Poca libido

Jeni Jones probó a usar EFT para tratar la poca libido de su cliente; sin embargo, parecía que el tapping “no funcionaba” en ella, hasta que llegó a ciertos aspectos específicos (lo cual es a menudo el mejor camino que podemos tomar). Como era de esperar, la historia de la paciente contenía un considerable trauma sexual, por lo que no fue difícil desenterrar ejemplos específicos. Jeni realizó más sesiones con su cliente y descubrió que el ser específica las conducía al éxito donde EFT “no había funcionado” previamente.

Aquí vemos cómo nos relata su historia.

Por Jeni Jones

La clienta a la que me voy a referir es una mujer que, como ya comenté, tuvo varios traumas sexuales siendo una niña y uno a los 18 años. Ha estado recibiendo diferentes métodos de terapia durante unos 10 años, y ha obtenido sanación en cuanto a la integración de diferentes partes de personalidad disociadas. Creo que el éxito del tratamiento con EFT tras dos sesiones fue debido a su trabajo previo de integración. Digo esto porque, cuando he usado EFT con clientes menos integrados, normalmente tienen regresiones a sentimientos infantiles y, como yo trabajo mayormente con clientes con disociaciones, uso otras técnicas terapéuticas para complementar EFT en esos casos.

Respecto a esta persona con poca libido: comenzó trabajando en su miedo a tener otra relación, que en realidad era su miedo a ser acosada sexualmente. Hicimos tapping en ello y las SUD (unidades subjetivas de angustia) sólo se redujeron en 2 puntos. Entonces hicimos tapping en el trauma con mayor carga emocional, que era una experiencia de asalto sexual a los 18 años, y eso redujo las SUD a 0. Comprobamos de nuevo el nivel de las SUD del miedo a tener otra relación sexual, y aún quedaba una carga de alrededor de 3. Existía el temor a tener menos deseo sexual que su pareja, que en realidad reflejaba el temor a tener recuerdos físicos de nausea y a sentirse abrumada por el temor a los olores de varias secreciones corporales. Terminó la sesión sintiéndose más ligera, y cuando me llamó unos días después esa misma semana me informó que se sentía cargada de mucha “energía sexual de kundalini” en sus actividades diarias, y que estaba siendo asertiva en su nueva relación y sin miedo a seguir.

Una semana después (la semana pasada), se puso en contacto conmigo para venir a trabajar sobre el miedo a llamar por teléfono a la persona que le interesa ahora porque él no la había llamado. Utilizó EFT en su temor a que él la rechazara; y con sólo dos secuencias consiguió alcanzar un estado de tranquilidad. Le llamó y, aunque aún no ha conseguido ponerse en contacto con él, está contenta y segura de sí misma, a la vez que aún siente su propia energía sexual, sin incomodidad y sin que dependa de él. Dice que ha recuperado su energía vital de kundalini, que duerme y come menos, ¡y que se siente más activa y entusiasta en todo lo que hace!

Jeni Jones

Traducido por Ana Saval-Badía Escribir a Ana

Deja un comentario