Hola a todos,

Un agradecimiento a Maryam Webster por conducirnos paso a paso a través de un caso de migraña severa. Ella proporciona detalles físicos, el lenguaje empleado y las reflexiones para identificar el problema central. Complemento el excelente artículo de Maryam con mis propios comentarios.

Por Maryam Webster

Hola Gary,

“Ginny”, una ejecutiva exitosa, llegó a mi consultorio después de una junta de directivos particularmente pesada y con una crisis de migraña en curso, la condición perfecta para iniciar con tapping. Como ella lo pidió, bajé la intensidad de la iluminación pues la luz era un desencadenante que empeoraba su migraña. Empezamos a hacer tapping simplemente en los “aspectos” del dolor de cabeza…

Este dolor de cabeza… Esta sensación de tener un casco con espinas en mi cabeza… La presión detrás de mis ojos… La luz como una lanza que atraviesa mis ojos y llega a la parte trasera de mi cabeza.

COMENTARIO DE GC: Esto con frecuencia colapsará un dolor de cabeza (así como muchos otros dolores físicos). La idea es romper el problema en piezas ESPECÍFICAS y enfrentar una por una. Los dolores ofrecerán un cambio tanto en su naturaleza como en su ubicación y tú simplemente “Persigues el Dolor”. cazar el dolor fue introducido inicialmente en nuestra serie de videos de entrenamiento avanzado Pasos para convertirse en un excelente terapeuta.

Maryam continúa: Hicimos tapping seis rondas seguidas de EFT, incorporando puntos de la mano, muñeca, rodillas y tobillos. Con una intensidad inicial 0-10 de “200” (de acuerdo con Ginny) bajó a 8. En tres rondas más, ella bajó a 3. En otra ronda la intensidad bajó a 1 y permaneció ahí por una más. Hicimos un movimiento de ojos de piso-a-techo mientras hacíamos tapping en forma continua en el punto gama y Ginny alcanzó el cero con relación al dolor de la migraña.

Probamos sus resultados al “recrear” el Consejo Directivo y el escenario que provocó su actual dolor de cabeza.

COMENTARIO DE GC: Hacer pruebas es importante pues nos permite saber si necesitamos hacer algo más. Con frecuencia recrearé el escenario, igual que Maryam lo hizo, para ver si queda algo. Muy útil.

MARYAM CONTINUA: Después probamos a encender una lámpara, después otra y finalmente hice a Ginny salir al jardín sin sus lentes obscuros. La migraña había desaparecido. Nada reprodujo sus síntomas. “¡Maravilloso! ¡Completamente maravilloso!” fueron las palabras que empleó para describir el cambio en su dolor.

Tan pronto como desapareció su dolor, Ginny me miró y dijo “Quiero saber porqué sucedió esto. Si no lo sé y hago algo para detenerlo, podría pasar de nuevo”. Estuve de acuerdo – hallar el origen de este problema es la parte central de este trabajo.

COMENTARIO DE GC: De acuerdo. Hallar las raíces emocionales de los malestares físicos es una idea importante que posee trascendencia para crear efectos duraderos.

MARYAM CONTINÚA: Le expliqué a Ginny el concepto de la migraña o el síntoma por sí mismo, como la “parte superior de la mesa” y las “patas” como los incidentes involucrados que íbamos a identificar y eliminar. Colapsa las patas individuales y la parte superior de la mesa se colapsa. A pesar de que lo intentó, Ginny no logró recordar nada de lo que pudo haber contribuido a la aparición de su migraña, ni al hecho de que tener una migraña era similar a lo que había ocurrido antes.

Empezamos a hacer tapping en… Aún si ignoro qué causó este problema… Aún si las migrañas son un misterio para mi… Aún si me siento abrumada y cansada y no tengo idea de por qué…

… conforme yo, intuitivamente conduje a Ginny a hacer tapping en diferentes puntos.

Los puntos de la clavícula parecieron estar particularmente sensibles en Ginny y después de una serie de rondas de tapping, ella pasó su mano por esa área cubriendo su garganta, al tiempo que un mar de lágrimas empezó a brotar de sus ojos. De repente dejó de llorar y dijo “Oh dios, ¡ya me acordé!”

Ginny prosiguió a relatar un incidente que hasta ese momento, no había estado en su memoria consciente desde que ocurrió cuarenta y tantos años atrás. Cuando el cobro semanal de la renta llegó, la pequeña Ginny de ocho años de edad fue enviada a la puerta a decirle al casero que su mamá no estaba en casa, y que tendrían la renta la semana siguiente. Su mamá se ocultó en la recámara mientras este intercambio ocurría y lloró durante horas después de que el casero se fue –con una migraña- dejando a Ginny al cuidado de sus hermanos menores, preparando la comida y atendiendo la casa.

Conforme el recuerdo volvió a ella, Ginny se acordó de que este escenario se convirtió en un evento frecuente durante su niñez, al tiempo que ella siempre sintió una profunda sensación de vergüenza y culpabilidad por lo que sabía que era una mentira – que su familia nunca tendría el dinero. Hicimos tapping exitosamente en varios componentes de este incidente y en el escenario que tenía lugar, entonces Ginny recordó algo relacionado, y particularmente desagradable.

La familia se mudó con frecuencia, siempre prometiendo al nuevo casero “la semana siguiente” cuando el dinero se acababa, como regularmente ocurría. Con frecuencia Ginny era llamada para dar este mensaje que se volvió tan repugnante para ella que fingió estar sorda, y escuchar al casero como si estuviera metida en la tina con agua dentro de sus oídos.

Ella fingió que no escuchaba las duras palabras del casero, incomprensibles como si fueran dichas bajo el agua. Muchos la creyeron sorda, pero un casero en especial no le creyó y decidió vengarse por no haber recibido la renta, con la misma Ginny. La sacó del oscuro departamento hacia el deslumbrante sol de la calle y la golpeó severamente en frente de “todos los vecinos”, que no hicieron nada por ayudarla.

Ella reprimió el recuerdo por completo repitiéndose mientras la golpeaba “en realidad esto no está sucediendo, despertaré en cualquier momento”. Conforme Ginny narraba el incidente y hacía tapping debajo del ojo, debajo de la ceja, la parte superior de su cabeza y sus muñecas (que estaban sostenidas fuertemente por el casero mientras la golpeaba), las lágrimas corrían por su rostro y sus facciones, que generalmente mostraban líneas tensas por estrés, comenzaron a suavizarse.

Cuando Ginny se secó las lágrimas, brilló positivamente mientras hacíamos tapping en… En verdad sucedió, pero ya terminó… Está bien que despierte y me mantenga despierta… Estoy aquí, estoy bien, y estoy despierta…

Conforme ella hizo tapping, me pareció que Ginny se había hecho más sólida, más real, más presente en el aquí y ahora. Fue literalmente como si hubiera recuperado su espíritu. Cuatro rondas de tapping, después del tapping que Ginny hizo mientras narraba su historia, redujo su recuerdo a cero.

Vale la pena mencionar varias notas de mi expediente. El progreso de Ginny disminuyó en varias ocasiones y reportó sentirse somnolienta durante la sesión. Mientras esto puede ser una respuesta represiva cuando la mente percibe que te estás acercando a “material peligroso”, intuí que se trataba de algo más. Consciente de que la somnolencia puede ser un síntoma de deshidratación, dejamos de hacer tapping en varias ocasiones a lo largo de nuestra sesión de tres horas para dar largos tragos de agua proveniente de la jarra que siempre tengo en mi oficina. Motivé a Ginny para que siguiera tomando mucha agua pues los impulsos energéticos con los que estamos trabajando se conducen mejor en un sistema bien hidratado. La mayoría de los adultos padecen de deshidratación crónica, de modo que es importante tomar agua antes, durante y especialmente después de una sesión de EFT en donde el cuerpo puede necesitar líquido extra para ayudar a desintoxicar el sistema. Con cada pausa para hidratar, los reflejos de Ginny y su habilidad para progresar más con el tapping, ganó velocidad y su somnolencia disminuyó. (Para más información sobre el efecto del agua en la energía corporal vean el magnífico libro de F. Batmangelidhj “Your body’s Many Cries for Water»)

A Ginny le queda mucho más tapping por hacer con varios incidentes de su problemática niñez, pero por ahora al menos ha vencido las migrañas y el estado de “ensueño” bajo el agua que las acompañaba.

Ahora también comprende porqué se siente de ese modo. Hoy, un año después, sigue libre de migrañas. Ginny está aprendiendo acerca de EFT, haciendo uso activo del Proceso de Paz Personal y está en camino a resolver sus conflictos. Clientes como Ginny constituyen una evidencia significativa del principio central de EFT, para tomar prestado el mantra del programa de Alcohólicos Anónimos: “Solo sigan haciendo tapping, ¡sí funciona!”

Abrazos y bendiciones

Maryam Webster

Traducido por Lilliana Maya Escribir a Lilliana