Los problemas en la piel casi siempre responden bien con EFT, particularmente cuando está dirigido a problemas emocionales. Este artículo de JoAnn SkyWatcher nos da otro ejemplo más de este beneficio. Noten cómo ella reduce los problemas emocionales a los conflictos que estos encierran.

Por JoAnn SkyWatcher

Hace algunas semanas conocí a un hombre joven en una reunión. Lo escuché quejarse de tener una enfermedad en la piel desde hacía más de cuatro meses, y de que había visto a doctores y a diferentes tipos de especialistas sin resultado. Le comenté sobre mi trabajo con energía y que si continuaba sin tener ningún resultado me llamara. Un par de semanas después él concertó una cita.

«Joe» me dijo que no estaba seguro sobre qué había causado las erupciones en el dorso de sus manos. Parecía como roble venenoso, y probablemente se lo habían contagiado sus gatos. De todas formas, no sanaba. Un mes después se extendió a su cara. Un doctor prescribió esteroides, y el problema pareció desaparecer, aunque cuando dejó de tomarlos su problema volvió a aparecer, aún más severo. Tenía irritación en todo el cuerpo, y su piel estaba extremadamente seca. Según él, su sistema inmunológico estaba sobrepasado.

Descubrí que recientemente se había convertido en abogado, y que tenía sobre sí muchas responsabilidades. Él y su novia habían roto alrededor de un año atrás, y extrañaba el vínculo. Había tenido un brote en las manos justo antes que la novia se mudara.

Debido a que era un nuevo abogado, se sentía obligado a hacerse cargo de todo, aún si el caso no le gustaba. Sentía que se aprovechaban porque era nuevo y se sentía bombardeado por pedidos de auxilio desde todas direcciones. Lidiar con los egos y prerrogativas de todos era estresante para él también.

Cuando le pregunté si le gustaba ser un abogado, respondió que se estaba cuestionando la naturaleza del trabajo que estaba haciendo. Yo siempre estoy buscando el conflicto en que mi cliente siente estar; y su conflicto era que se sentía atrapado y confinado. Aunque ser un abogado era el camino que había elegido, se sentía encerrado en él. Su nivel de intensidad era de 9 en una escala de 10. Aquí hay algunas de las frases preparatorias que le pedí utilizar:

Aunque me siento atrapado y confinado como abogado…

Aunque he gastado todo este tiempo y dinero en convertirme en abogado y mi familia espera que continúe…

Aunque me siento como si estuviera atrapado en una carrera que tiene partes que realmente odio…

Después de una ronda de tapping su nivel de intensidad había bajado a 6 en 10. Sentía los músculos de su espalda baja relajados. Sentía un bienestar que hacía tiempo que no sentía, y confesó que quería que sus padres lo amaran. Su segundo paquete de frases preparatorias incluía:

Aunque me siento atrapado porque estoy ejerciendo leyes y me disgusta mucho de lo que veo, y me siento incómodo estando en algunas situaciones en las que he estado… y yo me perdono a mí mismo por ponerme en estas situaciones y por permitirme aguantar aquello que me parece inaceptable.

Aunque hay una parte de mí que odia ser un abogado y lidiar con todos esos abogados cara de culo y clientes caprichosos…

Aunque me he sobrepasado a mí mismo y he sido una pieza fácil – y eso no se ha sentido bien – mi piel ha estado tratando de decirme que no le gusta cómo he manejado estas diferentes situaciones, y yo me amo y acepto completa y profundamente que mi piel ha estado tratando de decirme que diga que «no» a algunos de estos arreglos, y le prometo a mi sistema que pondré atención en cómo me siento. Yo me perdono por haber estado peleando una guerra dentro de mi cuerpo.

Estas frases preparatorias y el tapping en los puntos de su cara y torso trajeron su nivel de intensidad a 3 en 10. Fue asombroso ver que estaba mucho más relajado, incluyendo los músculos de su mandíbula. Entonces empecé a equilibrar afirmaciones negativas y positivas.

Aunque no he sabido qué hacer, y mi piel me ha estado diciendo que las cosas no estaban bien adentro de mí, cuando esté en una situación donde me sienta incómodo, recordaré respirar e ir a mi centro. Allí puedo tomar las decisiones adecuadas…

Aunque me he sentido incómodo al abarcar demasiado en mi primer año de práctica en las leyes, ahora recordaré estar alerta de cómo me siento. Recordaré respirar y centrarme. Yo soy un todo y estoy completo.

Aunque he tenido un primer año duro siendo abogado, he aprendido mucho. Conozco mis límites y prestaré atención a cómo me siento. Respiro, suelto y me hago presente.

Mientras hacía tapping, antes de que llegara a terminar con los puntos de la cara, empezó a reír ante lo absurdo de su situación. Su nivel de intensidad cayó a 1 en 10. Dijo estar disfrutando la ligereza que sentía, y que estaba sintiendo amor en su corazón. Hicimos una ronda más de tapping en el positivo:

Estar en su corazón

Estar en el momento presente

Saber exactamente qué hacer

Asumir la cantidad de trabajo adecuada para él

Ser un abogado honesto

Servir a la gente

Equilibrar trabajo y juego

Divertirse

Esto bajó su nivel de intensidad a cero. Estaba totalmente relajado, aunque vibrante. La inflamación en sus manos había bajado y ya no picaban. Lo llamé por teléfono unos días más tarde para ver cómo iban las cosas. ¡Dijo que sus manos estaban aún mejor, y que se sentía muy bien!

JoAnn SkyWatcher

Traducido por Martin Jones Escribir a Martin