¡Ahhh, la intimidad! Es algo que está en la lista de cosas por hacer de casi todo el mundo, y cualquier mejora suele ser bienvenida. El Dr. Fred Feldstein nos ilustra esta valiosa faceta de EFT.

Por Dr Fred Feldstein

Hola Gary:

Esta es una buena historia que muestra cómo EFT puede ayudar en cuestiones de la intimidad, si uno está abierto a eso. Mi cliente, Anna María, con la que he estado trabajando por más de un año con EFT, ha tenido resultados increíbles con una serie de desafíos que incluyen: fibromialgia, arritmias de la válvula mitral, dolor menstrual severo relacionado con graves fibromas uterinos, Síndrome de Colon Irritable, malestar general, disminución de la energía y dolor de dientes.

En su última visita a mi consultorio, vino a que le viera sus cutículas, que se había arrancado constantemente a lo largo de su vida; había tratado de dejar de hacerlo muchas veces, pero sin lograrlo… es decir, hasta que se aplicó EFT. Ahora sus uñas están brillantes, sus cutículas están hermosas, y se han mantenido así en los dos últimos meses desde que trabajamos sobre ese tema.

Ella estaba tan feliz, e incluso el escéptico de su marido estaba impresionado. Él pensaba que ese tapping era algo muy loco, al verla haciéndose tapping a sí misma como una lunática en medio de la noche para aliviar exitosamente su dolor, relacionado con la menstruación o con la digestión.

Bueno, esta vez ella vino con una petición de su marido, que estaba empezando a convertirse en un creyente. Él quería que trabajáramos sobre la extrema sensibilidad de su mujer en el cuello y en la zona superior del hombro, que le había impedido acercarse sigilosamente y besarla en el cuello, o cerca de esa zona en los momentos íntimos.

Ahora bien, como muchos de ustedes estarán de acuerdo, ésta es una zona muy sensible y agradable para dar y recibir placer durante momentos íntimos. Lamentablemente, Anna María era demasiado sensible como para permitir que su marido o cualquier otra persona en el curso de su vida se aproximaran a esa área, sin ponerse completamente histérica. ¡Así que aplicamos EFT!

Aunque tengo una sensibilidad extrema en el cuello, y no puedo soportar que nadie se acerque a esta área en ninguna situación…

Aunque me pongo histérica cuando alguien toca, besa, sopla, lame, o estimula mi cuello…

Aunque esta sensibilidad extrema limita el disfrute de mi marido de nuestros momentos de intimidad…

Luego pasamos a algunas afirmaciones con las elecciones:

Aunque me pongo histérica cuando alguien se acerca a mi cuello, elijo permanecer en calma y relajada cuando alguien lo hace.

Aunque me pongo histérica cuando mi marido se acerca a mi cuello al estar en la intimidad, elijo permanecer en calma y relajada, y disfrutar de la experiencia.

Así que había llegado el momento de probarlo. Siempre me gusta poner a prueba situaciones reales más que imaginadas, si es posible, así que decidí probar. Ya que pensé que no era apropiado que yo hiciera las pruebas, llamé a la hijita de 5 años de Anna María, que estaba en la sala de espera, para probarlo.

Hice que intentara darle besos de «lancha a motor» en el cuello de su madre para ver qué ocurría. Lo hizo, y su mamá estuvo perfectamente bien con eso. No podía creerlo. Así que era tiempo de volver a su casa y hacer que su marido lo probara.

Dos días más tarde, Anna María me hizo saber que estuvo perfectamente bien, y disfrutó cuando su marido interactuó con su cuello. Él estaba sumamente feliz e impresionado, de modo que le recomendó a un amigo la utilización de EFT.

EFT nunca deja de sorprenderme… lo sencillo que es aplicarla y hacer cambios positivos en la vida de las personas.

Amor, Luz y Gratitud,

Dr. Fred Feldstein

Traducido por Psic. Luis Berli EFT-CC Ir al Sitio WEB de Luis