Ceja (CE) Mi historia con las navidades

Lado del Ojo (LO) Todo lo que he vivido y ha sucedido en estas fechas

Bajo el ojo (BO) Todos mis sentimientos y expectativas

Bajo la Nariz (BN) Esta historia de años y años que se hace presente acumulando cada año uno mas.

Bajo los labios (BL) Esta historia que me impide mirar el presente libre de juicios y expectativas.

Clavícula (Cl) Esta historia con todas sus expectativas y lo que me hace sentir.

Bajo el Brazo (BB) Una historia que ya ha pasado, pero que revivo cada nueva temporada navideña.

Muñeca (MU) Una historia que me llena de experiencias pasadas como si fueran presentes.

Coronilla (CO) Una historia que me llena sin permitir que nada nuevo y diferente pueda penetrar.

Te pido que tomes un par de respiraciones profundas, toma agua, y volvemos a punto de karate mientras reflexionas en esto:

Cuando el pasado se convierte en nuestro enterno presente y en nuestro mas temido futuro, atraemos más y más experiencias repetitivas en algunos casos, en otros, comparativamente, no obtenemos en el presente el pasado a que tanto nos aferramos, y esto nos impide simplemente estar. Con ello, nos perdemos lo que el Universo nos ofrece a cada momento, lo teñimos de los sentimientos atrapados en nuestros filtros, y quedamos estancados… quizá, puedas considerar dejarlo ir.

Pk. Aunque tengo esta atesorada historia y es lo que conozco, quisiera abrirme a nuevas experiencias.

Aunque mi historia se ha repetido, y temo esperar cualquier otra cosa ¿Qué tal si me liberara de expectativas y me dejara simplemente estar?

Aunque mi historia ha sido tan fuerte y poderosa que no sé si pueda/quiera liberarme de ella, me acepto, y estoy dispuesto a considerar abrirme a nuevas posibilidades.

Ce. Esta historia y todo su poder

Lo. La he cargado todos estos años y tal vez es suficiente

Bo. ¿Qué pasaría si me despojara de expectativas de cualquier tipo?

Bn. ¿Qué tal si me atreviera a mirar fuera del filtro de esta historia?

Bl. ¿Qué tal si mirara simplemente lo que sucede?

Cl. Todos los sentimientos que me surgen solo de pensármelo

Bb. Todos los sentimientos que están ahí guardados temiendo el cambio

Mu. Tal vez pueda considerar que no necesito seguirlos teniendo

Co. Tal vez es hora de dejarlos ir, a donde pertenecen

Ce. El pasado ya pasó, pero he seguido reviviéndolo todo este tiempo

Lo. Merezco una mejor vida

Bo. Merezco sentirme diferente

Bn. Merezco vivir de otra manera

Bb. Merezco estar presente en el presente

Cl. ¿y si eligiera desprenderme y vivir este presente?

Bbr. ¿Cuántas cosas podrían ser diferentes sin tener que seguir los patrones pasados?

Mu. ¿Y qué tal que le permito al Universo sorprenderme como el Universo lo desee?

Co. Tal vez pueda mirar sin los filtros y recibirlo sin juicios

Vuelve a tomar un par de respiraciones profundas y un poco de agua.

Vuelve al punto de karate y reflexiona en lo siguiente: Las cosas que están en tus manos cambiar y que aún no has cambiado, puedes dejarlas estar ahí, permíteles hablarte sobre lo que vinieron a enseñarte. Lo que no depende de ti, ese exterior que influye en tu realidad pero en el cual no tienes capacidad de hacer modificaciones, no determina tu realidad. Y si lo que te digo fuera verdad, ¿qué cosas te determinan a ti como ser humano? ¿Qué dones aportas a este mundo y qué regalos te da el Universo a cada instante?

Pk. Aunque me he sentido impotente de cambiar el pasado, creo que es hora de aceptarme y aceptar que merezco vivir de otra manera.

Aunque los temores me hacen repetir vivencias una y otra vez, puedo considerar soltarlos y abrirme a la novedad y a la sorpresa.

Aunque he estado viviendo en una zona conocida, ahora puedo elegir ir hacia lo desconocido en un sentido de aventura y curiosidad.

Ce. ¿Qué es lo que me depara este día?

Lo. ¿Qué situaciones tengo ahora de las que estoy realmente agradecido?

Bo. ¿Y si pudiera dejar todo cuanto no está en mis manos y me doy cuenta de lo que me pertenece como son mis sentimientos?

Bn. Elijo abrir mi campo de visión y darme cuenta de quién soy

Bb. ¿Qué cosas me hacen sonreír a solas?

Cl. ¿Qué cosas me dan sentido y me provocan soñar?

Bb. ¿Y si pudiera imaginar a la Luz y Alegría y Paz entrando en mi corazón?

Mu. ¿Qué tal si me imagino estas emociones entrando y asociándose suavemente?

Co. ¿Qué tal si les dejo crecer e instalarse cómodamente?

Ce. Elijo permitirme sentir estas emociones como algo muy mío

Lo. Elijo adueñarme de ellas en el interior de mi corazón

Bo. Elijo experimentarlas profundamente

Bn. Elijo dejarlas expandirse y crecer hasta inundar cada una de mis células

Bb. Me permito transformarme y vivir este hermoso momento para mí

Cl. Y respiro mi capacidad de estar presente

Bbr. En cada inhalación me hago más y más presente en el ahora

Mu. Y elijo estar y sorprenderme y amar

Co. Y me retroalimento hasta lo infinito de esta nueva sensación

Repite este ejercicio y permite que tu vibración, tu sensaciones, tu ser completo se transformen y estén presentes para ti mismo. Eres un regalo para este mundo, y eso nada ni nadie te lo puede quitar.

Un abrazo de Paz y Luz.

Carolina Téllez Estrada.