Parecía que este caso podía ser resuelto inmediatamente al aclarar un evento importante relacionado, pero Aileen Nobles debía aclarar un evento previo mucho más sensible para llegar al fondo de éste. Envía un mail a Eileen y Visita su sitio

Por Aileen Nobles

Debbie vino a verme porque en su mente no podía ya alcanzar las notas altas cuando cantaba. Ella estaba en un musical y a pesar de no tener el papel principal era bastante visible. Unas semanas antes ella comenzó a tener pánico escénico, sudando y temblando cuando le tocaba cantar. Ella llevaba ya seis meses en el musical y desde el inicio no se sentía a gusto respecto a su canto en las notas altas, pero podía manejarlo. Hace como un mes comenzó a sentir pánico cuando le tocaba cantar. A pesar de que nadie le había dicho nada era un verdadero problema con el que tenía que lidiar día a día.

Cuando le pregunté si podía recordar la primera vez que tuvo este problema con las notas altas, ella dijo que cuando tenía trece años. Ella recordaba a su maestra de música diciéndole “tienes una gran voz excepto cuando tratas de llegar a las notas altas.” En ese tiempo ella estaba consciente de alguna forma que sentía que su garganta se cerraba cuando cantaba en las notas altas. Ella se forzaba a cantar una y otra vez. No había sido así cuando era más pequeña, sino que había sucedido gradualmente después de meses de lecciones de música.

A este punto parecía que era un tema muy fácil de solucionar.

Comenzamos a hacer tapping en:

“Aún cuando ante me sentía a gusto respecto a mi canto, cuando la Sra. Evans me dijo que lo hacía bien hasta que llegaba a las notas altas, perdí mi confianza, pero de todas maneras soy bastante maravillosa.Ella me quitó la confianza.

Estoy enojada con ella, toda la culpa es suya de que no pueda llegar a las notas altas.

Ella podía haber sido más positiva respecto a mi canto

Sé que ella pensaba que me ayudaba, pero en realidad no era así

Sea lo que sea que causa que mi voz desaparezca cuando es momento de llegar a las notas altas, estoy lista para solucionarlo.

Ella dijo que no podía alcanzar las notas altas y ahora realmente no puedo.

La Sra. Evans está en mi garganta; no la necesito en mi garganta. Antes llegaba a las notas altas y quiero volverlo a hacer.

Cuando le pedí a Debbie que dijera “Es tiempo para solucionarlo” enérgicamente, simplemente no parecía que estuviese lista. Ella dijo que todavía sentía algo pegado en la garganta. Lo describió como rojo, púrpura y negro. Estaba duro y pegado. Hicimos tapping en el rojo en el púrpura y en el negro y en lo duro y lo pegado de su garganta hasta que los colores cambiaron y se hizo más suave. Pero algo estaba aún ahí.

Hice que cerrara sus ojos y le pedí que buscara otra experiencia que tuviese guardada en el subconsciente que pudiese estar contribuyendo a este “problema con las notas altas y esta sensación en la garganta,”

Ella dijo que un año antes del problema de las lecciones de canto, ella había sido molestada y amenazada por un grupo de chicos cuando caminaba hacia casa desde la escuela. Ellos le habían cerrado el paso y antes que pudiese gritar uno de los niños cubrió su boca mientras los otros la toqueteaban. Ella trataba de gritar pero el sonido no podía salir.

¡Bingo! Esto estaba conectado.

Debbie tenía lágrimas cayendo suavemente mientras sentía el horror del incidente. Ella también recordaba que ella había tenido muchos sueños donde trataba de gritar y su voz no salía.

Hicimos tapping en:

“Aún cuando estaba aterrada de lo que estos niños me hacían, soy maravillosa de todas formas.

Aún cuando no podía gritar por ayuda, me amo y me acepto completamente.

Aún cuando no sabía qué era lo que me iban a hacer, y estaba aterrada, me amo y me acepto de todas formas.

Mi voz me falló

Mi voz me falló cuando la necesitaba

Estaba en una situación de miedo y no podía gritar. ¿Dónde estaba mi voz?

¿Qué tal si mi voz fuera aún fuerte pero no tuviera permiso de salir?

El tenía su mano sobre mi boca

No fue la culpa de mi voz, estoy dejando ir el miedo de no ser capaz de gritar.

Eran sólo niños jóvenes y tontos.

No sabían el daño que hacían.

Tal vez es tiempo de perdonarlos y perdonar su comportamiento.

La intensidad respecto al incidente estaba ahora difusa y ella realmente no pensaba que fuera importante.

Sólo para asegurarnos le pedí que viera la película del incidente en su mente y la intensidad estaba en dos o tres.

Cuando es hora de llegar a las notas altas eso subconscientemente me recuerda del grito, sé que es totalmente distinto. Estoy a salvo ahora.

Las notas altas ahora no son un grito sino un bello sonido que compartir con otros.

Me perdono y perdono a mi voz por no haber sido oída cuando era joven. Ahora estoy a salvo.

Tengo una bella voz, y ahora como adulto es tiempo de que mi voz sea más fuerte y más bella que nunca, dándole placer a aquellos que la escuchen.

Ahora es seguro que mi voz se escuche, es mi regalo a los demás.

No tengo ninguna razón para no llegar a las notas altas. Es seguro y es tiempo ya.

Ya tengo a la Sra. Evans fuera de mi garganta.

Ahora tengo el grito ahogado fuera de mi garganta.

Puedo llegar a todas las notas, altas y bajas con facilidad.

Todo está dentro de mí, siempre ha estado, y va a estar de hoy en adelante. Mi voz fluye a través de mí como regalo del universo.

Puedo estar en el escenario con total confianza.

Voy a estar mejor que nunca, y estoy emocionada de que suceda

¡Lo elijo, lo permito!

Hice que volviera a ver la película de su próxima actuación en su mente… justo de la forma en que ella lo deseaba. Todo estuvo maravilloso. Debbie ha estado actuando feliz y confiadamente desde esa sesión.

Gracias EFT & Gary.

Namaste

Aileen Nobles

www.aileennobles.com

Traducido por María Elena Blanco – Ir al Sitio WEB de Maria Elena