Mejora tu Autoestima haciendo tapping en Positivo

Pat Carrington nos regala una excelente idea, elegante en su sencillez, para cambiar nuestra conversación interna, y así mejorar la autoestima.

Por Patricia Carrington

Muchos de nosotros, conocemos desde hace tiempo el uso de EFT para incrementar nuestra autoestima, por medio de rastrear la huella del gran número de creencias que pueden estar lastimando nuestra auto-imagen, y hacer tapping para reducirlas o eliminarlas.

Esto puede ser útil, pero tratar de neutralizar cada creencia negativa que nos detiene sería un trabajo de por vida.

Así es que voy a sugerir una nueva forma de mejorar tu autoestima con EFT, una que he encontrado que es mucho más profunda y con mucha más riqueza en sus efectos que cualquier cosa que haya conocido. Es fácil de hacer y usa el principio de “hacer tapping en lo positivo” del cual he estado hablando recientemente. Es efectivo, ya que la autoestima no es una sola cosa, pero sí un cúmulo de autovaloraciones que hacemos de nosotros mismos y nuestro comportamiento durante todo el día.

Piensen en esto. Tu autoestima indudablemente ha sido influenciada profundamente por las reacciones que recibiste de los demás cuando eras niño, especialmente de tu familia. Tiempo después, indudablemente internalizaste esas reacciones, las hiciste parte de ti y se volvieron la base de mucho de lo que te dices a ti mismo. Si eran reacciones positivas, perfecto, pero si no lo eran (y la mayoría de las personas tuvieron una niñez en la cual recibieron muchos mensajes negativos), la conversación contigo mismo puede ser destructiva y minar tu autoestima. En este caso, es como si tuvieras una cinta dentro de tu cabeza la cual repitiera constantemente mensajes que te fueron dados por otros cuando eras niño.

Aunque tu autoestima (o la falta de ella), fue creada grandemente por las reacciones de los otros, si eres como la mayoría de los demás, el día de hoy está basada casi totalmente en tus propias auto-apreciaciones. Aunque otros te juzguen duramente en la actualidad en el mundo exterior, si no estás de acuerdo con sus juicios, seguramente puedes manejar sus apreciaciones negativas sin mucha dificultad. Es solamente, cuando tus propias apreciaciones internas de ti mismo, están de acuerdo con las apreciaciones externas negativas que los otros tienen de ti, es cuando te causan angustia y en algunas ocasiones pueden ser devastadoras. Cuando esto pasa, su crítica coincide con tu criterio interno en cuanto a tu autocrítica, lo cual te deja indefenso en contra de eso.

La importancia de nuestra auto-apreciación al determinar cómo experimentamos generalmente la vida, es toda una empresa, ya que en forma automática nos auto-juzgamos a cada momento del día, desafortunadamente, casi el 95% del tiempo nuestra auto-apreciación normalmente es negativa, expresada como una forma de auto-crítica. Lo que nos decimos a nosotros mismos se dirige casi siempre a la auto-culpa, desilusionados de nosotros mismos provocándonos ansiedad sobre nuestras acciones, etc. ¡Estoy segura de que te es familiar esta lista!

Cuando consideramos que la auto-estima es la suma de las auto-apreciaciones que pensamos mentalmente cada día, todo el día, te puedes dar cuenta que para mejorar tu auto-estima, debes contactar con esas reacciones y de alguna forma cambiarlas, o contraatacarlas “instalando” reacciones positivas nuevas que las reemplacen.

Cuando hablo acerca de contraatacar las valoraciones negativas por medio de crear unas positivas, no me refiero simplemente a un cambio verbal, cómo nos hablamos a nosotros mismos. Claro que esto puede servir, pero tiene muchas limitantes ya que la mayoría se genera cuando estamos bajo presión, de prisa, tratando de terminar algo a tiempo y con calidad, o haciendo algo que es sumamente difícil para nosotros. No podemos alterar actitudes básicas de forma fácil en esas circunstancias, así es que necesitamos algo que nos ayude. Aquí es donde entra EFT.

Antes de compartir con ustedes el procedimiento de EFT que uso para este propósito, quiero resaltar algo importante acerca de la necesidad humana por la valoración.

Cada criatura viviente lucha para recibir atención positiva y se encuentra en problemas si no la recibe, y una de las formas más anheladas de valoración para el ser humano son las “Gracias” en cualquier de sus formas (puedes sustituir las palabras “gratitud” o “apreciación”, hasta “reconocimiento” por “Gracias” si es que esas palabras te hacen sentir más cómodo). No hace diferencia si estas gracias (valoración, etc.) nos llegan en forma de una sonrisa, un comentario de aprobación, o un gesto físico como un abrazo o una palmada en la espalda, o de alguna otra manera. La valoración genuina literalmente hace que una criatura viviente como nosotros crezca y prospere. ¡Hace que la vida valga la pena!

Desafortunadamente, la valoración de un gran número de pequeñas cosas que hacemos por nosotros mismos cada día (o por otros) son escasas. De hecho, los pequeños actos que literalmente forman parte de nuestra vida, usualmente no son reconocidos cuando ocurren.

Aquí está un ejemplo. Supongamos que esta mañana te preparaste tu propio desayuno, o si no, ayudaste a prepararlo, por lo menos la comida que estaba en frente de ti la masticaste y la tragaste. ¿lo hiciste?

Si preparaste el desayuno y/o lo comiste, de una forma u otra hiciste un esfuerzo en ello. Aunque tal vez nunca lo has visto de esta forma, en realidad te hiciste un favor al hacerlo, y lo que voy a sugerir es que utilices EFT para hacer tapping en darte las gracias (gratitud, valoración, usa tus propias palabras) por llevar a cabo un acto simple pero esencial para tu propio bien. Esta es la forma de hacerlo:

Sin tomarte la molestia de utilizar ninguna frase negativa (“Aunque…”) al principio de tu oración, simplemente haz tapping en cada uno de los puntos de EFT, mientras repites:

“Estoy agradecido conmigo mismo por hacerme mi desayuno” (o haber hecho el esfuerzo de comer esta comida, etc.) haz tapping con esta frase en cada punto de acupuntura.

O puedes decir, “Aprecio el hecho de que me hice mi desayuno”, etc.

O, “Gracias (mi nombre) por hacerme comer mi desayuno (haciendo esfuerzo para comer)”, etc.

Luego siéntate y nota qué pasa.

Al principio este ejercicio te puede parecer algo confuso. Después de todo, éste es un servicio pequeño realizado a comparación de la cantidad de cosas que existen, esto es algo que comúnmente no notarías o le darías alguna importancia, así es que ¿por qué tendrías que agradecer por esto?

En realidad, de esto es de lo que se trata todo este experimento. Da resultado porque asombrosamente un gran porcentaje (adivinaría que cerca del 99%) de los miles de actos que llevamos a cabo cada día, transcurren sin que nos demos cuenta de ellos, ni tampoco ninguna otra persona. Pasan desapercibidos y desagradecidos. Nosotros mismos no reconocemos ni le damos algún valor a los servicios continuos que llevamos a cabo en nuestro día cotidiano, o la cantidad de esfuerzo y pensamiento que representan.

Sin embargo, estamos muy conscientes de todos aquellos servicios que NO realizamos, las cosas que no hacemos, o aquello que hacemos de la forma que no aprobamos. ¿Cómo piensan que esta atención que le damos a lo negativo, en lugar de lo positivo, puede estar afectando nuestra auto-estima?

Mientras hacen este ejercicio de hacer “tapping” en su gratitud y en el reconocimiento de cualquier pequeño servicio que llevemos a cabo y que normalmente damos por hecho, comenzarán a darse cuenta que algunos pensamientos les pueden venir a la mente, los cuales serían algo así como:

“Realmente es agradable que me preparara mi desayuno – lo valoro” (o, gracias (tú nombre)” o cualquier forma que quieras para expresar tu valoración. O puedes pensar,

“En realidad hice un esfuerzo para masticar esa comida y tragarla, y dejé todo limpio y en orden al mismo tiempo, ¡resulta sorprendente cuando pienso en ello!”

“En realidad lo valoro” (tu nombre), (o puedes preferir decir “Estoy agradecido conmigo mismo por…”) etc. Y así sigues…

Lo que sucede cuando hago esto, es que comienzo a darme cuenta de más y más ocasiones en las que puedo agradecerme por pequeñas cosas, y cuando hago tapping en ellas, el hábito de reconocerme y agradecerme por cosas pequeñas que llevo a cabo, se vuelve más fuerte y me valoro cada vez con más frecuencia. Conforme hago tapping en mi gratitud por pequeñas acciones que realizo, adquiero un sorprendente sentido de ser reconocido y visto por fin. Este sentimiento puede ser descrito con palabras como éstas:

“¡Finalmente alguien se ha dado cuenta! Ellos (en realidad yo mismo), se están dando cuenta de cuánto esfuerzo puse cada día de mi vida para hacer las cosas que se supone que tengo que hacer, o las cosas que me programé para hacer, y ellos (ese soy yo) me valoraron y me quisieron por esto!”

Lo magnífico de hacer este ejercicio es, que después de sólo unas cuantas repeticiones del mismo, durante el cual te reconocerás y valorarás a ti mismo por algunos actos simples, puede ser que sientas una sensación amorosa por dentro, un sentimiento “confuso de calidez”, como dice el dicho. Sentirás que ahora tienes a alguien junto a ti que te hable, alguien que te conoce y ama de una forma sensible y presente. Este alguien es como un padre genuinamente amoroso, el cual amorosamente te impulsa todo el tiempo, y siempre está a tu lado. ¡Este alguien eres tú!

¿Sabes lo que hacer esto hará por tu auto-estima? ¿Tienes alguna idea cómo afectará el resto de tu día, y el resto de tu vida si lo haces seguido?

¡Sólo lo sabrás cuando lo intentes!

Master de EFT, Dra. Patricia Carrington

Traducido por Laty Naime

Deja un comentario