Os recomiendo que le deis una oportunidad a la idea tan interesante que nos propone Eaglemoon Raes. Utilizadla como un ritual diario y observad lo que ocurre. Intuyo que vuestra vida se desarrollará de una forma mucho más positiva.

Por Eaglemoon Raes

Hola Gary,

Quería compartir con vosotros una historia que creo que resultará de ayuda para muchas personas. Empecé a hacer tapping con una plegaria de Nelson Mandela (me han comentado que se trata de una poesía de Marianne Williamson, así que mis agradecimientos van para ambos):

“No estar a la altura no es nuestro mayor miedo. (Ceja)

Nuestro miedo más profundo es a nuestro poder sin medida. (Lado del ojo)

Lo que más nos asusta es nuestra luz, no nuestra oscuridad. (Bajo el ojo)

Nos preguntamos: ¿Cómo puedo creer que soy brillante, capaz y fabuloso? (Bajo la nariz)

Pero en realidad: ¿Cómo podrías no serlo? (Bajo los labios)

Fuiste creado a imagen y semejanza de Dios. (Clavícula)

Que finjas ser pequeño no le sirve al mundo. (Bajo el brazo)

De nada sirve encogerse para que los que te rodean no se sientan empequeñecidos. (Coronilla)

Hemos nacido para manifestar la gloria de Dios, (Ceja)

presente en todos nosotros, (Lado del ojo)

no sólo en algunos, (Lado del ojo)

sino en todos nosotros. (Bajo el ojo)

Cuando permitimos que nuestra luz brille, (Bajo la nariz)

inconscientemente damos permiso a los demás (Bajo los labios)

para hacer lo mismo. (Clavícula)

Al liberarnos de nuestros miedos, (Bajo el brazo)

nuestra presencia libera automáticamente a otros. (Coronilla)”

A continuación, hago una ronda de “nuestro mayor miedo…” y luego hago tapping desde el punto de vista de:

Mi mayor miedo…

Y Su mayor miedo…

Después de hacer tapping durante unos días, me vi en una situación en que un amigo mío pretendía que continuara “encogiéndome para que los que me rodean no se sintieran empequeñecidos». Constaté que se estaba produciendo un cambio enorme y, para mi sorpresa, mientras conducía de camino a casa, mi columna vertebral empezó a chasquear y a alargarse. Fue algo salvaje. Mi espalda se estiraba. Por entonces, trabajaba en una pequeña oficina en la que tenía que encogerme literalmente para no golpearme la cabeza. Un par de días después de que mi espalda empezara a estirarse, tuve un desacuerdo con mi casero y me vi sin oficina. «Que finjas ser pequeño no le sirve al mundo».

Desde entonces, he hecho tapping afirmando «Aunque es mi luz, no mi oscuridad, lo que más me asusta, acepto quien soy» y también «Aunque mi mayor miedo es ser poderoso sin medida, acepto quien soy.»

Imparto un taller llamado «Libera tu poder» y hacemos tapping juntos con esta plegaria durante las seis semanas de formación. Entonces, los estudiantes hacen tapping con ella como deberes entre clases.

EFT nos proporciona una gran libertad para jugar, cambiar y crecer, y me encanta. ¡Resulta tan simple! Adoro este trabajo. Me maravilla cada día comprobar que la vida es mucho más fácil ahora que puedo hacer tapping para mis luchas diarias. Mi vida no está libre de desafíos. Sencillamente ya no me los tomo tan en serio.

Eaglemoon Raes

Traducido por Eva Llobet Martí