Rellenaré los espacios en blanco que hay a continuación pero, por favor, leed antes el siguiente mensaje que me mandó Janet Cole.

Por Janet Cole

Hola Gary,

EFT me va muy bien, llevo 13 noches sin el dolor de la Enfermedad Crónica Invisible (fibromialgia), y es un record fenomenal para mí. Desde 1991, inicio de la enfermedad, que no tenía dos noches seguidas sin dolor. Me he hecho tapping tanto si he tenido dolor como si no. Tu inspiración en la convención de Las Vegas junto con nuestra consulta privada fueron lo que el “médico me recetó”. Te aprecio muchísimo y aquí va un gran “Gracias”.

Con mis mejores deseos, soy

Janet Cole

________________________________________

COMENTARIO DE GC: Conocí a Janet en la Conferencia de Las Vegas. Vino a mí en un momento libre de la conferencia me pidió si podía dedicarle una sesión. Estuve de acuerdo y subimos a mi habitación para hacer algo de EFT.

Estaba casi en dolor constante debido a su fibromialgia y había estado haciendo tapping de forma esporádica para sus dolores específicos durante 3 ó 4 semanas previas a la conferencia. Al menos, obtuvo alivio temporal durante una hora o dos. Pero después los dolores volvían.

Escogí ignorar los dolores durante nuestra sesión porque, para mí, la fibromialgia (como otras enfermedades) son meras manifestaciones corporales (síntomas) de un miedo sin resolver, trauma por rechazo, ira, culpa u otras causas emocionales. Cuidando las causas emocionales los síntomas tienden a desvanecerse. Claro está que es mi opinión no-médica, y no tengo forma de comprobarla. No obstante, durante años he operado bajo esta premisa y he sido testigo de muchos alivios de dolor significantes (algunos de ellos bastante sorprendentes). Mucha gente está feliz de que trabaje bajo esta “interpretación errónea sin pruebas”.

Así que, en el caso de Janet, le pedí que escogiera algún tema emocional intenso de su pasado. Escogió uno que fue tan intenso que no llegó a comentar casi con nadie. Rápidamente subió a un 10, sintiendo sensaciones en su cuerpo con el mero hecho de pensar en ello. Para aplicar EFT con el mínimo dolor, le pedí que utilizara la técnica de “narrar la película” que utilicé en el vídeo de los “6 Días en el Departamento de Excombatientes” (parte de nuestro curso EFT).

Hicimos varias rondas de EFT antes de que ella empezara a narrar su historia ya que sólo con pensar que iba a verbalizar el evento le causaba una intensidad emocional. Suelo hacer “rondas iniciales”, como en este caso, para suavizar temas intensos. Típicamente, las rondas iniciales empiezan con algo como, “Aunque siento ansiedad al explicar esta historia…”

Al final, estuvo lista para explicar la historia (como si fuera una película) y, mientras lo hacía, le hice parar cada vez que sentía una intensidad emocional. Paramos varias veces e hicimos tapping en varios temas que surgieron. Resultó en que repetimos la historia unas 2 ó 3 veces y cada vez encontramos diferentes aspectos – piezas diferentes del problema — que requerían tapping individual. Nos llevó entre 30 y 40 minutos, incluyendo las conversaciones de descanso entre rondas hasta que ella estuvo preparada para explicar la historia con relativa calma. Incluso entonces no era perfecto. Todavía habían algunos aspectos que no nos dio tiempo a tratar (le di otra cita). No obstante, mejoramos substancialmente (cerca del 0).

No recuerdo haber comprobado sus síntomas de fibromialgia al final de nuestra sesión pero se marchó sabiendo que se recuperó emocionalmente de manera substancial. Parecía más ligera.

Así que, cuando recibí su mensaje (arriba), le llamé para aprender algunos detalles. Aquí tenéis lo que me dijo:

1. Nuestra sesión le “abrió la puerta” dándole las herramientas y comprensión para trabajar temas emocionales subyacentes adicionales. Tenía también amigos/as (que estaban presentes en la conferencia) que también la estaban ayudando.

2. Mientras trabajaba en esos temas, sus dolores relacionados con la fibromialgia retrocedieron. No tiene dolor ni durante el día ni por la noche. Ocasionalmente, se levanta por la mañana un poco endurecida, pero sencillamente se recupera haciéndose un poco de tapping. Si se hace un masaje, siente un poco de dolor debido a la presión contra su cuerpo que éste significa. No obstante, bajo circunstancias normales, dice que “Me he olvidado de lo que es el dolor” (sus palabras textuales).

Entonces, ¿que pasó? ¿Cómo logramos aliviar todo este dolor sin medicamentos, operaciones u otros métodos convencionales? Para mí (y para Janet) parece bastante evidente. Fuimos a dar con las causas subyacentes emocionales y, al desaparecer, también lo hizo el dolor físico. ¿Significa esto que no va a volver a tener dolor en su vida? ¿Quien sabe? A lo mejor necesita hacerse tapping de manera persistente para el resto de su vida. A lo mejor no. Quizás tenga muchos más temas emocionales que están a la espera de sintomatizarse en dolor físico. Quizás no. Hay cosas que todavía no sabemos.

Pero lo que le ocurra en un futuro, una cosa es segura. Tratando los temas emocionales de Janet con el EFT le ha dado un nivel de alivio emocional y físico que no ha experimentado nunca desde hacía muchos, muchos años. Sin drogas, ni inyecciones ni efectos secundarios. Aquí en la Tierra de EFT, este tipo de cosas ocurren demasiadas veces como para llamarlo coincidencias.

Si quieres repasar más historias de EFT sobre el dolor sólo tienes que introducir la palabra “dolor” (sin comillas) en el buscador de nuestra página web. Te presentaremos muchos artículos sobre el dolor y enfermedades físicas.

Estos resultados empiezan a llamar la atención de otras instituciones curativas. Por ahora, los psicoterapeutas son los que están haciendo el uso principal del EFT, pero quiroprácticos, masajistas y acupuntores empiezan a seguirles. En el ámbito del deporte se está empezando hacer su uso y comienza a existir un incipiente interés en la profesión médica. Tenemos un número creciente de médicos en los últimos 6 meses y superior que en el año y medio anterior.

Estamos en la planta baja del Rascacielos de la Curación.

Abrazos & Amor, Gary

Traducido por Ester Muro Rodríguez Escribir a Ester Ir a su Sitio WEB