Hola a todo/todas,

Eric Robins, médico, usa EFT con frecuencia en su concurrida consulta médica. Aunque rara vez tiene tiempo de hacer una sesión de EFT completa, a menudo es capaz de conseguir resultados impresionantes en unos minutos. Aquí están dos ejemplos: eyaculación precoz y aversión a la medicación.

Por el Dr. Eric Robins, MD

Hola Gary,

Tengo dos informes de casos para ti.

El primer caso es de un paciente varón de 35 años a quien me enviaron para una segunda opinión por un problema de eyaculación precoz. Él había pasado consulta con uno de mis colegas y le había dado una pomada anestésica tópica (EMLA) para aplicarse en el glande del pene 45 minutos antes del coito para entumecer y «desensibilizar» la zona. Desgraciadamente esto no dio resultados.

Mientras me contaba brevemente el caso, el paciente me contó que antes de casarse había tenido relaciones sexuales con muchas otras mujeres y la eyaculación precoz no había sido un problema para él. Él y su esposa decidieron renunciar al coito hasta la noche de luna de miel. Cuando la luna de miel llegó y era el momento de consumar el matrimonio, eyaculó casi inmediatamente después de 2 caricias y se avergonzó mucho por esto (se podría decir que su luna de miel literalmente llegó y se acabó).

Desde entonces lleva 5 años de eyaculación precoz persistente. Le pregunté si había un recuerdo específico que pudiera recordar relacionado con este problema, y recordó la noche de luna de miel. El nivel de intensidad de sus emociones era muy alto (11 en una escala de 10, según dijo). Hice tapping, y en menos de 5 minutos, toda la intensidad emocional había desaparecido. Hice una ronda rápida de “Elecciones”, centrando el tema en ser capaz de aceptarse, relajarse, y tener mejor control eyaculatorio durante el sexo.

Me llamó una semana más tarde y dijo que se sentía estupendamente, y tenía relaciones sexuales satisfactorias con su mujer sin eyaculación precoz. Todo esto en el contexto de una consulta con mucho trabajo…

El segundo caso trata de un muchacho de 10 años a quien le dolía moderada e intermitentemente el testículo derecho, el dolor empeoró después de levantar mucho peso. El examen físico dio completamente normal. No se descubrió ninguna infección, torsión, o hernia. Le diagnostiqué un tirón en la ingle que producía el dolor que le irradiaba en el área de testículo. Le dije que un tratamiento corto con medicina antiinflamatoria (como Motrin o Advil) ayudaría al problema, a lo cual él contestó, «no hay manera de que trague ninguna medicina; me hacen devolver.»

Su padre estaba en la habitación, moviendo la cabeza y asintiendo que el niño nunca jamás había sido capaz de tomar una medicación – la escupía o la vomitaba. Pedí al niño que pensara en tomar medicación y contestó, «no puedo, porque sabe asquerosa, y luego me dan nauseas (señalando la parte superior del pecho y la garganta)». La Frase preparatoria era, Aunque no puedo tomar ninguna medicación porque sabe asquerosa y me dan nauseas en la garganta, sigo siendo un gran chaval. Aproximadamente 2 o 3 rondas de tapping resolvieron el problema de la medicación. Después pudo imaginar fácilmente tomar la medicación sin problema. Dios, como me gusta este trabajo.

Recuerdos,

Eric

Traducido por EZ