Una característica de EFT es el cambio de creencias que usualmente ocurre durante la sesión. Esto se puede mejorar al usar correctamente el reencuadre (apuntar a nuevas perspectivas). Tania Prince nos da un importante empuje en esta dirección al expandir sus artículos previos sobre los reencuadres.

Por Tania Prince, Master en EFT

En un artículo anterior sobre reencuadres, enfaticé diferentes formas de reencuadrar y ayudar a los clientes a tener una nueva perspectiva sobre sus asuntos o problemas. Este es un artículo de seguimiento que expande un poco más sobre el uso de reencuadres y EFT.

El reencuadre es una herramienta maravillosa que tienes a tu disposición porque puede lograr que tus sesiones sean muy informales y relajadas. Reencuadrar puede traer cambios muy poderosos que pueden ser extremadamente rápidos aún en asuntos difíciles.

En este artículo he resaltado dos reencuadres que uso con mis clientes; ambas trabajaron instantáneamente colapsando emociones en el momento que fueron usadas.

Aunque reencuadrar parece complicado, es de hecho extremadamente fácil de aprender. He incluido al final de este artículo algunos tips para hacerlo fácil.

Recapitulando en el reencuadre

Cuando trabajamos con clientes y los ayudamos a solucionar sus asuntos, la forma en que piensan sobre sus problemas cambia a una que es más propicia para su salud y bienestar. Cuando solucionan un asunto, los clientes comúnmente harán comentarios como: “parece insignificante ahora” o “ahora lo veo diferente”. Esto indica un cambio en su pensamiento (reencuadre).

Reencuadrar es el arte de ayudar a los clientes, por medio de la conversación, a hacer cambios en la forma de pensar cuando piensan en sus problemas. Es usada comúnmente en terapia. Cuando reencuadres y EFT se usan a la par, pueden ser una combinación muy poderosa y efectiva.

En seguida muestro dos maneras de las muchas que se pueden usar al reencuadrar.

Ejemplo 1: Descubriendo el inconsciente.

El ejemplo de abajo resalta un caso en donde el reencuadre tuvo un resultado inmediato. Resulta interesante que el cliente usó el mismo reencuadre en una cliente suya poco después que esta sesión y obtuvo el mismo resultado. Por ejemplo, la intensidad emocional del problema bajó a cero en el instante que el reencuadre salió de su boca.

Caso: Enojo sobre dieciséis años de un mal matrimonio.

A) Antecedentes para la intervención.

Mientras daba recientemente un curso de entrenamiento de EFT nivel 3, dos de los participantes trabajaban en un problema sobre el enojo, en donde al hacer el tapping el nivel de intensidad de la emoción en vez de bajar iba subiendo hasta como un volcán a punto de estallar.

El antecedente de este caso es que el cliente/ alumno que tenía el problema con su enojo había estado en un matrimonio de abuso durante 16 años. Aunque ella ya no estaba en esa relación, todavía tenía muchos asuntos de enojo sin resolver sobre lo que había ocurrido en esos años. De hecho tenía tanto enojo y otras emociones acerca de su matrimonio que tuvo que dejar de trabajar en ello, simplemente porque era “Aquello que no quieres tratar” (palabras del cliente). Finalmente, ella decidió que el tiempo había llegado para enfrentar este problema. En una sesión de práctica con otro alumno que se estaba entrenando, ella empezó a trabajar en eso.

Yo me introduje a su práctica y escuché eso, mientras empezaban a hacer tapping, el enojo se incrementaba. Ya habían hecho tapping en el enojo por sí mismo y también en “no querer dejar el enojo ir” ninguno de los dos había logrado bajar la intensidad.

B) Identificando las razones detrás de mantener el enojo.

Cuando me uní a su grupo, le pedí al cliente que hiciera tapping en el punto Karate mientras le hacía preguntas sobre el problema La primera pregunta que respondí fue.

“¿Qué pasaría si dejaras ir este problema?”

Esta pregunta identifica cualquier beneficio que el cliente obtenga al mantener el problema. El cliente dijo:

“Eso significaría que los 16 años que pasé en ese matrimonio fueron un desperdicio.”

Yo contesté simplemente “está bien” aceptando su frase tal cual, así de ese modo mantener el rapport. Luego, continuando con el tapping en el punto karate, le pedí al cliente que dijera.

“Aunque me siento MUY ENOJADA (enfatizando para reflejar el estado verdadero de su enojo), yo me apruebo total y completamente.

Repetimos la frase tres veces y luego empezamos el tapping en los puntos empezando en la cabeza y bajando a la ceja etc. Mientras lo hacía cambié un poco la frase recordatoria para reflejar la razón por lo que no lo dejaba ir.

“Si dejo ir este enojo significaría 16 años desperdiciados”. Esta frase sintoniza con el cliente, especialmente porque el tono de voz que usé cuando dije las palabras fue parecido al suyo.

Luego usé otras palabras para decir lo mismo (reencuadrar) y dije:

“Así que aferrarme a este enojo significa que todo valió la pena.”

El enojo se disolvió instantáneamente, como sucede generalmente después de un reencuadre como está, ella se movió al siguiente aspecto del problema, el cual era que se sentía estúpida por quedarse en ese matrimonio por 16 años.

La perspectiva del cliente.

Pienso que si analizas como funcionó esto, es útil entender que sucedió en el cliente en el momento que se usó el reencuadre. La siguiente información el cliente/ alumno amablemente la proporcionó.

Ella dijo “Me paró en seco, puso todo en orden, sólo pareció ridículo el aferrarme a ello. Todo el enojo de dieciséis años se fue”.

Más adelante dijo “Había sido parte de mí por tanto tiempo, que fue una sorpresa que ya no quedara nada”.

Después de esta intervención, todo el coraje de todos los eventos de 16 años de matrimonio se había ido.

Algunas semanas después ella dijo: “Traté de que regresara… por pura curiosidad”. No fue posible.

Desglosando el reencuadre

Básicamente el cliente dijo que dejar ir su enojo significaba que los dieciséis años que estuvo casada fueron una pérdida de tiempo. Por esa misma lógica, se puede decir que mantener ese coraje hace que el matrimonio de dieciséis años valiera la pena. En este reencuadre simplemente se lo regresé mientras hacíamos tapping. Verlo desde este ángulo resultó para ella en dejarlo ir inmediatamente.

Ejemplo 2: Usando reencuadres en ejemplos contraproducentes en un caso de adicción al alcohol

Este reencuadre sucedió a mitad de una sesión, después de que había evaluado las expectativas del cliente sobre la terapia y en dónde se encontraba actualmente.

Al principio de la sesión el cliente me dijo que debido a que tomaba, estaba teniendo serios problemas físicos, que había vomitado sangre y que había tenido problemas con su hígado, y aún sabiendo esto el no podía parar.

Empecé EFT evaluando qué tan mal se sentía al pensar “No poder tomar alcohol nunca más en su vida”. El dijo que estaba en diez en ese momento en una escala en donde el diez es lo peor que se había sentido sobre esto.

Hicimos tapping en la frase

“Aunque me siento privado de que nunca más volveré a tomar alcohol en mi vida…”

Después de una ronda bajó a nueve, un cambio insignificante. Hicimos tapping una y otra vez; casi no bajó.

La tercera vez, le pedí que hiciera tapping en el punto karate y dije la frase:

“Aunque me siento privado de que nunca más volveré a tomar alcohol en mi vida…”

Mientras continuábamos haciendo tapping en el punto karate le pedí que aclarara qué significaba privado.

“¿Se siente como que te estas perdiendo de algo?”

Usé un cambio de tono en mi voz al hacer la pregunta. El cliente me indicó que la palabra perdiendo estaba bien. Al clarificar esto, tenía el significado exacto para él. Luego exploré y le pregunté.

“¿Es que te estás perdiendo de un placer?

Me indicó que estaba en lo correcto.

En este punto empezamos a hacer tapping para empezar una ronda.

“Así que aunque me siento privado, me estoy perdiendo del placer de tomar alcohol por el resto de mi vida.”

Cuando llegamos al punto debajo del ojo dije,

“¿Dijiste que habías vomitado sangre por la bebida?”

La reacción fue instantánea. El dio una carcajada y paró de hacer tapping. El sentimiento acerca de este problema en específico se fue completamente.

Desglosando el reencuadre

Al comienzo de la sesión está claramente asociando la idea de que:

Alcohol igual a placer. Esta forma de reencuadre trabaja presentando información, para el cliente que el alcohol no es igual a placer.

También funcionó porque el reencuadre fue presentada como una pregunta. Así el cliente para responder, tiene que ir hacia adentro y recordar la veces que el alcohol no es igual a placer.

Como en todas los reencuadres, el tiempo es esencial para que funcionen. Se usa la intuición para saber cuándo usar el reencuadre.

Tips para aprender cómo reencuadrar

1. Haz tapping en tus bloqueos para usar reencuadres.

2. Lee artículos y libros sobre reencuadres.

3. Ve los videos de Beneficios Compartidos

El reencuadre requiere que los terapeutas “se quiten ellos mismos del camino”. Lo que esto básicamente quiere decir es que sólo necesitas confiar en tu intuición y ver lo que se le ocurra a tu mente sin planear de antemano. Para hacer esto, es muy útil hacer EFT para quitar los bloqueos que tengas acerca de hacer reencuadres, como “es muy difícil”, “nunca podré hacer eso”. Simplemente haz una frase de EFT para cada uno y haz tapping hasta que eso ya no sea relevante para ti.

Hacer tapping para quitar los bloqueos para aprender es otra área para concentrarnos; muchas personas tratan de forzar que el conocimiento se quede en su mente al repetir constantemente el material, etc.

Sin embargo todos tenemos habilidades sorprendentes para poder retener bastante bien grandes cantidades de información. La mente aprende mejor cuando está muy relajada. Es por eso que podrás estar felizmente sorprendido de que cuando te hayas quitado tus bloqueos con el tapping, las reencuadres simplemente se te ocurrirán en el momento más relevante, como pasó con el cliente que trabajé en el primer caso de este artículo.

En las palabras del terapeuta/ cliente, ella dijo:

“Le dio al clavo tan pronto como lo dijo.»

“Cuando estás en el momento, todo fluye.”

Tania A Prince

P.D Un buen libro sobre reencuadres es “Sleight of Mouth” (Ligereza de Boca) por Robert Dilts

Traducido por María Aurora Villarreal – Escribir a Maria Aurora

InEnglish.gif