Las dos caras del mismo espejo: Trastorno Límite de Personalidad (Borderline Personality Disorder) y Narcisista – AHEFT

Alina Frank habla sobre cómo el trastorno límite de personalidad (Borderline) y el narcisismo afecta a los que están en una relación con ellos y cómo EFT puede ayudar a sus seres queridos a cuidarse. Escribe a Alina y visita el sitio web de Alina.

Por Alina Frank

Dos de los problemas más difíciles de trabajar son los de dos desórdenes de personalidad del mismo tipo: trastorno límite de personalidad y narcisista. He oído decir a varios terapeutas que optan por no trabajar con individuos que admiten tener esos desórdenes. Ellos sienten que las posibilidades de recuperación y de sanación de esas afecciones son demasiado reducidas. Mi punto de interés no está en ayudar a aquellos que lamentablemente están afectados con esos problemas, sino a la gente que tiene relación con ellos.

Vamos a explorar la analogía del espejo. El narcisista está obsesionado consigo mismo y fijado en su auto-imagen. Cuando un narcisista se mira al espejo, observa una imagen grandiosa de sí mismo, ve de forma exagerada sus atributos y a la vez oculta sus numerosas emociones negativas. Cuando hace esto, con frecuencia busca una relación romántica con alguien que exhibe características o ideales que él hubiera querido tener o que tuvo alguna vez.

Al proyectar esta versión ideal de sí mismo en otra persona, nunca pueden aceptar totalmente la verdadera personalidad de los otros (o la suya propia). Un narcisista espera que los demás lo traten como Dios/Diosa/Reina/Rey y requiere adoración incesante. Mientras se preocupa con un sentido absolutista de auto-respeto, el narcisista muestra muy poca o ninguna preocupación por los demás; ni sentimientos, ni preocupaciones, ni deseos. En una relación con alguien con trastorno límite de personalidad, terminamos entendiendo que ellos proyectan sus sentimientos inconfortables en nosotros. Ellos se sienten incómodos al tomar conciencia de sus propios aspectos negativos y oscuros. Este mecanismo de defensa pone distancia entre la personalidad límite y sus propias heridas sin resolver.

Las personas que tienen relación con ‘borderlines’ siempre se ven inclinadas a sentir que son el origen de la rabia, el enojo, la desesperación, la depresión o el miedo del borderline. Los borderlines quieren que uno sienta que él/ella son nuestro Universo hasta el punto de enredarnos en ello. “Si tan solo pudieras cubrir mis necesidades insatisfechas” es un tema recurrente. La forma en que los dos tipos de personalidad se manifiestan es sorprendentemente similar – mintiendo, decepcionando, con falta de preocupación por los demás y manipulando son normales, a pesar de que pueden variar en su grado de expresión. Por debajo de todas estas conductas negativas se encuentra la necesidad de controlar. Ellos pueden ser verbal y emocionalmente abusivos. No aceptan fácilmente la culpa por aquello que no está bien en la relación. Pueden exhibir una fuerte auto-contención de su lado oscuro al comienzo de una relación o cuando esa relación está tocando a su fin.

Tanto los desórdenes de personalidad narcisista como borderline son condiciones difíciles y serias que sólo pueden ser tratadas a fondo por expertos que se especializan en esos casos. Pero te puedes ayudar a ti mismo de forma efectiva con EFT si te encuentras en una relación con alguien que presenta alguna de estas afecciones. Este es el momento de girar el espejo hacia ti mismo. Muchos dicen que es altamente improbable que ese tipo de personas busque asistencia profesional, así que te corresponde buscar ayuda tu mismo.

Mientras que hay tanto semejanzas como diferencias entre los dos casos, la utilización de EFT para alguien que está en una relación con un borderline o un narcisista es casi idéntica. La primera parte de la sanación es tomar conciencia de que no podemos controlar a otra persona y que tampoco puedes realmente cambiar para ellos. Si has atraído a alguien con ese desorden, es probable que estuvieras condicionado para aceptar su conducta. El lugar más probable en que recibieras ese condicionamiento fue de uno de los padres o de ambos. Tu propio dolor y angustia por haber experimentado esos comportamientos cuando eras niño necesitarán ser liberados por medio de EFT para terminar con el patrón que ahora experimentas como adulto.

Aquí hay algunas formas alternativas de utilizar EFT en esta situación:

1. Formula afirmaciones claras y concisas sobre tus sentimientos y sobre la razón por la cual no puedes hacer lo que ellos quieren. Haz una lista de tus miedos en cuanto a tu habilidad para hacer esto, así como de los miedos ante la respuesta que ellos puedan dar a tus afirmaciones. Observa y después haz tapping en el lugar en que sientas la contractura, la ansiedad o el miedo en el cuerpo.

2. La confusión se puede dar como resultado de que durante meses o años se te dijo que tenías la culpa. Haz tapping por cualquier culpa, vergüenza, y/o situación embarazosa que te provoque el haber actuado mal o haber cometido errores.

3. Decide con qué no estás dispuesto a seguir viviendo. Sí, estamos hablando de límites aquí y la única manera de que éstos funcionen es si elaboras un plan de acción y estás preparado para respaldarlo si fuera necesario. Utiliza EFT para liberar los miedos con respecto a comunicar tus límites.

4. Haz tapping sobre cualquier cosa que bloquee tu creencia de que mereces más de lo que estás recibiendo de esa relación. Es posible que tu autoestima haya sufrido y es importante que utilices EFT para recuperarte.

Alina Frank

Traducido por Dalila Milicúa

Deja un comentario