Por Nancy Gnecco

Antes, algo de antecedentes…

Me había conectado con una terapeuta de niños (Beth) a quien yo había entrenado en EFT, y estamos trabajando con familias. Los padres se encuentran conmigo a solas antes sin costo – sólo los padres, sin hijos – y les enseño el video de 13 minutos de EFT, discutimos EFT y contesto sus preguntas. Les enseño a hacerlo usando su ansiedad respecto al problema de su hijo como un ejemplo. Usualmente para el momento en que una familia tiene a un hijo en terapia la ansiedad se ha apoderado de la familia, así que es fácil llevar su nivel de ansiedad hacia arriba, y después bajarlo con EFT.

La segunda sesión es con la otra terapeuta (Beth), la familia complete, incluyendo a niño/s, y a mí. Hablamos del problema, y de cómo su hijo es un “buen chico” aún con el problema, y hablamos de cómo el “tapping mágico” puede ayudarles con “el problema”. Beth entonces se lleva al/los niños a una oficina separada donde incorpora el “tapping mágico” en su sesión de terapia con juego. Ella cuenta historias de personajes de ficción quienes tienen el mismo problema que el niño, y juntos hacen tapping para el personaje. Ella tiene una muñeca y un gato de peluche que recibe tapping y posteriormente hace que el niño haga tapping sobre sí mismo.

Mientras, yo trabajo con los padres creando un horario de tapping para toda la familia, y fomentando que los padres se traten a sí mismos antes. Entonces trabajamos en los aspectos de los padres usando EFT para neutralizarlos. La cita de seguimiento es de una a tres semanas después, usando el mismo formato. Beth y yo nos reunimos con la familia y vemos como van las cosas. Beth se lleva a los chicos, y yo trabajo con los padres. Después de esto, la familia puede decidir si continua o no viéndonos a ambas, o a alguna de las dos.

Ahora nuestra primera historia…

El mayor de los niños, quien tiene 9 años, DDA, adopción abierta, nunca ha dormido sin su madre o su padre acostados con él. La segunda, una pequeña niña, de 6 años, también adoptada y de raza distinta. Ahora empieza la escuela y tiene una aguda ansiedad de separación, y fobia a la escuela. Ella puede irse a dormir en la noche, pero se levanta en la noche y se va a la cama de sus padres. Ellos, por lo tanto, duermen muy poco. El padre no puede volver a dormirse cuando esto sucede entre 3 y 4 de la mañana. Mamá está deprimida, rebasada y exhausta- desesperada por la falta de sueño.

Así que Beth y yo nos reunimos con la familia, y ella se lleva a los niños para hacer “tapping mágico” mientras yo trabajo con la mamá, quien es muy aplicada. Papá está escéptico. No quiere participar, pero lo hará por el bien de los niños, particularmente después de ver lo bien que trabaja EFT en la demostración con su esposa. Creamos un horario de tapping que incluye tanto a Mamá como a Papá haciendo tapping con los niños a distintas horas del día, y Mamá está de acuerdo en hacer tapping por sus propios temas.

Ellos faltan a la cita de seguimiento, y no reprograman, así que los buscamos. Ellos vienen otra vez, y he aquí los resultados. Recuerden, sólo hicimos una sesión con ellos, y sólo trabajamos con el tema del sueño. No hemos hecho nada (al menos directamente) con la ansiedad de separación, excepto sugerir tapping en ese tema antes de la escuela. El enfoque ha estado más que nada en los patrones de sueño.

El hijo #1 reporta orgulloso que ha dormido solo desde la primera noche que hizo tapping, y comenzó a usar el método espontáneamente para cosas que le molestan. “Esta cosa rara realmente funciona” anuncia orgulloso, bailando por la oficina.

La hija #2 no hace su propio reporte, desea que su hermano lo haga. Ella es tímida (yo, por supuesto deseo hacer tapping para su timidez, pero recordando la agenda de sueño, decido esperar a un momento más oportuno.) El nos dice que su hermana se levanta cada noche, va al baño y no apaga la luz, pero regresa a su propia cama. Ella sólo ha dormido con sus padres dos veces desde que comenzaron a hacer tapping. Cuando pregunté sobre la ansiedad de separación y la fobia a la escuela, me miraron como si tuviese dos cabezas, “¿Cual ansiedad de separación? ¿Cuál fobia a la escuela?” Se habían olvidado de que ella la sufría. Esto sólo tres semanas después de su visita inicial.

Ahora el único problema que reporta la familia es que la Mamá está tan acostumbrada a no dormir más de cuatro horas de corrido, que aún con los niños dormidos, no puede dormir más. Le pregunté si ha pensado en hacer tapping sobre eso, y ella no lo ha hecho, pero lo intentará. Dos semanas después me llama para reportar que está durmiendo toda la noche de forma regular por primera vez en 9 años.

Nuestra segunda historia….

El padre es un psicólogo conductual que ha sido diagnosticado con una condición médica hace un año. Mamá se queda en casa con, llamémosle Michael, que es hijo único, cuyo cumpleaños es en Agosto, así que con la fecha de corte para entrar a la escuela, él sería de los más jóvenes en su clase si asistiera a la escuela. Michael logró llegar a todos los puntos de desarrollo en la fecha correcta, incluyendo entrenamiento de baño. Al mismo tiempo que el diagnóstico de su padre, se hizo enurético (moja sus pantalones) y encoprético (ensucia sus pantalones). A pesar de ser demasiado joven para ser identificado por las escuelas aún, como una antigua maestra de kindergarten, estoy segura que es un niño con muchas habilidades, que también es joven desde el punto de vista del desarrollo. Los padres deciden inscribirle en una escuela católica, privada y muy tradicional el próximo otoño, pero lo sacaron después de algunas semanas debido “al problema”, y debido a que se negaba a trabajar. Cuando le preguntaban por qué no trabajaba, contestó que había realizado el primer trabajo y que no hizo los demás porqué eran todo lo mismo, y que ya sabía hacerlo.

Siguiendo el protocolo descrito arriba, en la primera visita yo me reuní con los padres de Michael. Antes de enseñarles el video, le comenté al padre que la teoría detrás del EFT era exactamente lo opuesto a lo que le habían enseñado en la psicología conductual. Supe de su escepticismo y me dijo que estaba dispuesto a tratar cualquier cosa en este momento. Vimos el video, y entonces les enseñe EFT, Papá no pudo sentir ninguna emoción, pero estuvo de acuerdo con hacer tapping con su esposa para aprender. Mamá habló de sus sentimientos de culpa, y los neutralizamos rápidamente con EFT. Ella estaba fascinada. Le pregunté a Papá si quería probar sobre cualquier cosa para sí – no necesariamente respecto a sentimientos sobre el problema de Michael. El se puso tímido y reveló que en realidad había estado haciendo tapping al mismo tiempo que su mujer respecto a un problema en el trabajo respecto al cual no deseaba hablar, pero que estaba en un 4. Sugerí que nos deshiciéramos del resto de éste y el estuvo de acuerdo. Hicimos tapping por “aún cuando todavía tengo algo de este problema en el trabajo… etc.” Y llegó al 0 casi inmediatamente.

Verifique con los padres por teléfono una semana después, y Mamá reportó que “iban bien, pero no al 100%” le pedí que me aclarara y descubrí que Michael no había mojado sus pantalones ni una vez desde que hacía tapping, y que le había pedido a su maestra en la clase de karate si podía ir al baño. Tampoco había “tenido un desorden en sus pantalones en toda la semana”. Le dije que era fantástico, y pregunté ¿qué podría ser 100%? Me dijo que 100% sería que Michael pudiese recordar sus necesidades de ir al baño sin que ella tuviese que recordárselo.

En la sesión de seguimiento, Mamá reportó que Michael había dejado de usar el “tapping mágico”. Cuando le pregunté la razón, me contestó que él sabía que funcionaba, pero que ya sabía hacerlo, así que ya no quería hacerlo más. Usamos la analogía de que Mamá sabía hacer galletas de chocolate. Sólo porque sabe hacerlas no significa que nunca más las va a hacer. Sólo significa que la próxima vez que las haga, va a ser más fácil. Michael se fue con Beth gustoso, y yo trabajé con Mamá. Papá no fue, pero Mamá reportó que él pensaba que EFT era “asombroso”. Mamá y yo pasamos el resto de la sesión con sus temas, y discutiendo formas de modificar las frases de las afirmaciones para hacerlas más y más específicas. Sugerí que ella usase las palabras exactas de Michael, y le animara a ser creativo respecto a las formas de decir “a pesar de que preferiría hacer pipí en los arbustos que en el baño, soy un gran chico” “aún cuando no deseo dejar de jugar para hacer popó en la nica, soy un súper héroe.” Cuando él regresó con Beth, tenía una gran sonrisa en su boca, y reportó que ayudó al Gato Fluffy con su tapping para que no se hiciera popó en los pantalones más.

El seguimiento por teléfono este fin de semana encontró a Michael con 5 días sin ningún “accidente”, y siguiendo feliz el protocolo. Mamá reporto que habían empezado a usar EFT para otras cosas.

Bendiciones

Nancy

________________________________________

Caso #3 —hasta ahora, un caso sin éxito (enviado unos días después)…

Querido Gary,

He aquí la siguiente entrega, otro caso de encopresis, (ensuciando los pantalones). Espero que puedas unirlo con los dos anteriores, para que la gente comprenda el formato que usamos- Beth trabajando con el niño mientras yo, de manera simultánea, trabajo con los padres.

Karen tiene 8 años, y aún ensucia sus pantalones. A pesar de que llegó a todas las otras etapas de desarrollo en las etapas apropiadas, nunca ha estado entrenada para ir al baño. Los especialistas y médicos han dicho repetidamente a su ansiosa madre y enojado padre que no hay nada malo desde el punto de vista físico con su hija. Karen fue adoptada a los nueve meses de edad de un orfanato en Sudamérica, y su mamá se pregunta si el problema puede ser genético. No tienen la historia médica de sus padres biológicos.

Karen tiene un patrón errático de desempeño de vientre, teniendo sólo un movimiento grande sólo una vez en tres semanas. Nunca se queja de la presión y el dolor asociado con la constipación. Estos eventos grandes a veces, pero no siempre, suceden en el baño, pero entre éstos tiene una sucesión regular de “popos apestosos” en sus pantalones. Ella se niega a usar “calzones de entrenamiento”, pero usa una toalla menstrual en sus calzones para que reciba la mayor parte de la suciedad, y ella está aprendiendo a limpiar su suciedad. Cuando le preguntan si sabe que está haciéndolo (haciendo los “popos apestosos”) ella mueve la cabeza asintiendo, pero no es comunicativa de ninguna otra forma cuando nos encontramos juntos.

No habiendo llegado a ningún lugar con médicos y especialistas, laxantes, o modificación de la conducta, la han traído a terapia, y sus padres han accedido a tratar EFT con ella, a pesar de que su padre está muy escéptico.

A Karen le han prometido una bicicleta nueva si corrige su comportamiento.

Karen no estuvo presente en la primera sesión durante la cual mostré a los padres el video introductorio de 13 minutos de EFT, contesté sus preguntas, y les enseñé el protocolo. Mamá estaba dispuesta a probarlo para su ansiedad respecto al problema de Karen, que estaba en 7 cuando comenzamos y llegó rápidamente a 0 en la primera ronda de EFT. Papá no estaba dispuesto a probar, aún “ayudando” a su mujer para que ella no se sintiera “tan estúpida” haciendo el tapping. El se sentó en silencio y observó.

Mamá, como era de esperarse, estaba asombrada por la efectividad de EFT, y quería probarla con su enojo para con Karen, lo que hizo fácilmente y sin esfuerzo. Ambos padres acordaron que probar EFT con el problema de Karen era lo que deseaban hacer, a pesar de que Papá tenía claro que lo haría para/con Karen, pero no para sí mismo. El continuaba estando escéptico a pesar de haber sido testigo con el éxito de su mujer, y estaba reticente a participar más en esa conversación.

Ambas terapeutas (Beth y yo) estábamos presentes con Karen y sus padres una semana después. Karen estaba reticente a hablar del problema, o de cualquier otra cosa, ni era capaz de hacer contacto visual con ninguno de los adultos. Después de ponerle nombre al problema, y discutir todas las avenidas que habían sido exploradas, hablamos de cómo el “tapping mágico” podría ayudar, y de cómo Karen es verdaderamente una buena chica, aún cuando se hace en sus pantalones.

Entonces Beth se llevó a Karen a otro cuarto para trabajar con ella y yo hice EFT con su madre. Otra vez, su padre miró y no participó. En un momento Mamá expresó su frustración respecto a sentirse sola en esto, y deseó que su marido fuera más comprensivo. Su respuesta “Sólo no veo cómo esto puede ayudar” fue recibida con un suspiro resignado de su mujer, quien estaba segura de querer continuar para sí misma, y al mismo tiempo, tomar prestado el video introductorio de EFT para mostrarlo a su hermana. Entonces establecimos un horario para tapping que incluía a Papá haciendo tapping con Karen en la noche.

Cuando Beth regresó con Karen nos dijeron que respondía muy bien a la sesión y era capaz de hacer tapping tanto para ella como con Beth. Beth reportó que ella había dicho a Karen “tal vez no quieres dejar de hacer popó en tus pantalones” y Karen ha respondido vehementemente, “¡oh, sí quiero!”. También reportó que cuando le preguntó quien se molestaba más por su problema, Karen respondió “Papá se enoja mucho.”

Una semana pasó y llamé para hacer seguimiento, y asegurarme que la familia no tenía preguntas. Cambiamos algunas frases y afirmaciones, y trabajamos con algunas preocupaciones de Mamá respecto a la construcción que se hacía en la casa y una mascota enferma. Ella tenía problemas siguiendo el protocolo por estas cosas, pero dijo que la mejor parte era que le decía a Karen varias veces en el día lo buena niña que ella es, y lo mucho que es querida. Ella lo expresó de la siguiente forma “no es que ella no sepa que la amamos. Ella sabe, claro, pero me di cuenta lo mucho que nuestra conversación con ella se había vuelto negativa. Se siente muy bien el decirle lo mucho que la amo.”

Ella reportó que la EFT parecía trabajar para otras cosas, pero aún no funcionaba para la encopresis. Ella también dijo que Papá estaba haciendo tapping con Karen en la noche antes de irse a la cama. Cuando nos vimos la siguiente vez, Beth no se llevó a Karen sola porque no era claro que los padres quisieran continuar con EFT. Mamá reportó que el tapping había servido para varias cosas, particularmente para aliviar la ansiedad, pero que, debido a la construcción y a la mascota enferma, había tenido dificultad siguiendo el horario que habíamos establecido. Papá expresó que desearía ver una relación más directa entre el tratamiento y el problema. Cuando le preguntaron, Karen compartió con nosotros que el tapping trabajaba mejor cuando Papi lo hacía con ella. Papá reportó que él no usaba EFT para sí mismo, y que tenía mucha resistencia aún como para discutir la posibilidad de usarlo para sus propios asuntos. El comentó “no es mi problema. No necesito terapia.” Beth explicó que se había convertido en un problema familiar porque todos en la familia estaban afectados, aún Papá.

Establecimos que Karen sabía cuando estaba aguantándose y estuvo de acuerdo en hacer tapping en esos momentos con la afirmación “aún cuando sé que me estoy aguantando, y que no quiero dejar de hacer lo que estoy haciendo para ir al baño, soy una gran niña” Ella fue capaz de demostrar cómo lo haría. También discutimos el usar las siguientes afirmaciones: “a pesar de que no quiero que mi Papá se enoje…” “aún cuando tengo miedo que Papá se enoje si descubre…” Mamá expresó su frustración otra vez respecto de su marido por “hacer como que usa EFT, pero sin darle una oportunidad.” Como las cosas empeoraban entre los padres frente a Karen, terminamos la sesión haciendo una lista de todas las opciones disponibles, incluyendo una referencia a otra psicóloga, manejando 100 millas al Hospital de Niños de Boston para terapia de grupo dos veces a la semana, terapia familiar con Beth, continuar con EFT con alguna o ambas de nosotras, o entrar a terapia familiar.

Pues aquí lo tienes. No es un gran éxito con esta familia aún. Está claro para nosotros que el padre es la clave, y no está dispuesto a hacer el trabajo. La familia ha programado una sesión de pareja y una sesión individual con Karen para hacer terapia con Beth.

Bendiciones,

Nancy

Traducido por María Elena Blanco Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif