Pat Carrington revela un valioso secreto para vencer las resistencias a hacer quehaceres incómodos.

Por la Dra. Patricia Carrington

Una nueva manera emocionante que he descubierto para usar EFT es aplicarla a una lista de ‘Cosas por Hacer’

¿Por qué nos hace falta ayuda con una lista de ‘Cosas por Hacer’? La razón es que mientras las listas de ‘Cosas por Hacer’ son muy útiles, tienen una cualidad de ‘obligación’ que fácilmente nos puede causar resistencia a todos nosotros. A nadie le gusta estar obligado a hacer algo, incluso por nosotros mismos, y si miras una lista de ‘Cosas por Hacer’ que has escrito, notarás algo muy interesante cuando piensas en ponerla en práctica.

EFT puede incorporarse para cambiar el tono de nuestros pensamientos respecto a tal lista y a nuestras reacciones hacia su cumplimiento. El resultado es que estaremos mucho más dispuestos a marcar un mayor número de las tareas al final del día como ‘completadas’.

Imaginemos una lista de ‘Cosas por Hacer’ que tiene como primera tarea un recordatorio de escribirle a cierta persona, ‘Lorraine’, sobre algo que le habíamos solicitado que hiciera para nosotros, pero que hace falta explicar más detalladamente para que pueda decidir si quiere o no acceder a nuestra petición. ¿Qué nos pasa por la mente mientras contemplamos esta tarea?

Si observas tus pensamientos cuidadosamente y vigilas lo que te dices a ti mismo mientras piensas en escribirle a tal persona, verás que ocurre algo como; “Ah, sí, tengo que explicar esto a Lorraine. Podría disgustarse al oír lo que le tengo que decir porque puede que no encaje en sus planes, así que tendré que ser diplomático. Obviamente eso no va a ser fácil. De hecho me produce estrés el solo hecho de sentarme a escribirla. Hará falta concentración y tacto y puede que no le guste lo que le tengo que decir de todas maneras.”… etc… etc.

Nota cómo aumentamos paulatinamente la dificultad de la carta o e-mail que tenemos que enviar a Lorraine, viéndolo como algo pesado y muy difícil.

Ahora, observa lo que ocurre cuando le aplicamos EFT, lo cual recomiendo hagas sistemáticamente a cada tarea en tu propia lista de ‘Cosas por Hacer’. Si hicieras tapping sobre la carta a Lorraine, tu frase de EFT podría ser algo así como:

“Aunque será un problema tener que ser diplomático con Lorraine, y puede que a ella yo no le caiga bien de todas maneras cuando la envíe, elijo que sea liviano y fácil escribirla y libero el deseo de controlar el resultado.”

Después de hacer una ronda de EFT sobre esta frase, cuando mires esta tarea en tu lista de ‘Cosas por Hacer’ de nuevo, podría sorprenderte cómo la pesadez de la tarea ha cambiado. Probablemente ahora verás la tarea de escribir la carta bajo su perspectiva real, como algo que puedes sentarte a hacer rápida y gentilmente, y estar tranquilo con ese concepto.

Cuando se libera la carga de las tareas, normalmente se puede cumplir las tareas de tu lista a un paso mucho más ligero. Aquí hay otro ejemplo de una tarea ficticia de tu lista – Producir 20 ideas para un proyecto sobre EFT. ¡Veinte ideas! ¡En un principio eso puede parecer un número insuperable! Pero nota lo que ocurre cuando aplicamos EFT a este aspecto también. Supón que utilizáramos una frase como:

“Aunque tengo que producir 20 ideas, elijo encontrar una manera increíblemente fácil de hacerlo al incluir nuevas maneras de expresar ideas que he expresado muy bien en el pasado.”

Hacer tapping sobre esto probablemente hará que todo el proceso te resulte mucho más fácil al pensar en ello. Es sorprendente cuán a menudo nos resistimos a dejar que las cosas que tenemos que hacer sean fáciles. Es casi como si no son tan importantes si son fáciles y de hecho si esto te molesta indebidamente, podrías hacer una frase EFT provisional que podría ser algo como:

“Aunque parecería ridículo (como si estuviera haciendo trampas, etc.) si esta tarea fuese demasiado fácil, elijo dejar que sea fácil y estar cómodo con este concepto.”

Ahora supón que después de hacer tapping sobre esta frase automáticamente se elimina el drama de la tarea y simplemente se convierte en ‘algo que hay que hacer’. Es sorprendente cuán a menudo dramatizamos y exageramos las tareas de nuestra lista de ‘Cosas por Hacer’. EFT puede contrarrestar esta actitud.

La tercera tarea en tu lista podría ser revisar un informe. Antes de hacer EFT esto podría parecerte una tarea pesada, pero supón que hicieras tapping diciendo, “Aunque me parece pesado y que lleva mucho tiempo hacer estas revisiones, elijo hacerlas fácil y eficientemente en un periodo de tiempo sorprendentemente corto.”

Al hacer tapping con esta frase, la inmensidad del proyecto podría encogerse y lo verías en su perspectiva correcta.

No puedo expresar lo mucho que aumenta mi productividad cuando utilizo EFT sobre las tareas en mi lista de ‘Cosas por Hacer’ y lo fácil y relajado que acaba siendo el poderlas cumplir. Recomiendo encarecidamente este enfoque a tus listas. Puede cambiar todo el tono de tu día además de incrementar tu nivel de eficiencia, y permitirá una tranquilidad y placer hacer lo que tienes que hacer – algo que las tareas obligadas no poseen nunca.

Muchas descripciones de nuevas maneras de utilizar EFT aparecerán en el libro de la Dra. Carrington que será publicado muy pronto (en inglés); Multiplica el Poder de EFT: 52 Nuevas Maneras de Utilizar EFT que la Mayoría de la Gente Desconoce. (Multiply the Power of EFT: 52 New Ways to Use EFT that Most People Don’t Know About.)

Traducido por Vera Malbaski – Escribir a Vera