La Escuela Superior local tiene un procedimiento que los padres deben llamar a la escuela si un estudiante va a estar ausente durante el día. Kelly (nombre cambiado para proteger el culpable), decidiendo faltar a la escuela e irse al Centro Comercial con sus amigas, esperó hasta que sus padres se hubieran ido para el trabajo y llamó a la escuela ella misma. Ésta es la conversación real de la llamada telefónica.

Kelly: “Hola, estoy llamando para informarles que Kelly no puede ir a la escuela hoy porque ella está enferma.

Secretaria en la Escuela Superior: “Oh, siento oír eso. Observaré su ausencia. ¿Quién llama?”

Kelly: “Ésta es mi madre.”

Autor Desconocido

Traducido por Nidza Busse