Hubo una familia cuya perra dio a luz a doce cachorros. Pusieron un anuncio en el periódico cuando los cachorros estuvieron en edad de ser regalados. El anuncio decía, “Gratis para un buen hogar. Cachorros adorables.”

Después de varias semanas, sólo unos cuantos cachorros se habían regalado. Entonces probaron otra estrategia. Pusieron otro anuncio que decía, “Gratis para una buen hogar. Un cachorro feo y ocho bonitos.”

En dos días regalaron el cachorro feo nueve veces. ¿Has notado que el mundo está lleno de gente que se preocupa por los menos afortunados? Cuando vemos a la gente como naturalmente amable, muchas veces cumplen nuestra expectativa.

Por: Steve Goodier

Esta historia cortesía de http://www.homeholidaysfamilyandfun.com