Profundizando para encontrar temas centrales – Reconexión con un trauma que estaba detrás de los síntomas de fiebre del heno – AHEFT

Vean como Mair Llewellyn, Master EFT del Reino Unido busca los detalles detrás de los síntomas de su cliente.

Por Mair Llewellyn, Master EFT
Éste es un artículo acerca de la reactivación del bienestar desde los archivos de la mente inconsciente. Mi creencia es que resulta útil frecuentemente conectarse a un programa de bienestar ya existente dentro de la mente inconsciente. Este método realza los tremendos beneficios de limpiar traumas con EFT. En este artículo usé un enfoque combinado de reducción de síntomas y limpieza de traumas así como un protocolo de historia positiva.
Para ilustrar el trabajo del mecanismo de reconexión, relataré la jornada con un solo cliente, a quien llamaremos Jamie. Jamie me visitó el verano pasado con ojos llorosos y con picazón y otros síntomas típicos de la fiebre del heno. El verano para Jamie había sido realmente miserable durante los últimos veinte años. Había logrado pocos beneficios con las medicaciones anti-histamínicas y sus síntomas se hacían peores progresivamente. Esto es frecuentemente el caso, principalmente debido a que con práctica nos hacemos mejores en casi todo. Un ejemplo de esto es cuando al conducir una bicicleta, al hacerlo repetidamente nos hacemos más adeptos al ciclismo. Desafortunadamente, por esta razón, las reacciones a los patrones de conducta que no queremos – o que ya no tienen un propósito útil – se pueden hacer habituales y nos hacemos “mejores” al llevarlos a cabo.
Afortunadamente, podemos hacer que los traumas y las creencias limitantes se desvanezcan como por magia cuando se usa EFT para neutralizar sus raíces emocionales. Realicé a Jamie algunas preguntas acerca de sus síntomas y también respecto a lo que sucedía a su alrededor la primera vez que los percibió. Él dijo que sus primeros recuerdos de sentir su respiración constreñida fue cuando tenía seis años y estaba en unas vacaciones familiares de campamento en una granja. Hacia el final de las vacaciones, su respiración se hizo tan difícil que sus padres lo llevaron al doctor del pueblo. El doctor escuchó su pecho y lo despachó con una receta para anti-histamínicos. Cada verano desde entonces, Jamie ha estado medicado con anti-histamínicos.
Durante nuestra primera consulta, al cavar profundamente en la memoria de Jamie acerca de aquel ataque de pánico sin respiración, se dio cuenta que sucedió al final de la segunda semana de vacaciones. Durante todo el tiempo en la granja el cosechador estuvo trabajando en los campos vecinos. Sin embargo, la reacción “alérgica” no se dio sino hasta ya entradas las vacaciones. Le pregunté si antes de este problema estaba disfrutando sus vacaciones. Él recordaba este tiempo como absolutamente fantástico, porque había muchos primos y amigos para jugar. Jamie dijo que había celebrado su sexto cumpleaños alrededor de una semana antes de experimentar su trauma respiratorio.
Me di cuenta, mientras él hablaba de sus memorias, que estaba experimentando algunos síntomas de angustia. Así que en ese momento le solicité que me siguiera en una rutina EFT. Este periodo de hacer tapping enfocando hacia sus síntomas actuales y también reconectándolo a la experiencia de las vacaciones. También utilicé preguntas abiertas como “Mis síntomas de fiebre del heno sucedieron porque…”
Después de bastante tapping, Jamie reportó una reducción pequeña en sus molestias. Durante esta sesión hicimos un CD de audio como ayuda de memoria respecto a la rutina de EFT. Esta grabación también incluía sugerencias de tarea. Esta tarea estaba dirigida a que utilizara EFT en descripciones más específicas de cualquier incomodidad que sintiera. Acentué el tremendo valor de que realmente se diera cuenta de cambios en la calidad o nivel de los síntomas que ocurrieran. Jamie estaba feliz de la idea de buscar estos síntomas, especialmente después de discutir el concepto de la técnica de “cazar el dolor”.
Justo antes de irse, escribió también algunas frases para trabajar en ellas, como “a pesar de que fueron unas grandes vacaciones con toda mi familia – no ha sido divertido tener esta reacción que todavía ahora me molesta”, “a pesar de que no entiendo por qué tuve esta reacción a mitad de mis vacaciones – estoy abierto a la posibilidad de descubrir por qué, de alguna forma”. En adición a hacer esta tarea de tapping, también le pedí que preguntara a sus padres si ellos tuvieran alguna información que permitieran saber de eventos anteriores de sensibilización que pudieran abrir otras posibles puertas a su libertad.
Al regreso de Jamie una semana más tarde, reportó algunas cortas ráfagas de mejoría pero que sus síntomas regresaban rápidamente. Desafortunadamente, nadie en la familia fue capaz de darle datos sobre el problema. Nuestra segunda sesión exploró el hacer tapping de EFT y que Jamie tratara de adivinar qué pudo haber pasado en esas fatídicas vacaciones. Mientras hablaba de eventos y sentimientos imaginados, él hacía tapping de EFT y contaba la historia. Después de esto, pareció tener mejoría en sus síntomas.
Cuando le pregunté qué le hacían recordar estos síntomas de cuando era más joven, él parecía en blanco. Como su adivinar había sido hasta ahora fructífero, estaba feliz haciendo tapping y al mismo tiempo inventando memorias imaginarias de lo que esto le recordaba. No había manera de saber si sus inventos se acercaban o no a la realidad. Sin embargo, después de esto, reportó una mejoría notable de comodidad en su garganta y ojos que hizo parecer que sus invenciones inconscientes se acercaban a la verdad.
Hacia el final de la segunda sesión, le pedí que me contara otra vez la historia de las vacaciones y que hiciera tapping de EFT mientras tanto. Le recomendé que empezara al inicio de sus vacaciones describiendo como se sentía en ese momento. Él describió sus sentimientos de libertad y felicidad estivales totales y completas. El había estado trabajando ayudando a mover la paja para que se secara bajo el sol. Su familia y amigos pasaron muchas horas de la primera semana en el exterior y haciendo picnic en los campos.
Me pareció evidente que mientras hablaba en esta forma tan animada, su respiración y sus ojos mejoraban notablemente. Me pareció que revivía esta libertad mientras hablaba de ella – le pregunté qué tanto quería vivir, respirar y sentirse así de bien cada verano desde ahora. Jamie no necesitó contestar mi pregunta, su asentimiento entusiasta y su feliz y energético tapping me contestaron al momento.
En la tercera visita, reportó una mejoría notable de sus síntomas de fiebre de heno. También me comentó que normalmente se hubiese mantenido lejos del jardín, especialmente durante el tiempo que su hijo cortaba el césped. En vez de esto, decidió probar el beneficio de su tarea de tapping. A pesar de enfrentarse con situaciones potencialmente difíciles, no tuvo ninguna molestia. Le pregunté si estaría dispuesto a contar la historia de sus vacaciones desde esta nueva experiencia de libertad veraniega hasta sus síntomas de dificultad respiratoria y la visita al doctor. Le pedí que me informara si empezaba a sentir alguna molestia emocional mientras lo hacía, para que pudiéramos utilizar EFT para trabajar en algún tema importante.
Como antes, al contar su historia comenzó muy animado a relatar cuando estuvo cooperando en el proceso de mover y embalar la paja. Recordó como algunos de sus primos mayores construían casas de las pacas y como jugaban todos dentro de estas pequeñas casas. En este punto, su respiración se hizo más difícil, así que le hice tapping al mismo tiempo que él lo hacía a sí mismo, dada su obvia angustia. Más tarde, cuando se calmó progresamos en la historia, parando y aclarando en el camino – recordó que una de las pacas de paja había caído sobre él, creando una cantidad considerable de polvo y fragmentos de paja que obviamente obstaculizaron su respiración y lo asustaron.
Hacia el final de la tercera sesión juntos, Jamie volvió a contar su historia sin alteraciones excesivas en su sistema de energía. Completamos nuestra sesión con Jamie hablando otra vez acerca del inicio de las vacaciones, describiendo su libertad veraniega total y al mismo tiempo haciendo tapping continuamente. En la cima de esta feliz experiencia de libertad estábamos creando una ancla sinestésica positiva a partir de esas fantásticas imágenes y sentimientos. La siguiente semana estuve feliz cuando llamó para decirme que no necesitaría de otra cita porque todavía sentía la misma libertad de mente y cuerpo que recordaba antes del accidente con la paca de paja.
Jamie también me dijo algo más que me fascinó y que es un giro interesante de su historia. Cuando le contó la historia de la paca de paja a su madre y le platicó de lo que sucedió en aquellas vacaciones, ella se veía muy impresionada. Entonces, ella le relató inmediatamente su historia. Aparentemente, cuando él tenía sólo dos días de nacido, tuvieron que llamar a una ambulancia para llevarlo a urgencias puesto que no podía respirar. Cuando llegaron a la sala de urgencias, el doctor utilizó un tubo especial para limpiar las mucosidades de su boca y garganta.
Jamie, inteligentemente, hizo tapping en sí mismo mientras su madre le refería este trauma. Su madre le dijo que en esa época estaba segura que su pequeño recién nacido moriría. Ella dijo que Jamie se había puesto azul y que lo único que ella podía hacer era frotar su espalda con la cabeza colgando sobre sus rodillas, mientras esperaba que llegaran a ayudarle. Su ansiedad y su impotencia y la carga emocional dentro de ella mientras contaba su historia fue muy obvia para Jamie, así que le pidió a su querida madre que le siguiera en una rutina de tapping mientras hablaba.
Coincidencia tal vez – creo que no. Creo que esta experiencia aterradora al jugar con la paja, le recordó a su inconsciente el casi morir a los dos días de nacido. A los seis años, otra vez su mente inconsciente se disparó, lógicamente, por la paca cayendo y su dificultad en respirar. Esto creo una reacción extrema y la asociación con la impotencia que sintió cuando era un pequeño bebé luchando por su respiración y un niño de seis años con dificultad de respirar.
La última Navidad recibí una tarjeta de navidad de Jamie. Ésta también está firmada por su madre y me cuentan que están mucho más felices después de neutralizar esta terrible memoria de los archivos de sus mentes.
Mair Llewellyn, Master EFT y Entrenadora Internacional.
Traducido por Maria Elena Blanco Escribir a Maria Elena
   

Deja un comentario